+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. David Monreal Ávila, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con punto de acuerdo que exhorta al Consejo Nacional de Seguridad Pública a diseñar e implementar programas nacionales y políticas públicas que prevengan la delincuencia organizada cometida por menores de edad.

SE TURNÓ A LA PRIMERA COMISIÓN.


PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL CONGRESO DE LA UNIÓN, EXHORTA RESPETUOSAMENTE AL CONSEJO NACIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA, PARA QUE EN COORDINACIÓN CON LA COMISION NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS, DISEÑEN, IMPLEMENTEN PROGRAMAS NACIONALES Y POLÍTICAS PÚBLICAS QUE PREVENGAN LA DELINCUENCIA ORGANIZADA COMETIDA POR MENORES DE EDAD.

Senador David Monreal Ávila, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo en la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 78, fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; artículo 58 del Reglamento Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; y 8, numeral 1, fracción II, del Reglamento del Senado de la República, presenta ante esta Comisión Permanente proposición con punto de acuerdo, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

En México el crimen organizado ha tenido un crecimiento representativo en los últimos años, partiendo de que uno de los factores es la ganancia económica que genera y con la que se lucra.

Este problema social afecta cada día más regiones dentro del territorio nacional, perturbando seriamente la paz pública y poniendo a prueba las instituciones encargadas de la seguridad y la procuración de justicia.

México es uno de los seis países con mayor delincuencia organizada y nivel de errores judiciales en el impulso y procesamiento de causas penales, solamente superado por Irak, Afganistán, Pakistán, Nigeria y Guinea Ecuatorial, señaló Edgardo Buscaglia, experto en temas de Delincuencia Organizada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La delincuencia organizada ha ido en avance, por lo que es un tema que ya no es delimitado a un sector en específico, si no que éste ha llegado ha involucrar a menores de edad, haciéndolos participes en actos delictivos, convirtiéndolos en menores infractores.

La delincuencia en menores de edad ha ido en aumento derivado de la aceleración de nuestra sociedad, ya que hoy en día los niños crecen de una manera más vertiginosa, en la que se observa que infantes de 15 años ya sean considerados como hombres.

Es indudable que los menores sean un grupo susceptible y vulnerable ante esta situación, debido a la desintegración de una familia, el medio social en donde se desarrollan, la mala educación, la manipulación de medios de información, la ignorancia y la pobreza, siendo el resultado de un problema social creado por los adultos.

Existe un proceso del desarrollo del delincuente, iniciando por actividades de acuerdo a su edad, finalizando por realizar delitos violentos de mayor importancia e impacto. Aunque no siempre funciona de esta manera, también se debe a la capacidad que logra cada menor.

Un caso que alude a lo anterior es el del niño Edgar “el Ponchis” quien fue detenido el pasado 2 de diciembre de 2010, cuando tenía 14 años, por los delitos de posesión de armas de fuego exclusivas del Ejército y participación en secuestros, torturas y homicidios con una sanción de tres años y puesto en libertad en noviembre del 2013 tras haber cumplido su pena. El “Ponchis” había sido adiestrado desde los cinco años de edad por el crimen organizado.

Aunque no se tiene la plena certeza, sobre el número de niños involucrados en actividades delictivas del crimen organizado, las autoridades no se han preocupado en elaborar estadísticas con cifras oficiales, se hablan de aproximadamente 30,000 niñas y niños que cooperan con los grupos criminales de varias formas y están involucrados en la comisión de 22 delitos diferentes, del fuero común y federal.

De acuerdo con los datos del Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF) en México la mayoría de los adolescentes mexicanos que entran en conflicto con la ley son de sexo masculino, su edad oscila entre los 15 y 17 años, y presentan un retraso escolar de más de 4 años o han abandonado la escuela; residen en zonas urbanas marginales, trabajan en actividades informales que no exigen calificación laboral, y con el producto de su actividad ayudan al sostenimiento de la familia.

En 2005 se llevó a cabo una importante reforma al artículo 18 constitucional en coadyuvancia con los Derechos del Niño, instaurando el denominado “Sistema Integral de Justicia para Adolescentes”, el cual tuvo como principal objetivo garantizar el reconocimiento y respeto de los derechos de niñas y niños, establecer el sistema de justicia específicos para aquellos que presuntamente hayan infringido las leyes penales.

A pesar de las dificultades de obtener cifras confiables, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía señalaba que en 2007 se habían registrado a nivel nacional 22.970 adolescentes en conflicto con la ley, de los cuales un 91% eran hombres.

En México se considera la delincuencia organizada como un problema de seguridad pública, mas no como un problema social que afecta a cada unos de los mexicanos; y solo se centra en las medidas policíacas o en la aplicación de penas, pero realmente no genera alguna medida de prevención.

Bajo este tenor se logra visualizar de que no es necesario aumentar una pena o sanción, ni mucho menos reducir el número de edad en años para ser procesados por un acto delictivo, lo que se necesita es la creación de medidas de previsión para que los menores no delinquen y desarrollar un sistema especializado capaz de ofrecer a los adolescentes oportunidades reales de asumir su responsabilidad frente a la comisión de un delito.

Por esta razón, es indispensable que el gobierno de México centre la atención hacia este grupo de menores, ya que serán los futuros hombres de bien.

El crimen organizado se aprovecha de la situación de desamparo en la que se encuentran niñas y niños. Asimismo, los menores que se unen al crimen organizado no solo pertenecen a grupos criminales, sino también son víctimas de explotación económica por parte de estos.

De manera que están en una etapa de sus vidas en la que absorben cada conocimiento, siendo vulnerable a lo negativo, por tal razón es necesario la creación de programas sociales y políticas públicas que busquen la adaptación de estos menores, mediante estímulos educativos, deportivos, culturales, dejando ver que tienen alternativas para un fututo próspero y por ende para la sociedad, con el único objetivo de prevenir y evitar que crezca cada día la cifra de menores que se encuentran vinculados a la delincuencia organizada.

Derivado de lo anterior, someto a consideración de esta honorable soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente al Consejo Nacional de Seguridad Pública para que en coordinación con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, diseñen e implementen programas nacionales y políticas públicas que prevengan la delincuencia organizada cometida por menores de edad.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a los 24 días del mes de junio de 2015.


1 A. Oliver Pavón, “México, 6° país con mayor delincuencia organizada; hay fallas en 87% de expedientes: experto de la ONU”, Crónica [en línea]. Consultado el día 19 de mayo de 2015. Disponible en http://www.cronica.com.mx/notas/2008/369343.html

2 Desarrollo de la Personalidad y Prevención del delito, Instituto de Prevención del Delito, consultado 20 de mayo de 2015, [En línea] Disponible en: http://www.edomex.gob.mx/procuraduria/doc/Estudio.pdf

3 Chouza Paula “Liberado el Ponchis, niño sicario mexicano tras cumplir su condena”, El país internacional [en línea]. Consultado el día 20 de mayo de 2015. Disponible http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/26/actualidad/1385489156_605322.html

4 Geremina, Valeria, “Infancia y Conflicto Armado en México”, Red por los Derechos Infancia en México [en línea]. Consultado el día 19 de mayo de 2015. Disponible en

http://www.derechosinfancia.org.mx/iaespanol.pdf

5 Crowrie Christa “Justicia penal para adolescentes” UNICEF México [en línea]. Consultado el día 21 de mayo de 2015. Disponible en http://www.unicef.org/mexico/spanish/17042_17485.htm

6 Ibídem