+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Segunda Comisión, la que contiene punto de acuerdo:
Que exhorta a la Secretaría de Educación Pública a publicar los planes y programas de estudio de la enseñanza básica que alude el Programa Sectorial de Educación 2013-2018.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


SEGUNDA COMISIÓN 

RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA NACIONAL Y EDUCACIÓN PÚBLICA

DICTAMEN A LA PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO, EN RELACIÓN CON LOS PLANES Y PROGRAMAS DE ESTUDIO DE LA ENSEÑANZA BÁSICA.

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXII Legislatura, le fue turnada para su análisis y dictamen la Proposición con  Punto de Acuerdo sobre los Planes y Programas de Estudio de la Enseñanza Básica.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión, sometemos a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES

1. Con fecha 1 de juliode 2015, elDiputado Danner González Rodríguez, integrante del Grupo Parlamentario del Partidode Movimiento Ciudadano, presentóante el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la proposición de mérito.

2. En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha proposición con Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y dictaminación a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que en este acto se emite el Dictamen correspondiente, de conformidad con lo siguiente:

CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

El legisladorproponente del punto de acuerdo que se dictamina, señala expresamente en sus consideraciones:

“En semanas previas el país ha vivido un clima de crispación social y política por un tema que debiera ser motivo de fiesta cívica: la educación.

Por un lado, la Secretaría de Educación Pública de manera ilegal y unilateral el 29 de mayo del año en curso, decide a través de un comunicado suspender indefinidamente el proceso de evaluación para el ingreso, promoción y permanencia en el servicio profesional docente en educación básica y media superior para el ciclo escolar 2015-2016, decisión que no sólo fue una invasión a la competencia del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, sino también incumple lo señalado en las fracciones III y IX del artículo 3° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en lo que establece el artículo 7° de la Ley General del Servicio Profesional Docente.

Por el otro, un magisterio que so pretexto de ejercer su legítimo derecho de manifestación, incurre en actos hasta vandálicos para inyectar presión al gobierno y así evitar que se lleven a cabo las evaluaciones, impidiendo con ellopremiar los méritos y la preparación de los profesores que tuvieran las aptitudes y actitudes de estar al frente del aula y castigar a quienes han hecho de la educación un coto de poder y de chantaje político.

Lo cierto es que el tema de fondo resulta ser la calidad de la educación, y este asunto no sólo se circunscribe a la evaluación, como tampoco toda la responsabilidad recae en los profesores ya que el gobierno federal también tiene obligaciones ineludibles en esta materia.

Los Planes y Programas de Estudio, que me parece es una cuestión que no se ha discutido y se ha marginado del debate público sobre la calidad educativa en los últimos días, juegan un papel fundamental al ser una herramienta imprescindible que contribuye a la calidad de la educación y que son aliados estratégicos tanto para el profesor como para el alumno, toda vez que fungen como mecanismos cognoscitivos que se interrelacionan en el proceso del aprendizaje en las distintas etapas y permiten formar personas y ciudadanos capaces de enfrentar con responsabilidad y valores los retos que se les presentan dentro y fuera del aula.

El párrafo tercero del artículo 3º constitucional a la letra dice: “el Estado garantizarála calidaden la educación obligatoria de manera que los materialesy métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos”.

La fracción III del referido artículo 3º constitucional señala que:“el Ejecutivo Federal determinará los planes y programas de estudio de la educación preescolar, primaria, secundaria y normal para toda la República. Para tales efectos, el Ejecutivo Federal considerará la opinión de los gobiernos de los Estados y del Distrito Federal, así como de los diversos sectores sociales involucrados en la educación, los maestros y los padres de familia en los términos que la ley señale”.

El artículo 12, fracción I, de la Ley General de Educación puntualiza que corresponde de manera exclusiva a la SEP“determinar para toda la República los planes y programas de estudio para la educación preescolar, la primaria, la secundaria, la normal y demás para la formación de maestros de educación básica, a cuyo efecto se considerará la opinión de las autoridades educativas locales y de los diversos sectores sociales involucrados en la educación”.

El artículo 47 de la referida Ley General de Educación, señala que:“los contenidos de la educación serán definidos en planes y programas de estudio. En los planes de estudio deberán establecerse: I.- Los propósitos de formación general y, en su caso, la adquisición de conocimientos, habilidades, capacidades y destrezas que correspondan a cada nivel educativo; II.- Los contenidos fundamentales de estudio, organizados en asignaturas u otras unidades de aprendizaje que, como mínimo, el educando deba acreditar para cumplir los propósitos de cada nivel educativo; III.- Las secuencias indispensables que deben respetarse entre las asignaturas o unidades de aprendizaje que constituyen un nivel educativo; y IV.- Los criterios y procedimientos de evaluación y acreditación para verificar que el educando cumple los propósitos de cada nivel educativo. En los programas de estudio deberán establecerse los propósitos específicos de aprendizaje de las asignaturas u otras unidades de aprendizaje dentro de un plan de estudios, así como los criterios y procedimientos para evaluar y acreditar su cumplimiento. Podrán incluir sugerencias sobre métodos y actividades para alcanzar dichos propósitos”.

Pese al valor estratégico de los Planes y Programas de Estudio en la enseñanza básica, éstos han sido objeto de reformas, adecuaciones, rectificaciones e innovaciones constantes que hacen dudar de la seriedad para abordar un asunto tan relevante.

Hacer cambios a los Planes y Programas de Estudio no es en sí una acción negativa, ya que habla de la capacidad de adecuación y adaptación a las realidades cambiantes de los profesores y de los educandos, sin embargo, cambiar para escribir en las directrices que forjarán una Nación un proyecto particular, una visión coyuntural o un modelo partidista de país, es abusar del noble recurso de las modificaciones. Esto es precisamente lo que ha pasado. Una al repertorio histórico de esta administración federal y de las dos anteriores así lo comprueba.

Con el ex Presidente Vicente Fox se crearon los Planes y Programas de educación preescolar y se reformó la educación secundaria. Con el ex Presidente Felipe Calderón, se modificaron los de primaria y se robustecieron los de secundaria.1  Ahora, con el Presidente Peña Nieto, se avecina otra serie de modificaciones a los Planes y Programas de estudio de la enseñanza básica, así lo comprueba el Programa Sectorial de Educación 2013-2018, publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 13 de diciembre de 2013, que a la letra dice:“El currículo de la educación básica ha estado sobrecargado con contenidos prescindibles que impiden poner el énfasis en lo indispensable, para alcanzar el perfil de egreso y las competencias para la vida. Ese exceso ha tenido como efecto que entidades federativas, escuelas y maestros prácticamente no hayan tenidoposibilidades de contextualizar y enriquecer el currículo. Ello se ha traducido en falta de pertinencia de laeducación básica, en especial en las zonas rurales e indígenas. Los materiales educativos tradicionales, y los basados en las tecnologías de la información, tampoco han tenido la diversidad deseable. Por ello, es necesario revisar el modelo educativo, la pertinencia de los planes y programas de estudio, así como de los materiales y métodos educativos. Para este propósito serán necesarias consultas al magisterio, a los padresde familia y a la sociedad”.

Han pasado 563 días desde entonces, y estamos  a la mitad de esta administración federal, pero hasta la fecha no se han dado resquicios de cuáles podrían ser los Planes y Programas de Estudio para la educación básica. Por lo que es necesario que a la brevedad se publiquen y se aprueben, de lo contrario tendrán un lapso muy breve para ser aplicados, ya que nada garantiza que la próxima administración dé continuidad a éstos. Y a final de cuentas, los más afectados serían los millones de niños y jóvenes que cursan la enseñanza básica.”

Ante lo expuesto, la proposición que nos ocupa establece el siguientepuntoresolutivo:

UNICO.- El Senado de la República, exhorta respetuosamente, al Secretario de Educación Pública para que a la brevedad publique los Planes y Programas de Estudio de la enseñanza básica que alude el Programa Sectorial de Educación 2013-2018.”

CONSIDERACIONES

I.-Los legisladores que integramos esta Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente coincidimos con la proposición de mérito, ya que como lo establece el artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos “Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado-Federación, Estados, Distrito Federal y Municipios-, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias”.

Como referencia  el artículo 47 de la referida Ley General de Educación, señalaque los contenidos de la educación serán definidos en planes y programas de estudio. En los planes de estudio deberán establecerse:

  • Los propósitos de formación general y, en su caso, la adquisición de conocimientos, habilidades, capacidades y destrezas que correspondan a cada nivel educativo.
  • Los contenidos fundamentales de estudio, organizados en asignaturas u otras unidades de aprendizaje que, como mínimo, el educando deba acreditar para cumplir los propósitos de cada nivel educativo.
  • Las secuencias indispensables que deben respetarse entre las asignaturas o unidades de aprendizaje que constituyen un nivel educativo.
  • Los criterios y procedimientos de evaluación y acreditación para verificar que el educando cumple los propósitos de cada nivel educativo. En los programas de estudio deberán establecerse los propósitos específicos de aprendizaje de las asignaturas u otras unidades de aprendizaje dentro de un plan de estudios, así como los criterios y procedimientos para evaluar y acreditar su cumplimiento. Podrán incluir sugerencias sobre métodos y actividades para alcanzar dichos propósitos.

II.- Esta Dictaminadora considera que el sistema educativo debe organizarse para que cada estudiante desarrolle competencias que le permitan conducirse en una economía donde el conocimiento es fuente principal para la creación de valor, y en una sociedad que demanda nuevos desempeños para relacionarse en un marco de pluralidad y democracia internas, y en un mundo global e interdependiente.

Que la fracción III del referido artículo 3º constitucional señala que: “el Ejecutivo Federal determinará los planes y programas de estudio de la educación preescolar, primaria, secundaria y normal para toda la República. Para tales efectos, el Ejecutivo Federal considerará la opinión de los gobiernos de los Estados y del Distrito Federal, así como de los diversos sectores sociales involucrados en la educación, los maestros y los padres de familia en los términos que la ley señale”.

Por lo que la escuela debe favorecer la conciencia de vivir en un entorno internacional insoslayable: intenso en sus desafíos y generoso en sus oportunidades. También precisa fomentar en los alumnos el amor a la Patria y su compromiso de consolidar a México como una nación multicultural, plurilingüe, democrática, solidaria y próspera en el siglo XXI.

El plan de estudios es el documento rector que define las competencias para la vida, el perfil de egreso, los Estándares Curriculares y los aprendizajes esperados que constituyen el trayecto formativo de los estudiantes, y que se propone contribuir a la formación del ciudadano democrático, crítico y creativo que requiere la sociedad mexicana en el siglo XXI, desde las dimensiones nacional y global, que consideran al ser humano y al ser universal.

III.- La Segunda Comisión reitera que los planes y programas de estudios son de observancia nacional y reconoce que la equidad en la Educación Básica y constituyen uno de los componentes irrenunciables de la calidad educativa, por lo que toma en cuenta la diversidad que existe en la sociedad y se encuentra en contextos diferenciados. En las escuelas, la diversidad se manifiesta en la variedad lingüística, social, cultural, de capacidades, de ritmos y estilos de aprendizaje de la comunidad educativa. También reconoce que cada estudiante cuenta con aprendizajes para compartir y usar, por lo que busca que se asuman como responsables de sus acciones y actitudes para continuar aprendiendo.

Otra característica de los planes y programas de estudios es su orientación hacia el desarrollo de actitudes, prácticas y valores sustentados en los principios de la democracia: el respeto a la legalidad, la igualdad, la libertad con responsabilidad, la participación, el diálogo y la búsqueda de acuerdos; la tolerancia, la inclusión y la pluralidad, así como una ética basada en los principios del Estado laico, que son el marco de la educación humanista y científica que establece el Artículo Tercero Constitucional.

Asimismo que la evaluación sea una fuente de aprendizaje y permita detectar el rezago escolar de manera temprana y, en consecuencia, la escuela desarrolle estrategias de atención y retención que garanticen que los estudiantes sigan aprendiendo y permanezcan en el sistema educativo durante su trayecto formativo. El Plan de estudios requiere partir de una visión que incluya los diversos aspectos que conforman el desarrollo curricular en su sentido más amplio, y que se expresan en los principios pedagógicos.

Por lo anteriormente expuesto, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.-La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta a la Secretaria de Educación Pública, para que a la brevedad publique los Planes y Programas de Estudio de la enseñanza básica que alude el Programa Sectorial de Educación 2013-2018.

Dado en la sala de reuniones de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a los 28 días del mes de julio del año 2015.


POR LA SEGUNDA COMISIÓN

 

A FAVOR

EN CONTRA

ABSTENCIÓN

Sen. Armando Ríos Piter

Presidente

     

Sen. Daniel Amador Gaxiola

Secretario

     

Sen. Fernando Yunes Márquez

Secretario

     

Dip. María de Lourdes Amaya Reyes

 Secretaria

     

Dip. Alejandro Montano Guzmán

     

Dip. Filiberto Guevara González

     

Sen. René Juárez Cisneros

     

Sen. María Hilaria Domínguez Arvizu

     

Sen. Juan Carlos Romero Hicks

     

Dip. Rocío Reza Gallegos

     

Dip. Fernando Rodríguez Doval

     

Dip. Amalia García Medina

     

Sen. Luis Armando Melgar Bravo

     

Sen. Manuel Bartlett Díaz

     

Dip. María Sanjuana Cerda Franco

     

Documentos Relacionados: