+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Cámara de Diputados Ficha Técnica

De las Diputadas Roxana Luna Porquillo y Graciela Saldaña Fraire, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con proyecto de decreto que adiciona y reforma los artículos 132 y 170 de la Ley Federal del Trabajo.

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS.


La iniciativa establece un periodo de descanso de siete semanas anteriores y siete posteriores al parto para las trabajadoras, de igual forma, otorga una licencia de paternidad de 10 días posteriores al parto o la adopción.

INICIATIVA QUE ADICIONA UNA FRACCIÓN XXIX AL ARTÍCULO 132 Y REFORMA LA FRACCIÓN II DEL ARTÍCULO 170 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, SUSCRITA POR LAS DIPUTADAS ROXANA LUNA PORQUILLO Y GRACIELA SALDAÑA FRAIRE, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD

Quienes suscriben, Roxana Luna Porquillo y Graciela Saldaña Fraire, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 71, fracción II, y 78 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y 55 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someten a consideración del pleno de esta asamblea la iniciativa con proyecto de decreto, al tenor de las siguientes:

Consideraciones

La garantía de condiciones dignas de trabajo y salud para la mujer, así como para su hijo/a, ademásdel involucramiento del hombre en las tareas de cuidado del hogar y la familia, son sustanciales para el avance de la equidad e igualdad de género en nuestra sociedad.

Históricamente, los roles de género asignados a las personas han relegado a las mujeres al espacio privado al mismo tiempo que han alejado a los hombres de las tareas de cuidado. Sin embargo, las mujeres además de las tareas del hogar y la familia llegan a tener una e incluso dos jornadas extras de trabajo sumadas a estas tareas.Lo anterior obstaculiza el desarrollo integral de la mujer así como el de sus hijas e hijos.

En el tenor de lo expuesto es necesario señalar que las mujeres trabajan más en el hogar que sus contrapartes hombres. En México, de acuerdo a cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las mujeres dedican 373 minutos cada día a actividades del hogar, lo que significa más de tres veces el tiempo que destinan los hombres a estas tareas con 113 minutos.

En cuanto al cuidado de los hijos y las hijas, la misma organización señala que las mujeres destinan 53 minutos al día y los hombres solo 15; además, ellos pasan 75 minutos diarios realizando actividades rutinarias como limpieza, preparación de alimentos o lavado de ropa, mientras que ellas le dedican 280 minutos al día, casi el cuádruple.

Frente a estas premisas, es necesario recordar que en diversos instrumentos internacionales en materia de derechos humanos existen medidas de protección para las mujeres trabajadoras embarazadas y las que acaban de parir.

Entre dichos instrumentos destacan los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)que contienen  medidas como el derecho a una licencia de maternidad, a servicios de salud materna e infantil y a interrupciones para la lactancia remuneradas, a reincorporarse al trabajo tras la licencia de maternidad, a la protección contra la discriminación y el despido en relación con la maternidad.

En este sentido, cabe destacar que la OIT a propósito de la duración de la licencia de maternidad, exige un periodo de 14 semanas como mínimo para las mujeres, incrementando el tiempo con respecto a las 12 semanas previstas en otras normas, como es el caso de México.

Al respecto, la OIT señala que la duración de la licencia de maternidad es crucial para que la mujer recupere totalmente su salud a la par de prestar los cuidados necesarios a la persona recién nacida. Cuando dicha licencia es demasiado breve, las madres pueden no sentirse preparadas para retomar la vida laboral, y tal vez abandonen la fuerza de trabajo.

Actualmente, nuestra Carta Magna garantiza 12 semanas de licencia de maternidad por lo que es importante armonizar nuestra legislación con el marco elaborado por la Organización Internacional Trabajo para que las mujeres puedan gozar de las 14 semanas de licencia para prestar los cuidados necesarios a la persona recién nacida. En consecuencia el pasado 28 de abril de 2015, presentamos propuesta de reforma al artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para incrementar el descanso pre y post parto de las trabajadores, así como establecer una licencia por paternidad a los hombres que por consanguinidad o adopción demuestren legalmente su paternidad, consistente en 10 días posteriores a la adopción o al parto, debiendo percibir su salario íntegro y conservar su empleo y los derechos que hubieren adquirido por la relación de trabajo.

Po ello, para apoyar las labores de la mujer antes y después del parto, así como para garantizar su salud e integridad, también es importante abordar el tema de las licencias de paternidad, las cuales consisten en un periodo breve de tiempo concedido al padre inmediatamente después del nacimiento, con el objetivo de atender a la persona recién nacida y apoyar a la madre que, en muchas ocasiones, requieren atención especial cuando se trata de partos por cesárea y se carece de familiares cercanos/as que presten la ayuda correspondiente.

Sobre el tema la OIT no tiene normas fijas sobre la licencia de paternidad pero ha señalado la clara relación entre la licencia del padre y la participación de los hombres en las responsabilidades familiares y el desarrollo infantil. De igual forma, la Resolución relativa a la igualdad de género como eje del trabajo decente, adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) en 2009, reconoce que las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar interesan a todas las personas y no sólo a las mujeres.

La mencionada resolución insta a los gobiernos a formular políticas que permitan equilibrar las responsabilidades laborales y familiares entre hombres y mujeres, entre ellas resalta el incluir la licencia de paternidad, y prever incentivos para que los hombres se involucren en las tareas del hogar.

En la actualidad, países de África, Europa Oriental y Asia Central tienen legislaciones al respecto de la licencia para los padres y en casi todos los países que la conceden, el padre tiene la potestad de decidir si ejerce o no su derecho. La licencia de paternidad solo es obligatoria en Chile, Italia y Portugal. Incluso, en países como Eslovenia, Finlandia, Islandia, Lituania y Portugal existen periodos de licencia que superan las dos semanas.

De acuerdo a datos proporcionados por la OIT, en 1994, 40 de los 141 países sobre los que la organización disponía de información, se había ya abordado el tema de la licencia de paternidad. Para 2013, de los 167 países sobre los que disponía de información, la OIT señaló que 78 contaban ya con leyes relativas a la licencia, destacando que el mayor aumento en la concesión de este derecho son las regiones de Europa Oriental y Asia Central, y algunos países de América Latina y el Caribe.

Nuestro país también ha dado avances en la materia; por ejemplo, en marzo de 2014, la Cámara de Diputados aprobó un dictamen para reformar la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, a partir del cual se otorgó cinco días de permiso laboral con goce de sueldo a los funcionarios varones tras el nacimiento de un hijo o adopción. No obstante, organizaciones y activistas denunciaron que este paso no era suficiente. “Cinco días no alcanzan para que un padre pueda disfrutar del nacimiento de su hijo, ni para que participe de las tareas y cuidados domésticos que esto implica”, señalaron en su momento distintas organizaciones.

Es por ello que hacemos hincapié en la importancia de la licencia de paternidad la cual puede ser un paso en el avance para la equidad de género no solo en el hogar, sino también en el trabajo. De esta manera, cambios importantes en las relaciones y en la percepción del rol de los progenitores, podrían observarse de forma positiva en las condiciones de vida de la familia.

Debido a lo anteriormente descrito presentamos esta iniciativa de reforma a la Ley Federal del trabajo, con el objetivo de armonizar nuestra legislación con los estándares internacionales más altos en materia de derechos humanos, concediendo 14 semanas de licencia de maternidad, así como 10 días de licencia de paternidad. Con la licencia de paternidad no sólo las parejas homoparentales podrán beneficiarse, sino cualquier familia conformada por hombres que también tiene el derecho a ser padres.

Además, esta iniciativa pretende también garantizar la salud integral de la mujer al buscar considerar la opinión del médico en lugar de la del patrón para transferir algunas semanas de descanso después del parto.

Por lo anteriormente expuesto, sometemos a consideración de esta Soberanía, la siguiente iniciativa con proyecto de

Decreto que adiciona una fracción XXIX al artículo 132 y reforma la fracción II del artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo

Artículo 132. ..

I al XXVIII.-…

XXIX.-Otorgar una licencia de diez días para los hombres que por consanguinidad o adopción demuestren legalmente su paternidad, posteriores a la adopción o al parto, debiendo percibir su salario íntegro y conservar su empleo y los derechos que hubieren adquirido por la relación de trabajo.

Artículo 170. ...

I…

II. Disfrutarán de un descanso de siete semanas anteriores y siete posteriores al parto. A solicitud expresa de la trabajadora, previa autorización escrita del médico de la institución de seguridad social que le corresponda o, en su caso, del servicio de salud que otorgue el patrón. Tomando en cuenta la opinión del médico y la naturaleza del trabajo que la mujer desempeñe, se podrán transferir hasta cuatro de las siete semanas de descanso previas al parto para después del mismo.En caso de que los hijos hayan nacido con cualquier tipo de discapacidad o requieran atención médica hospitalaria, el descanso podrá ser de hasta ocho semanas posteriores al parto, previa presentación del certificado médico correspondiente.

Transitorio

Único. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación.

Dado en la Comisión Permanente, a 8 de julio de 2015

Suscriben,

   

Dip. Roxana Luna Porquillo

Dip. Graciela Saldaña Fraire