+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica







De las Senadoras Cristina Díaz Salazar, Diva Hadamira Gastélum, Hilda Flores Escalera, Lilia Merodio Reza, Leticia Herrera Ale, Itzel Sarahí Ríos y María Elena Barrera Tapia, con proyecto de decreto por el que se adiciona una fracción I Bis al artículo 118 de la Ley General de Salud, para promover en la población, la educación y medidas necesarias para limitar la exposición al medio ambiente.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS DE LA CÁMARA DE SENADORES.


La iniciativa propone que la Secretaría de Salud promueva en la población la educación y medidas necesarias para limitar la exposición al medio ambiente.

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE  ADICIONA UNA FRACCIÓN I BIS AL ARTÍCULO 118 DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE PROMOVER EN LA POBLACIÓN LA EDUCACIÓN Y MEDIDAS NECESARIAS PARA LIMITAR LA EXPOSICIÓN AL MEDIO AMBIENTE.

Las que suscriben, CRISTINA DÍAZ SALAZAR, DIVA HADAMIRA GASTÉLUM, HILDA FLORES ESCALERA, LILIA MERODIO REZA,  LETICIA HERRERA ALE, ITZEL SARAÍ RÍOS DE LA MORA Y MARÍA ELENA BARRERA TAPIA, Senadoras de la República, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y Partido Verde Ecologista de México de la LXII Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los artículos 8, numeral 1, fracción 1; 164, numeral 1; 169 y demás relativos del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta Honorable Asamblea la siguiente: INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE  ADICIONA UNA FRACCIÓN I BIS AL ARTÍCULO 118 DE LA LEY GENERAL DE SALUD, EN MATERIA DE PROMOVER EN LA POBLACIÓN LA EDUCACIÓN Y MEDIDAS NECESARIAS PARA LIMITAR LA EXPOSICIÓN AL MEDIO AMBIENTE,conforme a la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La alergia es una respuesta de hipersensibilidad inmunológica que se activa como resultado de la exposición a cierto tipo de antígenos, en sujetos predispuestos de forma genética y sensibilizados con anterioridad a esos antígenos.

Los antígenos que inducen reacciones alérgicas se denominan alérgenos e incluyen a una gran variedad de moléculas, en su mayor parte de origen orgánico. Los alérgenos más comunes son sustancias derivadas de ácaros del polvo de casa, pólenes (malezas, pastos y árboles), hongos, epitelios de mamíferos, alimentos, fármacos e insectos.

Si bien son diversos los mecanismos inmunológicos que pueden participar en la fisiopatología de las enfermedades alérgicas, el señalado con más frecuencia es el de hipersensibilidad inmediata mediada por IgE. En este mecanismo, como afecto de la sensibilización a un alérgeno en particular, se produce IgE específica que es captada por receptores de alta afinidad localizados en la superficie de basófilos y células cebadas. Cuando ocurre una reexposición al mismo alérgeno, la interacción de éste con la IgE específica produce la desgranulación de estas células, con la consecuente liberación de mediadores de la inflamación, como histamina, prostaglandinas, leucotrienos, factor activador de plaquetas y citosinas. La acción de estos mediadores en las mucosas y otros tejidos da lugar a los cambios fisiopatológicos responsables de la aparición de los signos y síntomas característicos de las enfermedades alérgicas. Las manifestaciones clínicas que aparecen en los pacientes dependen de los órganos afectados por la respuesta alérgica.

Los padecimientos alérgicos más comunes incluyen a la rinitis o rinoconjuntivitis alérgica, el asma (atópica), la dermatitis atópica, la urticaria y el angioedema, la alergia gastrointestinal y la anafilaxia.

Durante las últimas dos décadas se ha observado un incremento considerable de la prevalencia de las enfermedades alérgicas a nivel global. En general, éstas afectan a alrededor del 20% de la población mundial, aunque la prevalencia varía según sean la edad, la etnia, la zona geográfica y el grado de desarrollo social de las poblaciones estudiadas.

De acuerdo con los resultados de la Fase III del Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Infancia (ISAAC, por sus siglas en inglés), en el que participaron 237 centros ubicados en 98 países, la prevalencia de síntomas de rinitis, asma y dermatitis, atópica, respectivamente, es de 13.4% (1.4-39.7), 14.3% (1.6-36.7) y 7.5% (0.0-20.5) a nivel global y de 16.2% (8.4-34.5), 17.0% (6.6-27.0) y 7.2% (3.7-11.4) en Latinoamérica. En México, la prevalencia de síntomas de asma y rinoconjuntivitis alérgica, respectivamente, es de 8.4% y 7.2% en niños de seis a siete años y de 11.6% y 17.1% en adolescentes de 13 a 14 años.

Las enfermedades alérgicas se caracterizan por una variabilidad en el tipo y gravedad de sus manifestaciones clínicas. De forma adicional, es común la coexistencia de dos o más padecimientos alérgicos en un mismo paciente.

El diagnóstico de las enfermedades alérgicas se basa en particular en la historia clínica del paciente. La aparición de síntomas sugestivos de alergia después de la exposición a posibles alérgenos hace sospechar con firmeza en la posibilidad de un padecimiento alérgico, sobre todo en individuos con antecedentes familiares o personales de atopía. De acuerdo con el tipo de trastorno, diversos estudios auxiliares pueden apoyar el diagnóstico, diagnóstico diferencial e identificación de complicaciones. La sensibilización a alérgenos se confirma mediante pruebas cutáneas o la identificación in vitro de IgE sérica específica. En algunos casos puede ser necesaria la realización de pruebas de inducción.

Aunque el tratamiento debe siempre individualizarse para cada persona, en general incluye educación al paciente, medidas para limitar la exposición a los alérgenos causantes (incluidos el control del medio ambiente y las dietas de eliminación, cuando sea necesario) y tratamiento farmacológico sintomático (antihistamínicos, descongestionantes, broncodilatadores) y antiinflamatorios (modificadores de leucotrienos, corticosteroides tópicos o sistémicos). El uso de anticuerpos monoclonales puede está indicado en los casos graves que no pueden controlarse con el tratamiento convencional.

Actualmente existe literatura científica que sugiere que la contaminación del aire en las grandes ciudades –causada por el intenso tráfico vehicular y por las industrias- aumenta la sensibilidad de las vías aéreas a los aeroalérgenos inhalados en pacientes atópicos. Los contaminantes en el ambiente de estas zonas con el ozono, óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre y materia particulada. La exposición a estos componentes daña la mucosa y el mecanismo de limpieza mucociliar, lo que facilita la penetración de los alérgenos en la vía aérea. En pacientes susceptibles, estos cambios son causa de exacerbación de enfermedades respiratorios. Por otro lado, las alteraciones que provocan los contaminantes atmosféricos en los pólenes o alérgenos derivados de ellos pueden incrementar la alergenicidad de los mismos.

Si bien en el interior de las grandes ciudades la concentración de granos de polen es menor que en las zonas rurales, es en las grandes metrópolis donde se ha informado una alta prevalencia de enfermedades respiratorias alérgicas y mayor gravedad de los síntomas en sujetos hipersensibles. Varios estudios sugieren que esto podría deberse a la interacción entre los contaminantes de las ciudades y los pólenes, lo que potencialmente podría provocar un incremento en la alergenicidad de los mismos. De hecho, se ha demostrado que los contaminantes pueden tener un efecto directo sobre el propio grano al liberar sus antígenos y modificar su alergenicidad, que al ser inhalados inducen asma. Adicionalmente, también se ha observado que las partículas procedentes de la combustión del diésel pueden recubrir al polen, incrementando de forma significativa la síntesis de IgE en pacientes atópicos.

Un reciente estudio en dos ciudades españolas con diferentes índices de contaminación demostró otros efectos que pueden producir los contaminantes en la población polínica. Se observó que los pacientes con polinosis que viven en lugares más contaminados presentan exacerbación de sus síntomas alérgicos respecto a un grupo similar que vive en un lugar menos contaminado.

Las PED (partículas de escape de diésel) contienen un núcleo de carbón, similar al carbón negro, sobre el que se depositan hasta 700 componentes orgánicos diferentes de alto peso molecular, formados por una compleja mezcla de gases tales como monóxido de carbono (CO), óxidos nítricos (NO, NO2), SO2 (dióxido de azufre), hidrocarburos, formaldehído, metales y partículas de carbón. Las PED actúan de manera sinérgica junto con los alérgenos, incrementando la producción de IgE específica. Por otro lado, se ha comprobado que los contaminantes particulados (PED) inducen la expresión de citosinas Th2 (IL4, IL5 e IL13), y este predomino Th2 se considera crucial en el desarrollo de la respuesta alérgica. Más recientemente se ha podido evidenciar que las partículas de diésel también son capaces de absorber los antígenos mayoritarios de gramíneas, así como de transportarlos a las vías respiratorias distales, desencadenando episodios de asma en individuos sensibilizados.

El diésel, por otra parte, es capaz de agudizar el asma (tanto en pacientes alérgicos como no alérgicos), al disminuir el aclaramiento mucociliar e incrementar la permeabilidad de las células del epitelio respiratorio a los alérgenos, lo que permite la persistencia del alérgeno en la mucosa aérea facilitando la respuesta inmune. Por otro lado, cuando las células epiteliales del tracto respiratorio entran en contacto con las PED, liberan mediadores proinflamatorios tales como ILE8 o GM-CSF. Adicionalmente las PED también inducen la expresión de moléculas de adhesión (ICAM) en estas células. Interesantemente se ha encontrado que este tipo de respuesta predomina en asmáticos.

El impacto del cambio climático sobre las plantas alergénicas y los atributos de los pólenes podrían disparar la prevalencia, gravedad, duración y frecuencia del asma y la rinitis, lo que traería como consecuencia costos adicionales en el cuidado de la salud en la gente que padece estas enfermedades.

Pese a que, con excepción de lo que ocurre en la anafilaxia y el asma grave, la mortalidad relacionada con los padecimientos alérgicos es baja, el carácter crónico de éstos y sus complicaciones hacen que a menudo se vea afectada la calidad de vida de los pacientes. Dicha situación, aunada a su elevada prevalencia y al efecto social y económico, ubica a las enfermedades alérgicas como un problema actual de salud pública.

Por lo antes expuesto y fundado me permito someter a la consideración de esta soberanía el siguiente:

PROYECTO DE DECRETO

ÚNICO.- Se adiciona una fracción I Bis al artículo 118 de la Ley General de Salud, para quedar como sigue:

Artículo 118.

I…

I Bis.- Promover en la población la educación y medidas necesarias para limitar la exposición al medio ambiente.

TRANSITORIO

Único. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el salón de sesiones de la Comisión Permanente, el día 5 de agosto de 2015.

Atentamente,


 Sen. Cristina Díaz

Sen. Diva HadamiraGastélum

Sen. Hilda Flores Escalera

Sen. Lilia Merodio Reza

Sen. Leticia Herrera Ale

Sen. Itzel Saraí Ríos De La Mora

   

Sen. María Elena Barrera Tapia