+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Comisión Permanente Ficha Técnica

Del Sen. Luis Sánchez Jiménez, a nombre de los diputados Roxana Luna Porquillo, Víctor Reymundo Nájera Medina y Roberto Cabrera Solís, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo que exhorta a la Procuraduría General de la República, a la Comisión Nacional de Seguridad y a la Procuraduría General de Justicia de Michoacán a investigar las presuntas ejecuciones extrajudiciales por elementos de la Policía Federal en Apatzingán.

SE TURNÓ A LA PRIMERA COMISIÓN.


CON PUNTO DE ACUERDO, POR EL QUE SE EXHORTA A LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, A LA COMISIÓN NACIONAL DE SEGURIDADY A LA PROCURADURÍA GENERAL DE JUSTICIA DE MICHOACÁN A INVESTIGAR LAS PRESUNTAS EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES POR ELEMENTOS DE LA POLICÍA FEDERAL EN APATZINGÁN, PRESENTADO POR EL SENADOR LUIS SÁNCHEZ JIMÉNEZ A NOMBRE DE LOS DIPUTADOS ROXANA LUNA PORQUILLO, VÍCTOR REYMUNDO NÁJERA MEDINA Y ROBERTO CABRERA SOLÍS, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD

Quienes suscriben, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 58 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someten a consideración de esta Soberanía la siguiente proposición con punto de acuerdo, con base en las siguientes

Consideraciones

De acuerdo con una importante investigación periodística realizada por Laura Castellanos1 , se señala que los acontecimientos ocurridos el pasado 6 de enero de 2015 en Apatzingán, Michoacán, en donde 16 personas perdieron la vida, fueron en realidad ejecuciones extrajudiciales cometidas por la Policía Federal; de esta manera, la versión oficial del entonces comisionado federal de Seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, quien declaró que los decesos fueron producto de “fuego cruzado” con el saldo de un atropellado y ocho muertos, queda en un total entredicho que se encuentra enraizado en una crisis severa de desconfianza institucional.

El reportaje intitulado “Fueron los Federales”, presenta los resultados obtenidos del análisis e investigación de testimonios grabados en audio de 39 personas, entre las que se encuentran sobrevivientes, personas detenidas y liberadas, testigos circunstanciales, familiares de las víctimas, personal del Hospital General Ramón Ponce y empleados del Servicio Médico Forense (Semefo), entre otras.

El texto en comento comienza describiendo que la madrugada del 6 de enero del año en curso, un centenar de integrantes y simpatizantes de la Fuerza Rural del grupo G250, que se encontraba en un plantón en los portales del Palacio Municipal de la ciudad de Apatzingán –porque su grupo creado por Alfredo Castillo, había sido disuelto por el mismo creador 20 días antes–, fue atacado por policías federales.

Conforme a las distintas pruebas que la periodista recabó, quienes se encontraban en el plantón no tenían armas largas, sólo palos y ramas de limonero, y seis de esas personas portaban pistolas registradas, las cuales pusieron inmediatamente en el suelo cuando lo ordenó la Policía Federal. El testimonio de un integrante del G250, señala que los policías, estacionados detrás de los portales, tenían en su mayoría el rostro cubierto y armas largas Galil calibre 308, Heckler & Koch G3 calibre 7,62, R-15 calibre 2.23.

Este asalto en la madrugada fue el primero de dos que se perpetraron el mismo día, narra Castellanos. Durante la primera embestida de la Policía Federal que duró 15 minutos, diversos testigos declararon que personas sin armas que buscaban refugio en el jardín central, fueron arrodilladas por los elementos policiacos y ejecutadas ahí mismo. De igual forma, más personas eran detenidas y subidas a camionetas por los policías.

El segundo ataque, resultado de la indignación y enojo de sobrevivientes, guardias rurales y familiares de los detenidos y atacados, fue originado por el aviso de que una caravana de la Policía Federal salía del jardín central con compañeros detenidos y heridos que pedían auxilio; por lo que armados con palos, subieron a camionetas para liberarlos.

Cuando las personas alcanzaron la caravana, descendieron de sus vehículos y rompieron los cristales de una camioneta de la Policía Federal para buscar a sus compañeros. Frente a esta situación, los policías comenzaron a detonar sus ametralladoras M60 –armas utilizadas para reventar el blindaje de vehículos cuando se trata de operativos contra la delincuencia organizada– contra una docena de vehículos sin blindaje.

La periodista apunta que después de 20 minutos de tiroteo, comenzado sobre las 7:45 horas del mismo 6 de enero, los civiles comenzaron a detenerse ante la diferencia de sus palos y armas cortas, contra las ametralladoras de la Policía Federal. En ese momento, más elementos policiacos entraron a la escena para cometer otras ejecuciones extrajudiciales, de acuerdo a los testigos, quienes también señalaron que, pese a que un hospital se encontraba cerca del lugar, la Policía no pidió ambulancias.

Al respecto de la atención médica, el reportaje enfatiza el intento del director del Hospital General Ramón Ponce, Carlos Torres Vega, de trasladar a las personas heridas gravemente a Morelia a las 13:00 horas. Sin embargo, la Policía Federal impidió esta acción provocando la muerte a una de las personas. No fue sino hasta después de siete horas que el traslado fue aprobado; lamentablemente, un herido de la pelvis falleció al llegar a la caseta por la espera para el traslado durante la que sangró muchísimo.

En este mismo sentido, el equipo médico del hospital declaró que familiares comenzaron a llegar al lugar buscando a sus personas desparecidas. De estos casos, destaca el de las madres de niñas heridas –una de ellas de dos años– que presuntamente se habían llevado policías federales.

Igualmente, resulta alarmante que, de acuerdo al reportaje, ningún cadáver fue trasladado al Semefo de Apatzingán, supuestamente, porque hubo instrucciones de no llevar los cuerpos a las instalaciones.

“Tres actas de defunción prueban el traslado de cadáveres a una distancia promedio de tres horas de trayecto: A Luis Alberto Lara Belmonte, de 20 años, con “laceración en ambos pulmones y traumatismo torácico”, se le llevó al Semefo de Lázaro Cárdenas; a Luis Gerardo Barajas Rodríguez, de 18 años, que murió “por la penetración de múltiples proyectiles de arma de fuego” en abdomen, se le trasladó a Zamora, y a Guillermo Gallegos Madrigal, de 20 años, que falleció por “penetración de un proyectil de arma de fuego a cráneo”, lo canalizaron al Semefo de Morelia.”2

Los testimonios y videos vertidos en el texto indican cómo las personas atacadas por la Policía Federal llegaron a desangrarse hasta por una hora, y que la escena fue alterada por los mismos elementos policiacos quienes pusieron armas junto a las personas asesinadas.

Con esta investigación, la versión oficial expuesta por Castillo en la que justifica los ataques con la historia de un desalojo a hombres armados y la de una supuesta emboscada a la caravana de Policía Federal para quitarles vehículos incautados, en la que hubo un “fuego amigo” y niega ejecuciones extrajudiciales, se ha visto desarmada ante las diferentes pruebas del reportaje para el cual se solicitó una entrevista con el ex comisionado, quien nunca respondió.

A 100 días de estos sucesos, Alfredo Castillo fue nombrado titular de la Comisión Nacional del Deporte (Conade). Con este nombramiento, el poder federal muestra el desprecio y el nulo interés por el respeto y garantía de los derechos humanos de las personas no sólo en Michoacán, sino en cualquier parte del país.

La masacre descrita en el texto anterior, basado en el reportaje de Laura Castellanos, es un foco rojo más al mapa de una nación gastada por la corrupción, y la violencia institucional, que cada día se recrudece en aras de la “seguridad nacional”.

Las distintas violaciones a los derechos humanos y garantías constitucionales señaladas, enmarcadas en un uso excesivo de la fuerza y la violación de protocolos de actuación con una visión de derechos humanos, nos convocan a someter a esta Soberanía la siguiente proposición con

Puntos de Acuerdo

Primero. 

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Procuraduría General de la República a realizar una investigación a fondo de los hechos ocurridos el 6 de enero de 2015 en Apatzingán, Michoacán, a fin de deslindar responsabilidades y castigar a los responsables materiales y a, quienes en la cadena de mando, determinaron y decidieron el operativo de la Policía Federal; a investigar el presunto uso excesivo de la fuerza de los elementos de la Policía Federal; así como la responsabilidad del entonces comisionado federal de Seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, ahora titular de la Comisión Nacional del Deporte.

Segundo. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente al titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, a que dentro de las atribuciones que le confiere su normatividad, investigue los hechos ocurridos en Apatzingán, Michoacán, en el que perdieron la vida 16 civiles a manos de elementos de la Policía Federal, finque las responsabilidades correspondientes a quienes participaron e incumplieron con la misión de la institución a su cargo; así comosolicite al Órgano de Control Interno de la Policía Federal realizar una investigación sobre el posible uso excesivo de la fuerza y la violación a los derechos humanos cometidas presuntamente por elementos de la Policía Federal en dichos sucesos.

Tercero. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamenteal titular de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán ainstruir al Servicio Médico Forense de la entidad para emitir una versión pública del registro de los cuerpos ingresados a sus instalaciones entre el 6 y el 10 de enero de 2015.

Notas

1. Castellanos, Laura. “Fueron los Federales”. En línea: http://aristeguinoticias.com/1904/mexico/fueron-los-federales/

2. Ibid

Dado en la Sede de la Comisión Permanente, a 24 de junio de 2015

Sen. Luis Sánchez Jiménez

Dip. Roxana Luna Porquillo

Dip. Víctor Nájera Medina

Dip. Roberto Cabrera Solís