+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Dip. Adriana Fuentes Téllez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con punto de acuerdo por el que la Comisión Permanente condena las acciones del Estado Islámico para destruir mausoleos de la ciudad monumental de Palmira y exhorta a la Secretaría de Relaciones Exteriores a emitir la acción que corresponda a este problema, conforme a los principios rectores que guían nuestra política exterior y el compromiso del Estado Mexicano con la protección del patrimonio mundial de la humanidad.

SE TURNÓ A LA SEGUNDA COMISIÓN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN CONDENA LAS ACCIONES DE ESTADO ISLÁMICO PARA DESTRUIR MAUSOLEOS DE LA CIUDAD MONUMENTAL DE PALMIRA Y EXHORTA RESPETUOSAMENTE A LA SECRETARÍA DE RELACIONES EXTERIORES A EMITIR LA ACCIÓN QUE CORRESPONDA A ESTE PROBLEMA, CONFORME A LOS PRINCIPIOS RECTORES QUE GUÍAN NUESTRA POLÍTICA EXTERIOR Y EL COMPROMISO DEL ESTADO MEXICANO CON LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO MUNDIAL DE LA HUMANIDAD.

La suscrita, diputada Adriana Fuentes Téllez, legisladora federal de la LXII Legislatura del H. Congreso de la Unión, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 58, 59 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, presento ante esta Honorable Asamblea, la siguiente proposición con punto de acuerdo, al tenor de las siguientes:

Consideraciones

El martes 23 de junio, medios de comunicación nacionales dieron a conocer la información difundida por activistas opositores y miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI), al atribuirse actos de destrucción en contra de mausoleos de la ciudad monumental de Palmira, en el centro de Siria. [*]

La prensa señala que la activista de la opositora red Sham Samer Homsi explicó por internet que, a través de una voladura con explosivos producida la noche del lunes, se destruyeron los mausoleos islámicos de Mohamed bin Ali y Abu Baha Edin, ubicados fuera de las ruinas grecorromanas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló el martes que los extremistas destruyeron un santuario para "eliminar los emblemas politeístas", sin dar más detalles.

El fin de semana, la oficina de información del Estado Islámico en la provincia de Homs publicó en internet varias fotografías de la voladura del mausoleo del jeque Mohamed bin Ali y de otro santuario, que no identificaron.

Las autoridades sirias señalaron que el Estado Islámico había colocado explosivos en distintas partes de Palmira.

Esta situación nos llena de preocupación y nos obliga a hacer un pronunciamiento al respecto.

Historia de Palmira

Alrededor de un oasis, en lo que fuera una sencilla aglomeración beduina, se edificó una ciudad a la que, los griegos llamarían Palmira, nombre sonoro que no tiene nada de “desértico”, según aprecian los historiadores Hermann y Georg Schreiber. [*]

Se deben a los romanos las primeras informaciones sobre esta ciudad. Su primera referencia en la literatura antigua, registra un fallido saqueo en el año 41 a. C., ordenado por el emperador Antonio.

“Aparentemente su prosperidad aumentó, y un siglo poco más o menos (…), Plinio señala en su Enciclopedia: ‘La ciudad de Palmira es célebre por su situación, por la riqueza de su suelo y por la excelencia de su agua. En torno de ella existen sólo arenas desérticas. La ciudad tiene campos cultivables y, por la perfección de su plano, constituye una excepción en estas regiones. (…).’

(…) La antigua aglomeración se extendió por etapas, primero sobre una colina, y luego hacia el oeste y al final hacia el este. Se parecía a las ciudades fundadas por los romanos en Siria. (…)

En el norte se hallaban los barrios residenciales y muy pronto las casas de los comerciantes, adornadas con peristilos, dominaron con su masa las chozas que bordeaban las calles. Entre los edificios había un pequeño templo consagrado, en 131, al dios Baal Chamin. Al sur de la calle principal, a lo largo de la ruta que seguía el lecho de un río, se levantaban los edificios administrativos y había puertas que daban acceso a los mercados.

Hacia el sur, la ruta que venía de Damasco atravesaba la ciudad, aislando el barrio oeste del resto de Palmira. Allí fue donde se construyó en el siglo III el castrum romano. Una puerta con cuatro arcos se abría a una magnífica calle bordeada con columnas, orientada de norte a sur; trescientos setenta y cinco columnas son todavía visibles y ciento cincuenta aún están en pie. La avenida conducía al Ágora y al teatro, y en ella se hallaban las termas. Adornada con estatuas que eran retratos de los personajes notables de Palmira, terminaba una puerta de tres arcos. Al suroeste, de cara al sur, se levantaba un templo con el frontón sostenido por columnas corintias.” [*]

Sobre los habitantes de la ciudad de Palmira, el historiador narra que su población estaba compuesta principalmente por la soldadesca romana, griegos, profesores y mercaderes orientales: negociantes fenicios y judíos agrupados en comunidades, babilonios, persas y egipcios.

“La masa que se apretujaba en las calles y mercados de Palmira era pintoresca y heterogénea; romanos, altaneros y cubiertos de hierro; beduinos con pingajos multicolores, conductores de caravanas; mercaderes vestidos con parto, blusa, abrigo, pantalón y bragas.

Los lenguajes hablados en el mercado (…) eran muy numerosos. Al igual que en las provincias orientales del imperio romano, la lengua oficial era el griego. Los soldados hablaban latín y los habitantes un dialecto arameo enriquecido con muchas palabras griegas y latinas.” [*]

El impulso económico de la ciudad se debió a su ubicación geográfica: “Por su situación en el cruce de las vías de comunicación entre Egipto y Mesopotamia, Palmira, puerta oriental del Imperio romano, debió su prosperidad a los negocios.” [*]

Los arqueólogos han hecho descubrimientos que revelan un importante y estructurado sistema de cobro de tarifas aduaneras. Esclavos, tejidos, vituallas, dátiles y piñas de Fenicia; perfumes de India, Mesopotamia y Hadramut, eran mercancías que pasaban diariamente por la ciudad a lomo de camello. La cobranza por protección de caravanas también constituía una fuente de ingresos, así como las actividades artesanales.

Bajo la tutela del senador romano Odainat, afamado por su sabiduría y valentía, Palmira se convirtió en la capital de un reino que comprendía Siria, Mesopotamia y una parte de Arabia, hasta la costa del Mar Rojo.

“Palmira, ciudad abierta, punto final de las rutas de las caravanas, se transformó en una fortaleza erizada de muros y de bastiones. Odainat construyó unas potentes murallas y luego se otorgó el título de Rey de Reyes. Palmira el antiguo oasis del desierto sirio, se había convertido en la gran plaza fuerte del Oriente Medio y llevaba el título de metrocolonia (colonia principal).” [*]

Pero, como bien analiza el historiador, para una ciudad, el hecho de rodearse de muros significa renunciar a extenderse y con ello se cerró una fase de su evolución.

En un combate con las tropas de Asia Menor, en Emeso, Odainat fue víctima de un atentado, poco después su hijo Herodes fue asesinado. Al mando de Zenobia, viuda y soberana a la muerte de Odainat, Palmira conquista Egipto y firma una alianza con los persas. Habiendo alcanzado una paz provisional con Roma, Palmira alcanzó la cúspide de su desarrollo convirtiéndose en el centro neurálgico del comercio mundial.

En el otoño de 271 la rivalidad Roma-Palmira, llegaría a los campos de batalla. Los ataques de Probo, comandante de las tropas romanas asentadas en el valle del Nilo, y las de Aureliano, procedentes de Asia Menor, marcan el principio del fin de la preponderancia del Palmira en el Oriente Medio.

El valor histórico y cultural de Palmira en la actualidad

La revisión histórica de la ciudad de Palmira es más que necesaria para poner de relieve la gravedad de la amenaza que se cierne hoy en contra de este sitio, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Como todos sabemos, los conflictos político-religiosos de Oriente Medio ciernen una grave y constante amenaza sobre la riqueza histórica y arqueológica de la región, patrimonio de la humanidad.

Como ha destacado la UNESCO, las ruinas de Palmira figuran entre los vestigios más importantes del último periodo de la Antigüedad Clásica, y antes del inicio de la contienda, en marzo de 2011, eran una de las principales atracciones turísticas de país y de la región.

“Un rasgo original del arte de Palmira lo constituyen sus esculturas funerarias, hieráticas e intensamente espirituales, que dejan traslucir influencias griegas, romanas y persas, y preludian el arte bizantino.” [*]

Desde el pasado febrero, integrantes de Estado Islámico han destruido varios sitios y museos arqueológicos, así como mausoleos islámicos y mezquitas: las ruinas asirias de Nimrud del siglo XIII a. C. y de Hatra, el Museo de la Civilización de la ciudad de Mosul y el yacimiento de Dur Sharrukin, capital asiria durante parte del reinado de Sargón II (722 - 705 a. C.), han sido objeto del saqueo de este grupo yihadista en Irak. [*]

Estos lugares han sufrido daños irreparables o han sido simplemente devastados.

La situación de Palmira, la llamado la atención desde momentos previos al acaecimiento de las explosiones de las que se tiene noticia en las últimas semanas, desde mayo, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, manifestó su preocupación y reiteró el llamado para un cese inmediato de las hostilidades en el sitio y pidió también a la comunidad internacional que haga cuanto esté en su mano para proteger a las poblaciones civiles afectadas y salvaguardar el patrimonio cultural único de Palmira. [*]

En México, y en este Poder Legislativo, no podemos guardar silencio ante estos hechos que se perfilan claramente como una verdadera tragedia en términos de patrimonio histórico y cultural.

Es necesario unirnos a la expresión manifiesta de indignación que se está generando a nivel internacional y atender el llamado de la Directora General de la UNESCO para hacer todo cuanto esté en nuestras manos para apuntalar la protección de las poblaciones civiles afectadas y salvaguardar el patrimonio de Palmira.

En ese tenor, proponemos a la consideración de esta soberanía, la siguiente proposición con

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión lamenta profundamente y condena las acciones de Estado Islámico para destruir mausoleos de la ciudad monumental de Palmira.

SEGUNDO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Relaciones Exteriores a emitir la acción que corresponda a este problema, conforme a los principios rectores que guían nuestra política exterior y el compromiso del Estado mexicano con la protección del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

A t e n t a m e n t e

Diputada Adriana Fuentes Téllez

Dado en el Salón de Sesiones de la Comisión Permanente, a 30 de junio de 2015.


[*] Estado Islámico destruye templos de milenaria ciudad siria de Palmira, con información de EFE, en Excélsior, 23 de junio de 2015http://www.excelsior.com.mx/global/2015/06/23/1030914

[*] Schreiber, Hermann y Georg, Ciudades malditas de la antigüedad. Un misterio sepultado por la historia, Barcelona, Círculo Latino, 2005, pp. 104-115, accesible en: https://books.google.com.mx/books?id=7B5f4pkP4iUC&pg=PA110&dq=oasis+de+palmira&hl=es-419&sa=X&ei=ckSLVZfmEoXpsAXUwKSoDw&ved=0CE0Q6AEwCQ#v=onepage&q=oasis%20de%20palmira&f=false

[*] Ídem, pp. 105-106

[*] Ídem, p. 107

[*] Ídem, pp. 107-108

[*] Ídem, p. 110

[*] UNESCO, Palmira (República árabe Siria), http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=26445&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

[*] Excélsior, cit. Infra.

[*] La Directora General de la UNESCO pide el cese inmediato de las hostilidades en Palmira (Siria), 20 de mayo de 2015, servicio de prensa de la UNESCO http://www.unesco.org/new/es/media-services/single-view/news/unesco_director_general_calls_for_immediate_cessation_of_hostilities_in_palmyra/#.VYxCqDaI6dJ