+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Proposiciones de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica

Del Sen. Armando Ríos Piter, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, con punto de acuerdo que convoca a un diálogo nacional por la educación de las niñas y niños.

SE TURNÓ A LA SEGUNDA COMISIÓN.


Quien suscribe, ARMANDO RIOS PITER, integrante de la LXII Legislatura de este H. Senado de la República, en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, someto a la consideración de esta representación soberana, la siguiente proposición con PUNTO DE ACUERDO POR EL QUE SE CONVOCA A UN  DIÁLOGO NACIONAL POR LA EDUCACIÓN DE LAS NIÑAS Y NIÑOS, al tenor de las siguientes:

CONSIDERACIONES

El pasado 3 de junio, se presentó un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente, mediante el cual se solicitó: “La comparecencia del titular de la Secretaría de Educación, Emilio Chuayffet Chemor y de la Presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, Sylvia Irene Schmelkes del Valle, con el objeto de explicar las razones de la suspensión del proceso de evaluación e informar los avances de la implementación de la reforma educativa, respectivamente”. Dicha solicitud se derivó del comunicado No. 129, emitido el 29 de Mayo de 2015, por la Secretaría de Educación Pública a través de la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente, anunciando la suspensión indefinida de los procesos de evaluación educativa por tener “nuevos elementos a considerar en el proceso”.

El 8 de Junio de 2015, el Secretario de Educación, dio a conocer un comunicado sobre el mismo tema, dirigido al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, en el que informó:

Que “los procesos de evaluación habrán de seguir durante el resto del sexenio como una herramienta fundamental de la Reforma Educativa y que esta decisión se tomó con la finalidad de salvaguardar los derechos de los participantes en los concursos a nivel nacional……”

Advirtió, “que respetarían las fechas marcadas por el INEE, que no hay ni suplantación de facultades, ni detención de las reformas, ni mucho menos el deseo de cancelar la evaluación porque, sin ella, no habría Reforma Educativa”.

En conclusión señaló que, “el boletín obedeció a dos razones: una de carácter técnico por no contar con los lugares para practicar el proceso de evaluación y por no contar todavía totalmente con las computadoras y la conectividad necesaria. Y otra, de carácter político, que nos exigía mantener una extrema prudencia para no vulnerar el desarrollo de un proceso electoral trascendente para el país”.

El punto central que originó este debate, es el comunicado que suspendió la evaluación educativa, ante lo cual ya hubo una respuesta de titular de la SEP, sin embargo, ante la próxima comparecencia del Secretario Emilio Chuayffet Chemor, no es posible concentrar la discusión en este tema, cuando hay otros más importantes, que mantienen al tema educativo en una grave crisis en nuestro país.

El Estado mexicano debe asumir su responsabilidad ante la falta de capacidad para resolver un conflicto magisterial que lleva meses activo en el país, que viola derechos de una generación entera de infantes. No podemos tener desatendido y mal capacitado a uno de los gremios más importantes para el desarrollo de una nación, así mismo, hay que trabajar para erradicar toda práctica de corrupción que inunda su vida sindical.

Para arreglar el conflicto que hoy detiene las clases en las aulas, paraliza el tráfico en las calles, afecta la actividad productiva y empobrece con cada día de paro el futuro de la infancia y la juventud de este país, el primer paso es considerar a la mayor prioridad de cualquier sistema educativo: los alumnos.

El conflicto magisterial nos involucra a todos los aquí presentes, de alguna u otra forma, podemos considerarnos parte de las y los maestros de México. Nosotros enseñamos con cada acción que tomamos y con cada inacción también. Somos referentes para muchos. Especialmente para las niñas y los niños que nos rodean.

Es momento de poner en el centro de la mesa a la infancia y la juventud de México y a la calidad de la educación pública a la que tienen acceso. Hay que buscar que nuestros alumnos tengan una educación que sea competitiva a nivel internacional. Que les agregue valor a sus vidas y que se traduzca en oportunidades de progreso en lo individual y también en lo colectivo; en las comunidades y en el país. Hay que reivindicar el papel del docente como centro del sistema educativo con mejores prestaciones y una vida digna.

La preocupación en el tema no es menor, de acuerdo al Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) de 2000 a 2012:

  • En todas las ediciones de la prueba PISA, el país obtuvo la calificación promedio más baja entre los países de la OCDE en lectura, matemáticas y ciencias. 
  • Los alumnos mexicanos obtuvieron un puntaje promedio en matemáticas de 413 (promedio OCDE: 493). A pesar de dicho avance, el porcentaje de alumnos mexicanos por debajo del nivel de suficiencia (nivel 2) sigue siendo notoriamente alto (55 por ciento contra 23 por ciento en promedio en países OCDE y 40 por ciento en promedio para países con niveles de ingreso per cápita similar a los de México).
  • México no sólo está lejos del promedio de la OCDE (13%) y en los últimos lugares, sino que está por debajo de su desempeño esperado dado su nivel de ingreso, gasto y características del sistema educativo. De acuerdo con el estudio, dadas sus características económicas, México debería tener 7% en los niveles 5 y 6. 

Con estas prioridades, frente al conflicto magisterial necesitamos regresar al diálogo, necesitamos foros de entendimiento y necesitamos también traer más actores a la mesa. Hay que representar a todas las partes interesadas y que somos parte en el conflicto.

Uno de los objetivos centrales de estas mesas debe ser el tema de las evaluaciones que, como lo sostuve al momento de la aprobación de la reforma educativa, deben incorporar el contexto geográfico y socioeconómico que enfrentan maestros, alumnos y padres de familia en las diversas escuelas que existen en México. Insisto nuevamente, si no tomamos estos factores en cuenta, entonces caeremos en el riesgo de que las evaluaciones sean entendidas como un instrumento de discriminación y castigo laboral, y no como instrumentos para medir el desempeño, la calidad educativa y apoyo a los docentes en su crecimiento profesional.

Tenemos que sentarnos a dialogar como legisladores, como padres de familia, tienen que estar los funcionarios del INEE, los directores de las escuelas, las organizaciones de padres de familia que son los primeros interesados, las ONG´s en materia educativa, tienen que estar sentados las y los líderes que representen la reserva intelectual del país, para que sean los testigos sociales de este proceso.

Frente a esta realidad de atraso generalizado en educación pública y de desarrollo regional tan dispar, reitero mi llamado a un Foro Nacional para un Nuevo Entendimiento sobre la Educación en México, que esté fundamentado en una metodología de solución de conflictos y que tenga como sede el Senado de la República, como símbolo del Pacto Federal y de un acercamiento de responsabilidad compartida para resolver el futuro de nuestro país a través de su infancia y juventud, y la calidad de la educación que reciben.

Por lo anteriormente fundado y motivado sometemos a la consideración del pleno de esta Honorable Asamblea, de obvia y urgente resolución, la siguiente proposición con:

PUNTO DE ACUERDO

ÚNICO. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión convoca a un diálogo entre autoridades educativas, organizaciones de la sociedad civil, profesores, representantes de padres de familia y las fuerzas políticas, para resolver el conflicto magisterial y garantizar el cumplimiento de lo dispuesto en la Reforma Educativa, con el fin de salvaguardar el derecho de las niñas y los niños de acceso a la educación, de reconocer y apoyar al personal docente que cumple con sus responsabilidades y fortalecer al sistema nacional de educación.

Salón de Sesiones de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, 17 de junio de  2015.

Suscribe

ARMANDO RÍOS PITER

Senador por el Estado de Guerrero

Documentos Relacionados:

Proposiciones de Ciudadanos Legisladores