+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

De la Dip. María Sanjuana Cerda Franco, del Grupo Parlamentario Nueva Alianza, con punto de acuerdo que exhorta al titular de la Comisión Nacional del Agua a fortalecer las estrategias tendientes a mejorar la calidad del agua, particularmente la destinada a uso agrícola, así como a fomentar la inversión en infraestructura hídrica destinada a incrementar el porcentaje de tratamiento de aguas residuales en el país.

SE TURNÓ A LA TERCERA COMISIÓN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE Y OBVIA RESOLUCIÓN POR EL QUE SE EXHORTARESPETUOSAMENTE AL TITULAR DE LA COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA PARA QUE FORTALEZCA LAS ESTRATEGIAS TENDIENTES A MEJORAR LA CALIDAD DEL AGUA, PARTICULARMENTE LA DESTINADA A USO AGRÍCOLA, ASÍ COMO FOMENTE LA INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURA HÍDRICA DESTINADA A INCREMENTAR EL PORCENTAJE DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES EN EL PAÍS, QUE PRESENTA LA DIPUTADA MARÍA SANJUANA CERDA FRANCO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA ALIANZA.

Quien suscribe, María Sanjuana Cerda Franco, Diputada Federal integrantedel Grupo Parlamentario Nueva Alianza en la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, con fundamento en los artículos 55, 56 y 57 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, me permito presentar ante esta Soberanía la siguiente proposición con Punto de Acuerdo; al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El agua en nuestro país, como en todo el mundo, guarda un invaluable valor debido a la estrecha relación que guarda con los procesos vitales y con el desarrollo de cualquier actividad humana. Por ello, su adecuado uso y aprovechamiento es condición indisoluble para atender las necesidades del presente y preservar las posibilidades de nuestro futuro.

No obstante que lo anterior es irrefutable, la realidad nos obliga a emitir un preciso llamado de alerta sobre un aspecto que de mantenerse, incrementará los indicadores de un latente problema de salud pública en el país. Me refiero, particularmente, a la contaminación de campos agrícolas por el uso de aguas no tratadas adecuadamente.

El uso predominante del agua en México es el agrícola, utilizando el 76% para el riego de 30.2 millones de hectáreas; le sigue el uso público urbano, con el 15% y el industrial con el 6%. Otros usos como el pecuario o el destinado a la acuacultura consumen el restante 5%.

De manera más puntual, es conveniente mencionar que entre los años 2001 a 2012, del uso destinado a la agricultura (76%), el abastecimiento de agua de origen superficial se incrementó 12.8%, al pasar de 45.2 a 50.9 km3, representando más del 65% de fuentes superficiales, por lo que suuso y manejo pertinente, puede conducir a excelentes resultados en la producción agrícola, pero su mal uso provoca muertes y epidemias.

Lo anterior cobra más sentido si consideramos que el 73% de los cuerpos de agua están contaminados, gracias a que una gran mayoría de las descargas de centros urbanos, así como de las descargas industriales no recibe el tratamiento sanitario adecuado.

En este aspecto es donde se debe prestar mayor atención a la vinculación entre la calidad del agua y su uso agrícola.

Las entidades con mayor superficie destinada al uso agrícola en los últimos años fueron algunas de las ubicadas en el centro del país y el Golfo de México, predominantemente Tlaxcala, con el 79.5%; Veracruz, con el 76.7%; Tabasco registra un 64.2% y Guanajuato, con el 59.3%.

En ellas, como en todo el país, la calidad del vital líquidoestá afectada por diversos factores como los usos del suelo, la producción industrial y agrícola, el tratamiento que se le da antes de ser vertida nuevamente a los cuerpos de agua y la cantidad misma de agua de los ríos y lagos, ya que de ésta depende su capacidad de purificación.Esto significa que la inmensa mayoría de este líquido vital se vierte a ríos, lagos o mares sin ningún tratamiento previo, ocasionando la contaminación de éstos.

La descarga de aguas residuales domésticas e industriales, sin un proceso de tratamiento que elimine los contaminantes que contienen, afecta negativamente la calidad de las aguas superficiales que las reciben.

Lo grave es que los contaminantes que llegan a los cuerpos superficiales dañan tanto a los ecosistemas acuáticos en ríos, canales, lagos y mares, como a la salud de las personas.Y aun cuando los ecosistemas acuáticos y terrestres son capaces de procesarlos y diluirlos hasta cierto grado, en altas concentraciones y sin el tratamiento adecuado pueden, además de causar la desaparición de la vegetación y fauna, impedir el aprovechamiento de los recursos hídricos de los cuerpos afectados.

El agua inadecuadamente tratada puede transmitir muchos microorganismos como las variedades patógenas de Escherichia coli , especies de Salmonella ssp., Vibrio cholerae, especies de Shigella ssp., así como Cryptosporidium parvum, Giardia lamblia, Cyclospora cayetanensis, Toxiplasma gondii y los virus de Norwalk y de la hepatitis A.

En general, se acepta que uno de los factores más importantes en la fertilidad del suelo y en la agricultura reside en el nivel de materia orgánica del mismo. La materia orgánica mejora la estructura del suelo y, por tanto, permite que éste resista a la erosión, contenga más agua, permanezca húmedo más tiempo y contenga mayor reserva de nutrientes para las plantas y uno de los factores que contribuyen a esa fertilidad es el agua misma.

El agua que se usa en la agricultura implica numerosas actividades sobre el terreno, incluyendo el riego, la aplicación de plaguicidas y fertilizantes, el enfriamiento de las frutas y vegetales y la regulación de las heladas; asimismo, entre su uso entre las actividades posteriores a la cosecha se encuentran el enjuagado, enfriamiento, lavadoy transporte.

Los productos del campo son una insustituible fuente de salud y bienestar para los mexicanos; sin embargo durante los últimos años se ha detectado un mayor número de enfermedades transmitidas por el consumo de frutas y vegetales.

Una de las causas reside en el uso de agua de insuficiente calidad utilizada en el campo, las instalaciones o durante el transporte de frutas, hortalizas y vegetales, pues cuando el agua entra en contacto con estos productos, la posibilidad de contaminación por microorganismos patógenos dependerá de la calidad de la misma, y si los microorganismos sobreviven en dichos alimentos pueden causar enfermedades.

Cuando el agua no reúne los requisitos para el consumo humano, puede ser vehículo de bacterias, virus o protozoarios entéricos que causan afecciones conocidas genéricamente como “enfermedades de origen hídrico”.

Entre ellas destacan las enfermedades diarreicas, el cólera, la disentería, la fiebre tifoidea, la amebiasis y la hepatitis A, entre otras, que en el país figuran entre las primeras 20 enfermedades con más casos registrados, siendo una de sus principales causas, el uso de aguas residuales, sin tratamiento, en el riego de alimentos que se consumían crudos.

La información disponible en registros de la CONAGUA y la Secretaría de Salud permiten identificar que en aquellas entidades de predominante uso de suelo agrícola, como las antes mencionadas, el porcentaje de aguas residuales municipales que reciben tratamiento no es superior al 39%. Así mismo, la tasa de incidencia de enfermedades de origen hídrico supera el 4.4%, llegando inclusive a casi el doble de este valor en Tabasco (8.2%), entidad que apenas trata el 21% de sus aguas residuales de origen municipal.

El detalle por entidad federativa de los datos anteriores se puede observar en la siguiente tabla:

ENTIDAD FEDERATIVA

% DE AGUAS RESIDUALES MUNICIPALES QUE RECIBEN TRATAMIENTO

% DE SU SUPERFICIE DESTINADA A USO AGRÍCOLA

TASA INCIDENCIA DE ENFERMEDADES DE ORIGEN HÍDRICO

Tlaxcala

48.4

79.5

5.1

Veracruz

34.9

76.7

4.4

Tabasco

20.7

64.2

8.2

Guanajuato

50.2

59.3

4.7

Guerrero

57.6

55.9

6.7

Morelos

26.4

55.4

5.6

Jalisco

46.3

54.7

4.8

Puebla

43.0

53.1

4.1

Aguascalientes

122.8

49.1

8.3

Tamaulipas

75.6

46.8

5.7

Chiapas

18.9

45.8

6.9

Colima

52.1

43.7

6.0

Querétaro

42.3

40.7

5.3

Michoacán

27.3

38.2

4.3

Sinaloa

71.6

37.8

6.5

México

28.0

36.8

4.0

Oaxaca

28.4

32.6

6.8

Nuevo León

109.5

31.6

5.6

Hidalgo

6.8

30.3

5.0

Distrito Federal

13.9

29.6

4.6

San Luis Potosí

49.1

29.5

5.3

Zacatecas

23.1

29.4

7.2

Nayarit

83.4

27.6

7.6

Yucatán

2.1

25.9

6.6

Campeche

5.8

16.9

7.7%

Sonora

34.9

13.4

6.3

Durango

65.0

12.9

7.9

Chihuahua

72.8

11.2

7.8

Baja California

86.6

7.6

3.9

Coahuila

46.4

7.6

5.3

Quintana Roo

55.6

6.5

6.0

Baja California Sur

64.8

2.9

7.0

Nacional

43.4

36.0

6.0%

Fuentes:Elaboración propia con datos de:

INEGI. Carta de Uso del Suelo y Vegetación, Serie V, México. 2013.

Sinave, DGE, Salud.Información Epidemiológica de Morbilidad. Anuario Ejecutivo 2012. Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, Dirección General de Epidemiología, Secretaría de Salud. México. 2013.

Conagua, Semarnat. Situación del Subsector Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento. Edición 2014. México.

Como puede observarse, muy pocas entidades federativas del país superan el promedio nacional de aguas residuales de origen municipal que reciben tratamiento; aguas que son descargadas en los afluentes que son a su vez utilizados para el riego de los campos de uso agrícola y, en consecuencia, al ser una fuente notoria de contaminantes, las afectaciones para la salud de las personas son devastadoras.

Es menester recordar que el tratamiento de las aguas residuales es esencial para garantizar el ciclo del agua, es decir, el ciclo de la vida.

Es por ello que los municipios deberán cumplir con la normatividad que se ha establecido en nuestro país, en cuanto a las descargas que son vertidas a los cuerpos de aguas nacionales, como es el caso de los ríos, lagos y humedales. Supervisar que se cumpla, va más allá de un simple ordenamiento legal, ya que involucra la salud de nuestra población y la sustentabilidad de un bien esencial para la vida de millones de mexicanos.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 27, establece la propiedad de la Nación sobre las aguas que ocurren en el territorio; define las que se consideran aguas nacionales y determina que su aprovechamiento por los particulares se podrá realizar mediante concesiones del Ejecutivo Federal.

De ella se derivan diversos ordenamientos legales que rigen en materia de recursos hídricos, el principal de ellos es la Ley de Aguas Nacionales y su reglamento. Dicha norma es de observancia general en todo el territorio nacional y tiene por objeto regular la explotación, uso o aprovechamiento de dichas aguas, su distribución y control, así como la preservación de su calidad para lograr su desarrollo integral sustentable.

Para lograr esos fines se delega en la Comisión Nacional del Agua las facultades del Ejecutivo para administrar las aguas nacionales y sus bienes inherentes, como cauces, terrenos ocupados por vasos y lagunas, obras de infraestructura hidráulica federal, entre otras, teniendo como parte de sus principales atribuciones el monitoreo y certificación de la calidad del agua para sus distintos usos consuntivos, así como el fomento de obras de infraestructura que potencialice el uso sustentable del agua.

Por lo anteriormente expuesto, someto a la consideración de esta Soberanía el siguiente

PUNTO DE ACUERDO DE URGENTE Y OBVIA RESOLUCIÓN

ÚNICO: LA COMISIÓN PERMANENTE DEL CONGRESO DE LA UNIÓN EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL TITULAR DE LA COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA PARA QUE FORTALEZCA LAS ESTRATEGIAS TENDIENTES A MEJORAR LA CALIDAD DEL AGUA, PARTICULARMENTE LA DESTINADA A USO AGRÍCOLA; ASÍ COMO FOMENTE LA INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURA HÍDRICA DESTINADA A INCREMENTAR EL PORCENTAJE DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES EN EL PAÍS.

Cámara de Senadores, Sede de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión,a 24 de junio de 2015.

Dip. María Sanjuana Cerda Franco


1 NUM3RAGUA, 2014. Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Disponible en http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Publicaciones/Publicaciones/Numeragua.pdf.

2 La Salud Ambiental en México. Situación Actual y Perspectivas Futuras. Magali Hurtado Díaz, Dirección de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud Pública, México, Febrero de 2015. Disponible en http://www.inegi.org.mx/eventos/2015/Poblacion/doc/p-MagaliHurtado.pdf.

3INEGI. Carta de Uso del Suelo y Vegetación, Serie V, México. 2013.

4Sinave, DGE, Salud.Información Epidemiológica de Morbilidad. Anuario Ejecutivo 2012. Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, Dirección General de Epidemiología, Secretaría de Salud. México. 2013. http://www.epidemiologia.salud.gob.mx/dgae/infoepid/publicaciones2015.html