+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. Marco Antonio Blásquez Salinas, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta a la titular de la Secretaría de Desarrollo Social a adoptar un paradigma nuevo en la estrategia de superación de la pobreza.

SE TURNÓ A LA SEGUNDA COMISIÓN.


El senador MARCO ANTONIO BLÁSQUEZ SALINAS, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la LXII Legislatura, en ejercicio de la facultad que le confieren los artículos 122 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos así como en los artículos 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos somete a consideración de esta Asamblea la siguiente Proposición con Punto de Acuerdo por el quese exhorta, con toda atención, al titular de la Secretaría de Desarrollo Social, como cabeza de sector, para que adopte un paradigma nuevo en la estrategia de superación de la pobreza introduciendo el componente de desarrollo de habilidades de los beneficiarios de las acciones y programas en general así como a instrumentar una política pública de producción comunitaria y familiar de alimentos en particular, a partir de un esquema de micro-finanzas y con un enfoque de resultados para elevar en el corto plazo significativamente el nivel de vida de las familias mexicanas que se encuentran en la línea de la mera subsistencia, con base en las siguientes:

C o n s i d e r a c i o n e s

Sobre la insuficiencia del modelo actual.

El último reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social pone de manifiesto, sin duda alguna, la necesidad de un paradigma nuevo en la estrategia para superar la pobreza. El porcentaje de nuestra población que carece de lo elemental para llevar una vida digna es prácticamente el mismo que cuando comenzaron este tipo de mediciones en 1992. Los miles de millones de pesos que durante más de un cuarto de siglo se han gastado en diversos programas sociales son prueba de que el enfoque asistencialista resulta hoy día del todo obsoleto. La única forma duradera y viable a largo plazo para rescatar altos volúmenes de personas de la pobreza radica en la perspectiva del desarrollo de habilidades de los propios beneficiarios.

Aunque el índice es multidimensional, el indicador principal del CONEVAL es el ingreso, el cual se utiliza para establecer un umbral que se denomina la Línea de la Pobreza. Con ello se mide lo que se conoce como Canasta Básica de Consumo. Esta se integra a su vez por una Canasta Alimentaria y una Canasta de Bienes y Servicios no Alimentarios. En este orden de ideas, se construye un referente en torno a los satisfactores como la educación, la alimentación, la salud, el empleo y la vivienda al menos con agua y drenaje. En un país como el nuestro donde el crecimiento económico se encuentra estancado durante los últimos 30 años, a pesar de haber celebrado docenas de Tratados de Libre Comercio; de haber obtenido recursos cuantiosos en la época del auge de los hidrocarburos y de recibir miles de millones de pesos en remesas, resulta evidente que se debe asumir un indicador nuevo además del mero ingreso y éste ha de descansar en la capacidad de las personas que se ubican en los deciles más bajos de la escala social para generar su propia economía, esto es, para ser autónomos más allá de los vaivenes del mercado, expuesto a los embates de la especulación tanto domésticos como provenientes del entorno económico externo.

El reto de la pobreza.

Bajo estos parámetros, quien sufra por lo menos de una carencia social y no logre que su ingreso se coloque por encima de la línea de bienestar, se considera que es una persona en situación de pobreza. Lo anterior en razón de que el CONEVAL mide el ingreso y las carencias sociales, como el acceso a la salud, la seguridad social, la alimentación, la vivienda bajo criterios de espacio y calidad y, finalmente, el rezago educativo.

De acuerdo a los resultados del CONEVAL, las personas que no logran superar la línea de pobreza se elevaron del 45.5 por ciento en 2012 al 46.2 por ciento en 2014. Respecto a la pobreza extrema se obtuvo una caída de tres décimas ya que la población en dicha situación pasó del 9.8 por ciento al 9.5 Esto significa que las y los mexicanos pobres no están en aptitud de surtir la canasta básica, carecen de acceso a la seguridad social y sus hijos están condenados al mismo destino por la ausencia total de oportunidades.México es la segunda mayor economía de América Latina pero no es capaz de brindar oportunidades a 55,3 millones de personas que son pobres.

El número de mexicanas y mexicanos que cayeron en la pobreza fue de aproximadamente 2 millones de individuos. De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos OCDE, nuestro país es el único de América Latina que retrocedió en la lucha contra la pobreza. Cabe mencionar que se consideran en la pobreza extrema a las personas que tienen un ingreso inferior al de la línea de bienestar, el cual se ha determinado en aproximadamente $77 dólares de los Estados Unidos de América para el ámbito urbano y en 53 para el rural, además de que presentan tres o más carencias sociales. Aun cuando se logró sacar de dicha situación a cerca de 100.000 personas en contraste con el 2012, la realidad es que viven en condiciones paupérrimas 11,4 millones de personas en la República mexicana.

Al hacerse públicas las conclusiones del CONEVAL, reacciones de todo tipo no se hicieron esperar. Van desde quienes se resignan a que los segmentos demográficos de escasos recursos se irán achicando con el paso del tiempo hasta quienes consideran la situación como vergonzante y exigen una solución inmediata. Algunos más se han dedicado a analizar los datos y, desde tiempo atrás, investigan las causas del carácter crónico de la pobreza que aqueja a las últimas generaciones de mexicanas y mexicanos. [*] Los diversos estudios que se han practicado en torno a la pobreza señalan como sus principales factores a la falta de crecimiento económico, a la dispersión de diferentes núcleos de población así como al crecimiento demográfico. Los postulados anteriores son válidos en función del modelo económico que se tome en cuenta para el análisis. Desde una óptica de economía de mercado, con escasa regulación y vocación exportadora, resulta lógico esperar a que la actividad económica dependiente de ese espacio de intercambio de bienes y servicios se expanda para que gradualmente vayan incorporando a las masas proletarias. Éste fenómeno de expansión económica implica necesariamente considerar a los pobres como un ejército de mano de obra disponible al cual, sin tomar en cuenta la dignidad como personas se le denomina ahora como capital humano, es decir, un mero componente más de carácter accesorio en los negocios. Esta visión queda condicionada a que la superación de la pobreza se produce únicamente en el largo plazo ya que ante la inmensidad de los millones de pobres que se requiere incorporar a las escasas fuentes de empleo, el salario necesariamente es bajo y poco remunerador. Y se nos dice que es mejor un salario de hambre a ninguno.

Sin embargo, existe otra forma de ver las cosas e intentar nuevas soluciones. La verdad es que la economía mexicana no está integrada por un bloque monolítico sino que se forma por un mosaico de pequeños circuitos de actividades que dan lugar a economías comunitarias y regionales. Aún dentro de la demarcación territorial de un municipio se pueden identificar con claridad espacios económicos autónomos debidamente constituidos. Es en estos micro espacios que han surgido tanto un nuevo acercamiento académico como experiencias exitosas en tornoal desenvolvimiento económico de los pobres. Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz de 2006 "por sus esfuerzos para incentivar el desarrollo social y económico desde abajo"y fundador del Grameen Bank [*]así como la fundaciónInternational DevelopmentEnterprises de Paul Polak [*] son ejemplos puntuales de que a través de apoyo con objetivos específicos que estimule las habilidades y la capacidad productiva de los pobres, estos por sí mismos logran consolidar un estado de bienestar. El lugar del enfoque asistencialista, los recursos de por sí reducidos se deben dedicar para crear capacidades que permitan a los pobres la creación de mercados en sus comunidades mientras el ansiado crecimiento económico llega a esas zonas aisladas donde ellos habitan.

No es casualidad que las entidades federativas con mayores niveles de pobreza se encuentren en zonas de exclusión social aguda. Por ejemplo, el estado de Guerrero donde tradicionalmente se encuentran los municipios más pobres del país, se caracteriza porque más del 80% de su territorio es propiedad social en manos de comunidades y ejidos. En consecuencia, cualquier esquema de superación de la pobreza en lugar de pretender el crecimiento económico a través de empresas y mano de obra de corte individualista, debiera más bien adaptarse a las formas comunitarias y aprovechar el sentido solidario para crear incentivos a la producción comunitaria. Los estudios del CONEVAL tienen como una de las principales conclusiones que las familias pobres gastan casi todo su ingreso en alimentos. Pues bien, las formas sociales comunitarias que caracterizan al sur del país son espacios idóneos para la producción de alimentos que permita eficacia al derecho a la alimentación a través de productos sanos y nutritivos y que, por tanto, la porción destinada a ellos de su ingreso quede liberada para otros gastos igualmente apremiantes.

En este orden de ideas, al igual que existen bancos para apoyar a las grandes empresas exportadoras así como a las cadenas productivas satélites muchas de ellas de empresas nacionales, se hace necesario contar con un sistema financiero que, de modo similar al Grameen Bank de Bangladesh, no sólo atienda las necesidades financieras sino que estimule a las personas de escasos recursos a organizarse y crear sus propios mercados para conectarse con los mercados nacionales de los que hablan los economistas. Aún cuando en muchos lugares no se cuenta con agua o quizás espacio suficiente, los huertos familiares y comunitarios son una solución viable para que las familias con apoyo del gobierno que les brinde capacitación, semillas y recipientes de bajo costo para pequeños cultivos, logren contar con alimentos durante todo el año. Los huertos familiares permiten además la integración de la familia, la educación a través de la vivencia de carácter ambiental y un incipiente sentido de emprendimiento cuando principalmente los jóvenes se percatan de que en espacios reducidos y bajo condiciones controladas se pueden cultivar frutas o verduras de alto valor.

La nueva tendencia ha sido objeto también de estudios científicos serios. AmartyaSen, Premio Nobel de Economía en 1998 se ha dedicado a estudiar la viabilidad de superar la pobreza a través de la inversión en el desarrollo de habilidades y capacidades de las personas. [*] Marta C. Nussbaum, desde otra perspectiva, considera que el desarrollo de habilidades es un derecho fundamental que se debe incluir en los textos constitucionales de las naciones del mundo. [*] Sus estudios permiten concluir que la superación de la pobreza pasa por reconocer a las personas que se encuentran en dicha situación como titulares de derechos y, en consecuencia, la solución de bienestar no sólo es viable sino también justa.

En nuestro país, autores como Santiago Levy apuestan por transferencias en efectivo condicionadas a la inversión de las personas en su propia salud y educación bajo la percepción de que jóvenes más sanos e instruidos hallarán empleos con salarios más altos y cobertura de seguridad social. Levy propone lo siguiente:

“…eliminar la actual combinación de programas de seguridad social y protección social para trabajadores formales e informales e instituir en cambio los derechos sociales universales, acciones imperativas para que el gobierno pueda dar beneficios similares a trabajadores similares en un contexto de más equidad y mayor inclusión social.” [*]

Otra razón para impulsar la creación de micro mercados en las zonas pobres de México radica en la dependencia excesiva que tenemos hacia los Estados Unidos de América. Ramón Eduardo Ruiz ilustra este punto de la siguiente manera:

“Las exportaciones por sí solas representan casi un tercio del PIB del país, 90% de ellas destinadas a mercados al otro lado de la frontera. El TLCAN perpetúa esta relación asimétrica. Cuando los consumidores estadunidenses dejan de comprar, el mercado de televisores ensamblados, autopartes y frutas y verduras de invierno desaparece. Un paño mortuorio desciende entonces sobre México.” [*]

De los estudios de otros investigadores como Julio Boltvinik se deduce que las mediciones del Consejo traen aparejada la conclusión de que millones de mexicanos se encuentran más que en una situación de pobreza en un verdadero contexto de miseria. De ahí que los millones de mexicanos en pobrezay sin esperanza de progreso para sus hijos, entrañan una interpelación cotidiana a esta Legislatura para hacer nuestro mejor esfuerzo y sentar las bases para una solución en el corto plazo que permita la realización de la justicia social, los derechos humanos y la estabilidad democrática. No se puede dejar a la gente morir de hambre.

PUNTO DE ACUERDO

Único. Se exhorta, con toda atención, al titular de la Secretaría de Desarrollo Social, como cabeza de sector, para que adopte un paradigma nuevo en la estrategia de superación de la pobreza introduciendo el componente de desarrollo de habilidades de los beneficiarios de las acciones y programas en general así como a instrumentar una política pública de producción comunitaria y familiar de alimentos en particular, a partir de un esquema de micro-finanzas ycon un enfoque de resultados para elevar en el corto plazo significativamente el nivel de vida de las familias mexicanas que se encuentran en la línea de la mera subsistencia.

México, Distrito Federal a 27 de julio de 2015.

SENADOR MARCO ANTONIO BLÁSQUEZ SALINAS.


[*] Se puede consultar por ejemplo: Julio Boltvinik,"Evolución de la pobreza y la estratificación social en México"; Gerardo Esquivelinvestigador del Colegio de México,Desigualdad extrema en México, y “Diagnóstico de desarrollo territorial de México”, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

[*] Véase La Oportunidad en la Base de la Pirámide, Un modelo de negocio rentable que sirve a las comunidades más pobres, C.K. Prahalad, Grupo Editorial Norma, Colombia, 2005.

[*]Cómo acabar con la pobreza, Paul Polak, Océano.

[*] Véase La Desigualdad Económica, AmartyaSen, Fondo de Cultura Económica, México, 2001.

[*] Crear Capacidades, Martha C. Nussbaum, Paidos, España, 2012.

[*]Santiago Levy, Buenas intenciones, malos resultados, Océano, México 2010, página 14.

[*]Ramón Eduardo Ruiz, México Por qué unos cuantos son ricos y la población es pobre, Océano, México 2010, página 204.

Documentos Relacionados: