+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Desechada Ficha Técnica

Del Dip. Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara, con punto de acuerdo por el que la Comisión Permanente repudia el asesinato perpetrado contra el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y exige castigo a los responsables de este artero crimen que atenta contra las libertades democráticas y la gobernabilidad del país.

SE TURNÓ A LA PRIMERA COMISIÓN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL CONGRESO DE LA UNIÓN REPUDIA EL ASESINATO PERPETRADO CONTRA EL FOTOPERIODISTA RUBÉN ESPINOSA BECERRIL Y EXIGE CASTIGO A LOS RESPONSABLES DE ESTE ARTERO CRIMEN QUE ATENTA CONTRA LAS LIBERTADES DEMOCRÁTICAS Y LA GOBERNABILIDAD DEL PAÍS

Los que suscriben, MANUEL RAFAEL HUERTA LADRON DE GUEVARA, diputado de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, integrante de la Agrupación MORENA y senador MANUEL BARTLETT DÍAZ, miembro del Senado de la República, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 58, 59 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, sometemos a consideración de esta H. Asamblea la siguiente proposición con punto de acuerdo de urgente u obvia resolución, bajo las siguientes:

Consideraciones

México atraviesa por la peor crisis humanitaria de que se tenga memoria. La violencia y la inseguridad han cobrado ya muchas víctimas. Como se ha denunciado públicamente, varios de sus autores están incrustados en los aparatos gubernamentales sean municipales, estatales o en el federal. Con razón voces autorizadas han señalado que vivimos en un Estado mafioso.

Así parece estar documentado en el caso de la desaparición forzosa de los 43 normalistas de Ayotzinapa, que se suma a la ya larga cadena de violencia estatal contra inocentes y luchadores sociales. El artero crimen cometido contra el fotorreportero Rubén Espinosa Becerril y cuatro mujeres, cuyos cuerpos fueron encontrados el viernes pasado, tiene también un ostensible móvil político con fines de exterminio. Los indicios involucran ya al gobierno de Veracruz, encabezado por Javier Duarte Ochoa, señalado por las propias víctimas como el responsable de lo que pudiera sucederles; así lo muestra el video de Nadia Vera, joven activista social ultimada por los sicarios, difundido ampliamente por medios electrónicos.

Como antes se ha denunciado, con la muerte de Espinosa suman 88 periodistas asesinados en el país en los últimos años. En Veracruz, de donde salió huyendo de las amenazas Rubén Espinosa, se ha incrementado sin precedentes la violencia contra este gremio. A finales del año pasado, la organización independiente de derechos humanos Artículo 19 había documentado 41 ataques a comunicadores en la entidad, entre ellos los asesinatos del reportero Gregorio Jiménez, Regina Martínez corresponsal de Proceso y de Moisés Sánchez, periodista del Municipio de Medellín. En ninguno de los casos se ha conseguido castigar a los responsables.

El crimen contra Rubén Espinosa, fotoperiodista de la agencia Cuartoscuro y corresponsal de la revista Proceso, se agrega al ambiente de terror instalado en las redacciones de los diarios y las revistas independientes y críticos. Golpea a los profesionistas comprometidos con decir la verdad y con la tarea de evidenciar las injusticias. Es un ataque a la libertad de expresión. Es un mensaje de muerte contra aquellos que se atreven a poner al desnudo la incompetencia y la corrupción gubernamental.

La responsabilidad apunta al gobierno de Javier Duarte por el clima de violencia auspiciado desde sus oficinas: al menos 10 de los homicidios han ocurrido durante su mandato. El propio gobernador ha contribuido con sus declaraciones a sembrar la violencia; hace unas semanas se dirigió a los periodistas y les soltó una advertencia, les dijo: "Se lo digo a ustedes, por su familia(…). Pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos, dicen que en Veracruz sólo no se sabe lo que todavía no se nos ocurre. Todos sabemos quiénes, de alguna u otra manera, tienen vinculación con estos grupos... todos sabemos quiénes tienen vínculos y quiénes están metidos con el hampa... ¡Pórtense bien, por favor!, se los suplico. Vienen tiempos difíciles".

Esa fue la arenga del gobernador frente a reporteros sin que se haya hecho cargo hasta hoy de sus palabras, ni de respaldar con pruebas lo que había dicho irresponsablemente. Ese fue el anuncio de lo que vendría y de lo que podría ocurrir a periodistas como Rubén Espinosa, a quién en otro momento el vocero del gobierno de Veracruz le gritó “Considérateenemigo del pueblo”, al impedirle la entradaa una conferencia de prensa que el gobernador Duarte daría, como lo ha hecho saber Lydia Cacho.

Sin embargo, el multihomicidio tiene otra connotación: es la evidencia de una política de exterminio a sectores de la sociedad equiparable al crimen de lesa humanidad, porque se constituye en un crimen grave de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto.Es la prueba de una política deliberada del Estado por acabar con la libertad de expresión y con las personas dedicadas a difundir la verdad a través de los medios de comunicación independientes. Es parte de un ataque generalizado contra unsegmento de la población civil.

Por su naturaleza de crimen de Estado es responsabilidad directa de Enrique Peña Nieto, su esclarecimiento y el castigo ejemplar -y sin concesiones- a sus autores intelectuales y materiales dependen de él. Si este crimen queda impune, será su culpa.

Por la magnitud del suceso es el momento de detener esta oleada de inseguridad y violencia mortífera que nos puede conducir a la ingobernabilidad y a la inviabilidad de nuestro país como hogar pacífico de todos los mexicanos.

Lo decimos de esta manera porque según se ha difundido cada 26 horas un periodista es agredido, y la mayoría de las agresiones contra periodistas provienen del poder y no de los criminales. Del total de ataques documentados en 2014 por Artículo 19, 156 provenían de funcionarios públicos, en 86 casos se desconocía al agresor, 56 fueron ejecutados por particulares, 11 por una organización sindical y 8 por el crimen organizado. Así que la principal línea de investigación en el caso de Rubén Espinosa y las cuatro mujeres asesinadas debe apuntar al Estado.

Asimismo, es responsabilidad de las y los legisladores que integran la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, repudiar este salvaje crimen y contribuir a detener la política de exterminio contra periodistas y luchadores sociales.

Por lo antes expuesto y de conformidad con las disposiciones legales invocadas en el proemio, sometemos a consideración de esta Soberanía la siguiente proposición con

Punto de Acuerdo

Primero.La Comisión Permanente del Congreso de la Unión repudia el asesinato perpetrado contra el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, Nadia Dominique Vera Pérez, Yesenia Quiroz Alfaro y dos mujeres más cuyas identidades se desconocen hasta ahora, y exige castigo ejemplar a los responsables de este artero crimen que atenta contra las libertades democráticas que tanto esfuerzo ha costado conquistar a los mexicanos y la gobernabilidad del país.

Segundo. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exige a las autoridades federales y al Gobierno del Distrito Federal, una pronta y exhaustiva investigación del crimen que permita castigar ejemplarmente a los culpables y detener el clima de violencia contra los periodistas.

Tercero. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta al gobernador del Estado de Veracruz, Javier Duarte Ochoa, a separarse de su encargo, en tanto se llevan a cabo las investigaciones que posibiliten el esclarecimiento del asesinato de Rubén Espinosa Becerril, y a colaborar en las diligencias que se practiquen en el caso.

Cuarto. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión hace un llamado enérgico a las autoridades federales, estatales y municipales para que restablezcan el clima de paz y tranquilidad en el país, particularmente de seguridad para que los periodistas puedan ejercer su profesión en libertad.


Diputado

Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara

Senador

Manuel Bartlett Díaz.



Salón de Sesiones de la Comisión Permanente a 5 de agosto de 2015.

Documentos Relacionados: