+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Dictámenes a Discusión y Votación

Uno, de la Segunda Comisión, la que contiene punto de acuerdo:
Que exhorta al Ejecutivo Federal para que México se adhiera al Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco, adoptado en noviembre de 2012 en Seúl, República de Corea; y a diseñar un plan de acción con actores de la sociedad y demás agentes involucrados para la erradicación del comercio ilícito de tabaco.

FUE APROBADO, EN VOTACIÓN ECONÓMICA.


SEGUNDA COMISIÓN

RELACIONES EXTERIORES, DEFENSA NACIONAL Y EDUCACIÓN PÚBLICA

DICTAMEN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE EXHORTA AL EJECUTIVO FEDERAL PARA QUE MÉXICO SE ADHIERA AL PROTOCOLO PARA LA ELIMINACIÓN DEL COMERCIO ILÍCITO DE PRODUCTOS DE TABACO.

 

HONORABLE ASAMBLEA

A la Segunda Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, en el Segundo Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional de la LXII Legislatura, fueron  turnadas para su análisis y dictamen diversas proposiciones con Punto de Acuerdo relacionadas con el Comercio Ilícito de Productos de Tabaco.

Con fundamento en el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; de los artículos 116, 127 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; así como de los artículos 58, 60, 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión, sometemos a la consideración del Pleno el presente Dictamen, de conformidad con los siguientes:

ANTECEDENTES

  1. Con fecha 27 de mayo de 2015, la senadora Gabriela Cuevas Barrón, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, presentó ante el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión una proposición con punto de acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal para que México se adhiera al Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco, adoptado en noviembre de 2012 en Seúl, República de Corea.
  2. En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha proposición con Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y elaboración del dictamen correspondiente a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública.
  3. Con fecha 3 de junio de 2015, el Diputado Agustín Miguel Alonso Raya y las diputadas Amalia Dolores García Medina, Lizbeth Eugenia Rosas Montero y María de Lourdes Amaya Reyes, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, presentaron ante el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión una proposición con punto de acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal, a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, al Sistema de Administración Tributaria y a la Procuraduría General de la República a diseñar un plan de acción con actores de la sociedad y demás agentes involucrados para la erradicación del comercio ilícito de tabaco.
  4. En esa misma fecha la Presidencia de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, dispuso que dicha proposición con Punto de Acuerdo se turnara para su estudio y elaboración del dictamen correspondiente a la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, por lo que en este acto se emite el Dictamen correspondiente, de conformidad con lo siguiente:

 

CONTENIDO DE LA PROPOSICIÓN

1. La senadora Gabriela Cuevas Barrón, proponente del punto de acuerdo que se dictamina establece expresamente en sus consideraciones:

“1. El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT) entró en vigor a partir del 27 de febrero de 2005. Este Convenio, además de ser el primer instrumento internacional bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud, constituyó el primer esfuerzo por combatir la epidemia del tabaquismo a nivel mundial.

Al día de hoy, 180 países –entre ellos México- son partes del CMCT y se han comprometido a establecer mecanismos que permitan reducir la demanda de tabaco reafirmando que todas las personas tienen el derecho al máximo nivel de salud posible.

2. De acuerdo con el artículo 3, el principal objetivo del CMCT y de sus protocolos es: “proteger a las generaciones presentes y futuras contra las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del consumo de tabaco y de la exposición al humo de tabaco proporcionando un marco para las medidas de control del tabaco que habrán de aplicar las Partes a nivel nacional, regional e internacional a fin de reducir de manera continua y sustancial la prevalencia del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco”

Para cumplir con este propósito, el CMCT incluye medidas como las siguientes: a) protección contra la exposición al humo de tabaco; b) reglamentación del contenido de los productos de tabaco; c) reglamentación de la divulgación de información sobre los productos de tabaco; d) empaquetado y etiquetado de los productos de tabaco; e) educación, comunicación, formación y concientización del público; f) prohibición total de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco; y g) medidas de reducción de la demanda relativas a la dependencia y al abandono del tabaco. [*]

Además de estas medidas, que se enfocan en la reducción de la demanda de los productos de tabaco, el CMCT dedica un apartado específico a las medidas que deben implementarse para reducir la oferta de dichos productos. Al respecto, el artículo 1º se refiere al “comercio ilícito de productos de tabaco”, entendiéndose por tal “toda práctica o conducta prohibida por la ley, relativa a la producción, envío, recepción, posesión, distribución, venta o compra, incluida toda práctica o conducta destinada a facilitar esa actividad”.

De acuerdo con el artículo 15 del CMCT, México está obligado a lo siguiente con miras a eliminar el comercio ilícito de productos de tabaco:

  1. Hacer un seguimiento del comercio transfronterizo de productos de tabaco, incluido el comercio ilícito. Para ello, reunirá datos e intercambiará información entre autoridades aduaneras y tributarias, según corresponda; 
  2. Promulgar o fortalecer legislación, con sanciones y recursos apropiados, contra el comercio ilícito de productos de tabaco, incluidos los cigarrillos falsificados y de contrabando;  
  3. Adoptar medidas apropiadas para garantizar que todos los cigarrillos y productos de tabaco falsificados y de contrabando que se hayan decomisado se destruyan o se eliminen de conformidad con la legislación nacional;  
  4. Adoptar y aplicará medidas para vigilar, documentar y controlar el almacenamiento y la distribución de productos de tabaco que se encuentren o se desplacen en su jurisdicción en régimen de suspensión de impuestos o derechos; y 
  5. Adoptar las medidas que proceda para posibilitar la incautación de los beneficios derivados del comercio ilícito de productos de tabaco.  

También es de mencionarse que el propio CMCT, en su artículo 16, busca regular otras actividades como las siguientes: exigir la mayoría de edad de los compradores de productos de tabaco; prohibir que los productos de tabaco estén directamente accesibles en los estantes de los almacenes; prohibir la distribución gratuita de productos de tabaco al público, especialmente a los menores de edad; prohibir que se vendan cigarros sueltos o en paquetes pequeños que hagan más asequibles estos productos a los menores de edad, entre otras.

3. Como complemento a lo dispuesto en el artículo 15 del CMCT, el 12 de noviembre de 2012 se adoptó el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco durante la quinta reunión de la Conferencia de las Partes (COP) en el CMCT de la OMS.

Dicho Protocolo se elaboró como respuesta a las siguientes problemáticas: 1) el creciente comercio internacional ilícito de productos de tabaco; 2) la amenaza que éste supone para la salud pública al aumentar la accesibilidad y asequibilidad de los productos de tabaco; y 3) las considerables pérdidas que produce en los ingresos públicos. [*]

Así, el objetivo principal del Protocolo es proteger la cadena de suministro de productos de tabaco estableciendo que los Estados adopten medidas como las siguientes:

  1. Prohibir la elaboración de productos de tabaco y la importación o exportación de productos de tabaco a personas que no cuenten con una licencia o autorización equivalente; 
  2. Conceder una licencia a quienes se dediquen a la venta al por menor de productos de tabaco, al cultivo comercial de tabaco, al transporte de cantidades comerciales de productos de tabaco y a la venta al por mayor, intermediación, almacenamiento o distribución de tabaco; 
  3. Establecer un sistema de seguimiento y localización de todos los productos de tabaco que se fabriquen o importen en su territorio  
  4. Exigir que determinadas marcas de identificación (como códigos o estampillas), se incorporen en todos los de cigarrillos a fin de posibilitar un seguimiento y una localización eficaces;  
  5. Exigir que todas las personas que realicen cualquier transacción relativa a productos de tabaco por internet cumplan con todas las obligaciones estipuladas en el Protocolo;  
  6. Adoptar las medidas legislativas y de otra índole que sean necesarias para tipificar como ilícitas conductas como las siguientes:  
    1. Fabricar, vender al por mayor, intermediar, vender, transportar, distribuir, almacenar, enviar, importar o exportar tabaco, productos de tabaco o equipo de fabricación contraviniendo lo dispuesto en el Protocolo;  
    2. Fabricar, vender al por mayor, intermediar, vender, transportar, distribuir, almacenar, enviar, importar o exportar tabaco, productos de tabaco o equipo de fabricación sin pagar los derechos, impuestos y otros gravámenes aplicables o sin exhibir las estampillas fiscales que corresponda, marcas de identificación únicas o cualesquiera otras marcas o etiquetas exigidas; 
    3. Mezclar productos de tabaco con otros que no lo sean durante el recorrido a través de la cadena de suministro;  
  7. Adoptar las medidas que sean necesarias para asegurarse de que se impongan sanciones penales o de otro tipo eficaces, incluidas multas, a las personas que sean consideradas responsables de conductas ilícitas.  

Además de lo anterior, los Estados Parte convienen en establecer un régimen mundial de seguimiento y localización que comprenda sistemas nacionales y/o regionales de seguimiento y localización y un centro mundial de intercambio de información, que permita hacer indagaciones y recibir información sobre la cadena de suministro y ayudar en la investigación del comercio ilícito de tabaco. Esto se realizará dentro de los 5 años siguientes a la entrada en vigor del Protocolo (art. 8).

4. Actualmente, el protocolo ha sido firmado por 53 Estados y la Unión Europea, pero sólo ha sido ratificado por 8 países, siendo que su entrada en vigor se dispuso hasta que se depositen 40 instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación, confirmación oficial o adhesión.
Y tomando en cuenta que cualquier Parte en el CMCT puede ser Parte en el Protocolo mediante un instrumento de adhesión, se considera urgente que el Estado mexicano tome la iniciativa y se sume a este instrumento que busca evitar que la epidemia del tabaquismo se siga propagando.

5. De acuerdo con estimaciones de la Fundación Interamericana del Corazón, la eliminación del comercio ilícito mundial de cigarrillos salvaría más de 160,000 vidas todos los años desde el año 2030 en adelante. Y éste es un esfuerzo en el que puede participar activamente nuestro país mediante un control más efectivo de la cadena de suministro de los productos de tabaco.

Anualmente, ingresan 340 millones de cajetillas de manera ilícita a México y de ese total se decomisan únicamente 56 millones (tomando como referencia el año 2013). Esto representa pérdidas para el país de $6,000 millones que no se cobran de impuestos por su ingreso, dado que los cigarrillos ilícitos son mucho más baratos que los cigarrillos legales totalmente gravados.

Y si esto no fuera por sí mismo preocupante, debemos tomar en cuenta que en México hay alrededor de 100 marcas que se comercializan sin el consentimiento de las autoridades de acuerdo con algunas estimaciones a 2013.

Por todo ello, y tomando en cuenta que se requiere una cooperación internacional más estrecha para prevenir y combatir el comercio ilícito de productos de tabaco a fin de que se respete el derecho de todas las personas a disfrutar del más alto nivel posible de salud física y mental.”

2. Los Diputados Miguel Alonso Raya, Amalia García Medina, Lizbeth Rosas Montero y Lourdes Amaya Reyes, proponentes del punto de acuerdo que se dictamina establecen expresamente en sus consideraciones:

“El 31 de mayo se celebrar el Día Mundial Sin Tabaco. Para este 2015, en particular, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados, han planteado el objetivo de exhortar a los países a que colaboren para poner fin al comercio ilícito de productos de tabaco.

En muchos aspectos, el comercio ilícito de productos de tabaco es un importante motivo de inquietud a escala mundial, en particular en lo que se refiere a la salud, el derecho, la economía, la seguridad y el combate a la corrupción.

La Comunidad Aduanera Mundial, ha presentado algunos estudios y cifras sobre la dimensión del mercado global, en donde se estima que hasta una décima parte de los cigarrillos consumidos en el mundo, provienen del comercio ilícito.

La OMS, en el artículo 15 a través del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), establece el compromiso de las partes, para la eliminación de todas las formas de comercio ilícito de productos de tabaco, como el contrabando, la fabricación ilícita y la falsificación, así como la elaboración y aplicación a este respecto de una legislación nacional y de acuerdos subregionales, regionales y mundiales.

En México se ha implementado una amplia variedad de acciones por parte de las instancias de Ejecutivo Federal para el combate al comercio ilegal de tabaco. Sin embargo, aún se deben intensificar los esfuerzos para evitar el ingreso de productos ilegales a nuestro país.

Según cifras del Sistema de Administración Tributaria (SAT), dentro del área de Administración General de Aduanas han considerado que el comercio ilegal de cigarrillo ocasiona una erosión al fisco de 5 mil 800 millones de pesos al año, tan sólo del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), además que representan altos riesgos para quienes los consumen, pues no cumplen con normas mínimas de calidad.
Por su parte, la Comisión Nacional para la Protección contra Riesgos Sanitarios ha alertado a la sociedad de la existencia de 200 marcas ilícitas, que representan un mayor riesgo a la salud del consumidor, ya que sus ingredientes y condiciones sanitarias de producción son desconocidas. Es importante señalar que los cigarros ilegales, no cumplen ni con la legislación y la normatividad sanitaria y fiscal.

Debido al comercio ilícito de productos de tabaco, los grupos criminales generan grandes fortunas con las que financian otras actividades delictivas, como el tráfico de drogas, armas o seres humanos, así como actividades terroristas.

El consumo y la tolerancia pública a este fenómeno lastiman a todos, no solamente el derecho fundamental a la salud, aumentan el crimen organizado, se afecta las ventas y empleos de los negocios formales y se daña a la sociedad al traducirse en menos fondos públicos y el acceso a menores de edad al no tener ningún control por las autoridades.”
Ante lo expuesto, las proposiciones que nos ocupan establecen los siguientes puntos resolutivos:

1.- “ÚNICO. La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo Federal para que México se adhiera al Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco, adoptado en noviembre de 2012 en Seúl, República de Corea.”

2.- “ÚNICO: La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión  exhorta al Ejecutivo Federal, por medio de las Secretarías de Salud, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, del Sistema de Administración Tributaria, y a la Procuraduría General de la República, a que diseñen un plan de acción con actores de la sociedad y demás agentes involucrados para la erradicación del comercio ilícito de tabaco.”

CONSIDERACIONES

I.- Los legisladores integrantes de esta Segunda Comisión de trabajo de la Comisión Permanente, después de haber estudiado y analizado las proposiciones referidas anteriormente, hemos coincidido en elaborar un sólo dictamen en virtud de que ambas comparten la preocupación por el comercio ilícito de productos de tabaco y lo que representa para la salud pública en nuestro país. Así mismo coincidimos con las proposiciones de mérito al considerar que es de vital importancia reforzar el compromiso del Estado mexicano con la comunidad internacional y en congruencia al  interior hacer un llamado a las instituciones a adoptar mecanismos eficaces enfocados a reducir el comercio y consumo de productos de tabaco, velando en todo momento por la salud de todas las personas

II. México fue el primer país de la región que ratificó el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) en 2004. A pesar de lo anterior, actualmente se encuentra en los últimos lugares de los países que han avanzado en el control del tabaquismo.

III. De acuerdo con el director general del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas (INER), Jorge Salas Hernández, se estima que actualmente en nuestro país hay casi 11 millones de personas fumadoras, lo que representa el 15.9 por ciento de la población, además el gasto para atender las consecuencias del tabaquismo asciende a 60 mil millones de pesos al año.

IV.- Esta Dictaminadora considera que, tal como lo menciona el protocolo, el comercio ilícito aumenta la accesibilidad y asequibilidad de los productos de tabaco, alimentando así la epidemia de tabaquismo y socavando las políticas de control del tabaco.

V.- Asimismo, el tabaquismo produce considerables pérdidas en los ingresos públicos, pues todos aquellos productos que son vendidos dentro del mercado negro se excusan de pagar impuestos y otras contribuciones fiscales, cuyo uso podría estar destinado al combate contra esta epidemia.

VI.- La Segunda Comisión reitera que la mejor forma de combatir este problema es mediante la vigilancia de la cadena de suministro de los productos de tabaco. Medidas como el seguimiento y localización de los productos de tabaco, tanto nacional como internacional, la cooperación entre los diferentes países, la concesión de licencias, las diligencias debidas, la regulación sobre zonas francas y el tránsito internacional, son solo algunos de los aspectos que este protocolo enfatiza y propone a los Estados

VII.-  De igual manera, esta Comisión entiende que la elaboración y adopción del protocolo es el resultado de un intenso trabajo y cooperación entre los distintos Estados parte y, a su vez, distintos sectores de gobierno, así como de la sociedad civil. Todos unidos por la preocupación y compromiso de luchar en contra del comercio ilícito de productos de tabaco.

VIII.-  Se considera importante, por parte de los miembros de esta comisión, que se establezca una consistencia entre los mecanismos que los distintos países usan para combatir el comercio ilícito, pues se trata de un problema generalizado en nuestra región. El hecho de que México retrase o posponga la adopción del protocolo rezagaría a nuestro país en el combate al comercio ilícito, lo cual no solo causaría un perjuicio en nuestro territorio, sino en toda la región latinoamericana.

IX.-  La implementación de un sistema de seguimiento y localización de los productos de tabaco consiste, principalmente, en la elaboración de mecanismos que permitan identificar la procedencia de las cajetillas. Su aplicación es tanto para la fabricación como para la importación de productos de tabaco. Esta medida es toral en el combate del comercio ilícito, pues representa la forma más fiable de saber si se está frente a un producto de comercio ilícito o no.

X.- Esta Comisión considera que la principal consecuencia de la firma del protocolo es la protección de la salud de las personas. Entendiendo que cualquier acción que permita la accesibilidad a estos productos afecta a la salud de la población, por lo cual, mecanismos internacionales como el propuesto ayudarán a que el derecho a la salud de menores de edad y grupos vulnerables sea protegido.
 
Por lo anteriormente expuesto, los legisladores integrantes de la Segunda Comisión, de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, someten a la consideración de esta Soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

Primero.-  La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo Federal para que México se adhiera al Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco, adoptado en noviembre de 2012 en Seúl, República de Corea.

Segundo.- La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo Federal, a que por medio de las Secretarías de Salud, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, del Sistema de Administración Tributaria, y a la Procuraduría General de la República, a que diseñen un plan de acción con actores de la sociedad y demás agentes involucrados para la erradicación del comercio ilícito de tabaco a través de medidas eficientes para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco.

 

Sala de Comisiones de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, a los 7 días del mes de julio  de 2015.


POR LA SEGUNDA COMISIÓN

 

A FAVOR

EN CONTRA

ABSTENCIÓN

Sen. Armando Ríos Piter
Presidente

 

 

 

Sen. Daniel Amador Gaxiola
Secretario

 

 

 

Sen. Fernando Yunes Márquez
Secretario

 

 

 

Dip. María de Lourdes Amaya Reyes
 Secretaria

 

 

 

Dip. Alejandro Montano Gúzman

 

 

 

Dip. Filiberto Guevara González

 

 

 

Sen. René Juárez Cisneros

 

 

 

Sen. María Hilaria Domínguez Arvizu

 

 

 

Sen. Juan Carlos Romero Hicks

 

 

 

Dip. Rocío Reza Gallegos

 

 

 

Dip. Fernando Rodríguez Dova

 

 

 

Dip. Amalia García Medina

 

 

 

Sen. Luis Armando Melgar Bravo

 

 

 

Sen. Manuel Bartlett Díaz

 

 

 

Dip. María Sanjuana Cerda Franco