+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta al Poder Ejecutivo Federal a informar qué acciones ha realizado o realizará para disminuir el consumo de agua embotellada y lograr la potabilización y suministro de agua potable a la ciudadanía.

SE TURNÓ A LA TERCERA COMISIÓN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL PODER EJECUTIVO FEDERAL A QUE INFORME A ESTA SOBERANÍA QUÉ ACCIONES HA REALIZADO O REALIZARÁ PARA DISMINUIR EL CONSUMO DE AGUA EMBOTELLADA Y LOGRAR LA POTABILIZACIÓN Y SUMINISTRO DE AGUA POTABLE A LA CIUDADANÍA

Senador DAVID MONREAL ÁVILA, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 78, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; artículo 58 del Reglamento Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; y 8, numeral 1, fracción II, del Reglamento del Senado de la República, presenta ante esta Comisión Permanente proposición con punto de acuerdo, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El agua es un bien natural para las necesidades fundamentales del ser humano, pero también para la salud, producción alimentaría y energética, para el desarrollo económico y la permanencia de los ecosistemas.

En este sentido, en la clasificación mundial, México está considerado como un país con baja disponibilidad de agua, posee aproximadamente el 0.1% del total de agua dulce disponible a nivel mundial, lo que determina que un porcentaje importante del territorio esté catalogado como zona semidesértica. Esto implica la necesidad de considerar al agua no sólo como un elemento vital, sino como un factor estratégico para el desarrollo global del país.

Respecto a este tema, en el último periodo de sesiones ordinarias, la Cámara de Diputados, pretendía debatir la Ley General de Aguas, la cual, de aprobarse, permitirá una especie de privatización del agua en la que las empresas dispongan del recurso y fijen las tarifas para así recuperar su inversión.

Lo anterior, debido a que el dictamen en comento, establece la participación de la federación, los estados, el Distrito Federal, municipios y la ciudadanía en general en garantizar el derecho de acceso, disposición y saneamiento para consumo personal y doméstico. Esto, a través de medidas drásticas, como el trasvase de una cuenca o acuífero a otro, por sí o con la participación del sector privado; asimismo, con el fin de satisfacer la demanda de agua, se propone regular su autorización, modalidades y usos del agua; además, bajo el argumento de que se garantizará el servicio como distribución, al alcantarillado y tratamiento de aguas, se pretenden establecer multas de 3.5 millones de pesos (es decir, 232,832.24 dólares) por la contaminación del Sistema Hídrico.

Conjuntamente, la Ley General de Aguas tiene varios aspectos que perjudican a la población más necesitada de México, un ejemplo de esto, es el volumen de agua destinado para consumo personal y doméstico, el cual se fijo en 50 litros diarios por persona.

Desde que se dio a conocer la ley en comento, generó controversia, pues de acuerdo con organizaciones civiles y la sociedad en general, su aprobación podría afectar de manera directa a los derechos de los pueblos indígenas y comunidades,  así como ocasionar desequilibrios ambientales, lo más preocupante, es que los concesionarios serán quienes controlen los sistemas, uso y explotación del agua, lo que hace aun más evidente lo que pretende esta ley, la privatización y control del vital líquido por parte de las grandes empresas transnacionales.

En concreto, la Ley General de Aguas que se pretende implementar en México, tiene una visión privatizadora y represiva, la cual fue elaborada para cuidar intereses propios y con la finalidad de dar respuesta a las necesidades de las grandes empresas nacionales y extranjeras que explotan el vital líquido.

El problema radica en que la publicidad ha logrado hacer negocio con tal líquido, vendiendo la idea de que al consumir agua embotellada de alguna marca, el consumidor sacia su sed y, en el mejor de los casos logrará resultados físicos favorables, olvidando que el derecho al agua es una máxima constitucional.

Según la revista de circulación nacional Emeequis, en el país, existen dos factores clave para que el sector privado tenga asegurado el negocio de la venta de agua embotellada: el primero, es que el agua que corre por las tuberías no es apta para el consumo humano; el segundo, son los irrisorios precios que pagan por el agua que extrae del subsuelo nacional, ya que un litro de agua cuesta a la industria 0.00143 pesos, pero, esa misma cantidad puesta en botellas de plástico la vende en 6 pesos, obteniendo una ganancia 4 200 mayor a su precio inicial.

Resulta extraño el crecimiento tan drástico que existe en el consumo del agua embotellada en México, cuando es uno de los países con mayor inseguridad hídrica en el mundo. De acuerdo con datos de la organización FanMéxico, el consumo de agua embotellada en México llegó el año pasado a 234 litros por persona, con lo cual el país se convirtió en el mayor consumidor de este producto a nivel mundial, por encima de Estados Unidos e Italia.

En un análisis, la organización consideró que este alto consumo se debe a la incertidumbre sobre la calidad del líquido que se distribuye por las redes de agua potable municipales, sumado a su escasez en las viviendas e instalaciones públicas, así como la deficiente aplicación de las políticas públicas relacionadas con los recursos hídricos.

La organización señala que en México no se proporciona un acceso suficiente de agua potable a los ciudadanos, pero sí se aprueban acuerdos lucrativos para embotellar y comercializarla, el gobierno abdica de su responsabilidad ante sus ciudadanos y transfiere a las empresas de agua embotellada el abasto del recurso.

Alejandro Calvillo, de la Asociación Civil “El Poder del Consumidor”, explicó que en 2010 en México, con alrededor de la mitad de la población en pobreza, cada familia destinaba mil 800 pesos a la compra del líquido embotellado, a pesar de que se trata de un derecho. Además indicó que las empresas del sector ganaron  hasta 5 mil por ciento más de lo que invirtieron, es decir, una conocida empresa refresquera pagó 2 mil 600 pesos por cada una de las 46 concesiones de explotación de aguas subterráneas al año y, en el año 2007 tuvo ganancias por 32 mil 500 millones de pesos.

Lo anterior, muestra que el creciente consumo de agua embotellada en México es resultado de la convergencia de un marco institucional débil en conjunto con la falta de políticas públicas que hagan efectivo el derecho al agua de todos los mexicanos. Cuando la gente se ve en la necesidad de comprar el líquido embotellado para beber, claramente se evidencia que no se está respetando esa garantía.

Por el contrario, el agua embotellada en México es un negocio que se mantiene constante, beneficiando al sector empresarial, cuando el derecho humano al agua es obligación de los gobiernos, así como que ésta sea potable y económicamente accesible.

Además, si al problema económico sumamos el problema ambiental, la situación se agudiza. Se calcula que diariamente este consumo genera alrededor de 21 millones de botellas de PET, las cuales se tiran a la basura.

Entonces, México está siendo caso omiso a una situación de abuso de un recurso natural valioso como lo es el agua. De manera sigilosa, trasnacionales se apoderan de la extracción y suministro de agua en México. Hoy, los ciudadanos deben pagar por un líquido que constitucionalmente es un derecho y, adicionalmente, son víctimas de la basura ambiental que su embotellamiento genera.

Por lo anterior, se propone solicitar que el Ejecutivo Federal diseñe políticas públicas encaminadas a implementar bebederos con agua potable para consumo humano en parques, jardines y edificios públicos, lo anterior, con el objeto de disminuir los altos índices de consumo de agua embotellada.

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente al Poder Ejecutivo Federal a que:

  1. Informe a esta Soberanía qué acciones ha realizado o realizará para disminuir el consumo de agua embotellada y lograr la potabilización y suministro de agua potable a la ciudadanía.
  2. Diseñe políticas públicas encaminadas a implementar bebederos con agua potable para consumo humano en parques, jardines y edificios públicos. 

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a los 30 días del mes de junio de 2015.


Roldán Nayeli. “Estos son los puntos polémicos de la Ley General de Aguas” [en línea]. México. 2015. Animal Político. Disponible en: http://www.animalpolitico.com/2015/03/privatizar-el-agua-estos-son-5-puntos-de-la-ley-de-aguas-que-los-diputados-quieren-aprobar/ [Consulta 30 de junio de 2015].

Cruz Mónica. “Encadenados al agua embotellada” [en línea]. México. Revista Emeequis. Disponible en: http://www.m-x.com.mx/xml/pdf/192/22.pdf [consulta 30 de junio de 2015].  

Enciso L Angélica. “México, el mayor consumidor mundial de agua embotellada” [en línea].  México. 2015. La Jornada. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2015/03/27/sociedad/043n1soc [consulta 29 de junio de 2015].  

Ibídem.

Ibídem.

Enciso L Angélica. “México, primer lugar en consumo de agua embotellada; la demanda crece 40%” [en línea]. México. 2010. Periódico La Jornada. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2010/05/18/sociedad/041n1soc [consulta 30 de junio de 2015].  

Ibídem.