+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Dip. Juan Ignacio Samperio Montaño, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, con punto de acuerdo que exhorta a los titulares del Ejecutivo de los estados, así como a los congresos locales de las entidades federativas a formular decretos, proponer iniciativas y realizar las modificaciones y reformas necesarias a sus actuales leyes y códigos en materia penal, a efecto de que las conductas relacionadas con el maltrato y la violencia contra los animales, sean consideradas como un delito y sancionadas como tales.

SE TURNÓ A LA PRIMERA COMISIÓN.


El suscrito Dip. JUAN IGNACIO SAMPERIO MONTAÑO, hago uso esta Tribuna para presentar Proposición con Punto de Acuerdo, con el carácter de urgente u obvia resolución, por lo que con fundamento en lo dispuesto por el artículo 78 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el artículo 116 y 122  de la Ley Orgánica del H. Congreso de la Unión, someto a la consideración de esta Asamblea las siguientes:

 

C O N S I D E R A C I O N E S

           
En la actualidad se vive de manera constante en un clima de inseguridad e incertidumbre. La violencia se expresa de formas relacionadas entre sí. Diariamente nos vemos sacudidos por hechos dramáticos que nos preocupan y conmueven.

El maltrato animal es, a la vez, un factor que predispone a la violencia social y, al mismo tiempo, una consecuencia de la misma. Forma parte de la cascada de la violencia que nos va alcanzando a todos como individuos y como sociedad.

La violencia es “un acto intencional que puede ser único o recurrente y cíclico, dirigido a dominar, controlar, agredir o lastimar a otros. Casi siempre es ejercida por las personas de mayor jerarquía, es decir, las que tienen el poder en una relación, pero también se puede ejercer sobre objetos, animales o contra sí mismo”.

La violencia inhibe el desarrollo de las personas y puede causar daños irreversibles, adopta diferentes formas de expresión que pueden variar desde una ofensa verbal hasta el homicidio.

La crueldad es “una respuesta emocional de indiferencia o la obtención de placer en el sufrimiento o dolor de otros, o la acción que innecesariamente causa tal sufrimiento; ha sido considerada un disturbio sicológico. La crueldad a los animales, es un signo clínico relacionado a desórdenes antisociales y de conducta”.

El maltrato hacia los animales es tolerado por aquellos que lo observan; se minimizan sus causas y sus efectos, y los padres, maestros y comunidades que no dan importancia al abuso animal en realidad incuban una bomba de tiempo.

Debe hacerse énfasis en que la detección, prevención y tratamiento de la violencia hacia los animales es un acto de humanidad en sí mismo. Los animales son criaturas que se encuentran, en relación al ser humano, en un nivel de inferioridad dentro de la escala evolutiva; esto nos hace responsables de su bienestar, ya que tener supremacía lleva consigo una obligación, una responsabilidad, que es la de cumplir como guardián de las especies inferiores en términos intelectuales. Si realmente queremos combatir la violencia, una parte de nuestra lucha consiste también en erradicar el maltrato a otros seres vivos.

La defensa de los animales se basa en un principio de tolerancia y respeto hacia la vida tanto humana como no humana.

El abuso de los animales es comparable a la opresion de algunos grupos de poder sobre otros por lo que cualquier manifestación de intolerancia y crueldad es repudiado por los grupos liberacionistas. En el caso del Maltrato Animal es aún más delicado por el hecho que los animales no pueden expresarse de una manera entendible para el común de los Humanos, no tienen voz, por lo que se hace necesario interpretar su sufrimiento y protegerlos.

La crueldad hacia los animales es una agresión que se traduce en sufrimiento o daño hacia ellos. La definición de sufrimiento inaceptable varía. Algunos consideran sólo el sufrimiento por simple crueldad a los animales, mientras que otros incluyen el sufrimiento infligido por otras razones, como la producción de carne, la obtención de piel, los experimentos científicos con animales y las industrias de huevos. Muchas personas consideran la crueldad hacia los animales como un asunto de gran importancia moral.La crueldad animal es uno de los componentes de la triada psicopática junto a la piromanía y la eneuresis.

Un gran porcentaje de los psicópatas reunían estas características en su infancia.

Los Derechos de los animales tratan de ayudar a que disminuya el número de animales que son tratados cruelmente, y más allá de ello, a que también los responsables de su maltrato sean castigados  y merecedores de sanciones que ameriten la gravedad de su conducta.

Pero lamentablemente la legislación nacional existente no es lo suficientemente estricta en ese sentido, además de que son muy pocas las entidades en donde dicha conducta es considerada como delictiva, lo que permite a los sujetos que ejercen violenta y maltrato con los animales a seguirlo haciendo de manera reiterada toda vez que no les genera ningún tipo de consecuencia que al menos pudiera hacerlos delimitar su voluntad de agresión conociendo a lo que se harían merecedores. 

Cada año, millones de animales son mutilados, intoxicados, electrocutados y quemados en experimentos. Se suele argumentar que estos sacrificios son en nombre de la ciencia, pero la verdad es que la mayoría se producen en la industria bélica, cosmética y en colegios y universidades. Aun en los laboratorios farmacéuticos, los experimentos con animales producen más daños que beneficios. Los humanos y los animales somos muy diferentes, sólo idénticos en una cosa: la capacidad de sufrir.

En México han sido muchos los casos sabidos y relacionados con maltrato animal, pero lamentablemente no todos son del dominio público lo que evita así la posibilidad de  tomar acciones determinantes que pudieran permitir sancionar a sus agresores. De los casos comúnmente conocidos, recordemos   que en  agosto del 2011, el caso del canino que fue colgado por agentes de la corporación policiaca de la Delegación Nezahualcoyotl, que provocó indignación en la sociedad sobre el maltrato animal y las casi nulas consecuencias para quien lo practica. El cachorro, llamado “Flash”, fue colgado en el asta bandera del Colegio de Policía de Ciudad Nezahualcoyotl, fotografiado y videograbado por un jefe en turno y un oficial segundo. La propia Agencia de Seguridad Estatal justificó que el maltrato al animal fue debido a que había muchos perros callejeros en la zona y querían dar una lección. En otro caso, en otoño del 2012, Coahuila fue protagonista del maltrato animal hacia una osa quien fue víctima de bomberos y miembros de Protección Civil.El animal fue atado de sus patas para ser usado en fotografías de los elementos de estas corporaciones así como de vecinos.En las imágenes obtenidas por la agresión, se apreciaba sangre en el hocico de la osa debido a los golpes que recibió.Una vez estable fue puesta en libertad y la Profepa declaro que se sancionarían las conductas indebidas por los captores del mamífero. Sin embargo la sanción nunca llegó. 

El caso más reciente fue el  que hizo recorrer las redes sociales en este mes, en el cual dos empleados de una tienda de mascotas denominada +Kota en Pachuca Hidalgo, quienes de manera violenta le “dan la bienvenida” a un par de canes y a un ratón hámster.  El gobierno de Hidalgo dio a conocer que ya se investiga el caso de maltrato animal, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) local, quien expresó que condena las conductas violentas en contra de los animales y se suma a la indignación social, por lo que aplicará todo el rigor de la ley.

Según estudios recientes, cada año mueren en México alrededor de 60 mil animales a causa de violencia y maltrato ejercido contra ellos.

El Distrito Federal, y los estados de Colima, Guanajuato, San Luis Potosí, Jalisco, Puebla, Nayarit, Yucatán, Quintana Roo, Michoacán, Veracruz y Chihuahua, son las únicas entidades que han incluido tipificar la conducta del maltrato animal como delito en sus respectivas legislaciones, de tal manera que al tratarse de un mal actualmente tan generalizado y que ocurre hasta en los espacios más recónditos del territorio nacional, es que estamos ante la inminente necesidad de conminar al resto de los Estados del País a que tomen acciones inmediatas a efecto de establecer las medidas y procedimientos necesarios de carácter ordinario y legal, con la finalidad de que el maltrato y violencia contra los animales sea considerada una conducta de tipo penal en todas las entidades federativas del país para con ello lograr que las sanciones que puedan ser impuestas por desplegar ese tipo de lacerantes conductas contra la vida de la fauna, sean acordes y justas al sufrimiento que le ocasionen a los seres vivos que tengan la infamia de lastimar.

Por las consideraciones vertidas y en congruencia con el compromiso adquirido con los ciudadanos mexicanos, expongo a su consideración la presente Proposición con Punto de Acuerdo, con el carácter de urgente u obvia resolución, misma que de estimarlo procedente, solicito se apruebe en sus partes integrantes:

 

PUNTO DE ACUERDO

 

ÚNICO.- La Comisión Permanente del  H. Congreso de la Unión exhorta a los  titulares del Ejecutivo de los Estados así como a los congresos locales de las entidades federativas, para que de manera asistida por  la asesoría y representación en las entidades de las autoridades de la SEMARNAT y la PROFEPA, formulen decretos, propongan iniciativas y realicen las modificaciones y reformas necesarias a sus actuales leyes y códigos en materia penal, a efecto de que las conductas relacionadas con el maltrato y la violencia contra los animales, sean consideradas como un delito y sancionadas como tales.

 

 

R E S P E T U O S A M E N T E

 

DIP. JUAN IGNACIO SAMPERIO MONTAÑO
COORDINADOR DEL GRUPO PARLAMENTARIO
MOVIMIENTO CIUDADANO