+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Gaceta de la Comisión Permanente



Iniciativas de Ciudadanos Legisladores

Estado Actual: Aprobada Ficha Técnica


De los Senadores Diva Hadamira Gastélum Bajo y Roberto Albores Gleason, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, con proyecto de decreto por el que se adiciona la fracción IV al artículo 73 recorriéndose las subsecuentes y se reforma la fracción I del artículo 74 de la Ley General de Salud, en materia de trastornos de la conducta alimenticia.

SE TURNÓ A LAS COMISIONES UNIDAS DE SALUD Y DE ESTUDIOS LEGISLATIVOS DE LA CÁMARA DE SENADORES.


Dar información oportuna que ayude a la prevención, detección e intervención en Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA), por medio de la realización de programas y campañas para la prevención de los trastornos de la conducta alimentaria. Y con ello sean detectadas aquellas señales de riesgo en torno a la alimentación para que se puedan realizar las acciones necesarias para fomentar una mejor calidad de vida para la población con problemas de conducta alimenticia.

La que suscriben, DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO, Senadora de la República, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional con fundamento en la fracción II del artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y de los artículos 8, numeral 1, fracción I, 164 y 169 del Reglamento del Senado de la República, sometemos a consideración del Pleno de ésta H. Soberanía la Iniciativa con Proyecto de decreto por el que se adiciona la fracción IV al artículo 73 recorriéndose las subsecuentes y se reforma la fracción I del Artículo 74 de la Ley General de Salud en materia de Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA), de conformidad con la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

De acuerdo con la Guía de Trastornos Alimenticios de la Secretaría de Salud, elaborado por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, en su edición 2004, los Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA)son:

Un conjunto de síntomas, conductas de riesgos y signos que se pueden presentar en diferentes formas y con distintos niveles de severidad, es decir,  la manera en la que se presenta no está claramente específica a nivel clínico.

Asimismo enuncia que los trastornos alimenticios se presentan cuando una persona no recibe la ingesta calórica que su cuerpo requiere para funcionar de acuerdo con su edad, estatura, ritmo de vida, etcétera.

Los TCA son considerados enfermedades crónicas y progresivas que, si bien se manifiestan a través de la conducta alimentaria, aluden a una gama compleja de síntomas en los que se conjugan factores biológicos, psicológicos,familiares y sociales, de ahí la complejidad para comprender y atender este problema de salud pública, que afecta sobre todo a niñas y mujeres.

En este orden de ideas encontramos que los principales Trastornos de la Conducta Alimentaria son:

  • La Anorexia y; 
  • La Bulimia  

La anorexia y la bulimia son Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA) que afectan principalmente a mujeres en etapas tempranas de la vida como la pubertad y la adolescencia.

Dichos trastornos tienen consecuencias tan graves para la salud que pueden causar desde desnutrición, hasta afecciones cardiacas e incluso ocasionar la muerte. Sin embargo, desde el punto de vista médico su tratamiento y atención es un proceso muy complejo, ya que se tiende a minimizar la problemática y los síntomas asociados tanto por quien los padece como también en su entorno familiar y de amistades más cercanas por lo que se retrasa la detección y el diagnóstico oportuno.

Al respecto podemos enunciar que la anorexia se caracteriza por una gran reducción de la ingesta de alimentos indicada para la persona en relación con su edad, estatura y necesidades vitales para su cuerpo. Por lo que dicha disminución no responde a una falta de apetito, sino a una resistencia a comer, motivada por la preocupación excesiva por no subir de peso o por reducirlo, lo que quiere decir que la persona se obsesiona con la forma en cómo se ve, es decir, la apariencia que tiene ante los demás.

A diferencia de la anorexia en la bulimia encontramos que el consumo de alimento se hace en forma de atracón, durante el cual se ingiere una gran cantidad de alimento con la sensación de pérdida de control. Lo que quiere decir que existen episodios de voracidad que van seguidos de un fuerte sentimiento de culpa, por lo que se recurre a medidas compensatorias inadecuadas como la autoinducción del vómito, el consumo abusivo de laxantes, diuréticos o enemas, el ejercicio excesivo y el ayuno prolongado, para que la persona no engorde.

Por ello quienes presentan ya sea la anorexia o la bulimia piensan y se centran en cuanto y como comen, razón por la cual dejan de hacerlo, asimismo están pendientes de su imagen de una forma obsesiva y constante, piensan a cada momento en cómo y de qué forma son vistas o vistos delante de la demás gente.

Las personas que padecen estos Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA) se preocupan por el peso, por no engordar, por mantener una delgadez extrema o conseguir una mayor a la que ya tienen. Aunado a ello se obsesionan con la imagen corporal de sí mismas o de sí mismos, imagen que se distorsiona y no corresponde a la realidad que está viviendo en ese momento.

  • CRITERIOS SEGÚN EL MANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS DESÓRDENES MENTALES PARA LOS TRASTORNOS DE LA ALIMENTACIÓN. (DSM IV, POR SUS SIGLAS EN INGLÉS) DE LOS SÍNTOMAS QUE SE PRESENTAN.

En la Anorexia nerviosa los síntomas que podemos encontrar son:

  1. Miedo intenso a engordar, que no disminuye con la pérdida de peso. 
  2. Alteración de la silueta corporal, exagerando su importancia en la autoevaluación y negando los peligros que provoca la disminución de peso. 
  3. Pérdida de por lo menos 25% del peso original.

En menores de 18 años de edad debe añadirse al peso inicial el que correspondería aumentar de acuerdo con el proceso de crecimiento y considerando que, una reducción de peso cercana a 15% es valorada como riesgo médico.

  1. Negativa a mantener el peso corporal por encima del mínimo, según edad y estatura. 

A estos se pueden agregar los siguientes:

  • Pérdida de peso autoinducida por conductas compensatorias: vómitos, laxantes, diuréticos y exceso de actividad física.  
  • Retraso en el desarrollo puberal: falta de crecimiento de los senos, amenorrea primaria o secundaria. En los varones, los genitales no se desarrollan y hay pérdida del interés y de la potencia sexual. 

Se especifican dos tipos de anorexia:

  • Tipo restrictivo: la pérdida de peso se obtiene haciendo dietas, ayunos o ejercicio excesivo. No se recurre a atracones ni a purgas. 
  • Tipo compulsivo-purgativo: se recurre regularmente a medidas purgatorias como inducción al vómito, uso de laxantes, diuréticos y enemas.

En la Bulimia los síntomas que podemos encontrar son:

  1. Episodios recurrentes de voracidad: 
    • Comer en corto período de tiempo gran cantidad de alimentos. 
    • Falta de control sobre la alimentación durante el episodio. 
  2. Promedio de dos episodios de voracidad semanales durante tres meses. 
  3. Autoevaluación “indebidamente” influida por la forma y el peso corporales. 
  4. Conducta compensatoria: 
    • Purgativa: vómitos autoinducidos, laxantes, diuréticos. 
    • No purgativa: ayuno, ejercicios físicos extenuantes. 

Trastorno de la conducta alimenticia no especificado:

  1. Distinciones de grado: 
    • Mujeres que cumplen los criterios diagnósticos de la anorexia, pero con menstruaciones regulares.
    • Se cumplen todos los criterios diagnósticos de la anorexia, pero el peso de la persona se encuentra dentro de los límites de la normalidad.
    • Se cumplen los criterios diagnósticos de la bulimia, pero con menor frecuencia.
  2. Empleo irregular de conductas compensatorias inapropiadas después de ingerir pequeñas cantidades de comida por parte de un individuo de peso normal (por ejemplo, inducción del vómito después de ingerir dos galletas).
  3. Masticar y expulsar, sin tragar, cantidades importantes de comida. 
  4. Trastorno compulsivo: se presentan atracones recurrentes sin tener conductas compensatorias.
  • ¿CÓMO AFECTAN A LA SALUD FÍSICA LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA (TCA)? 

Algunos de los efectos de los trastornos de la conducta alimentaria queencontramos en aquellas mujeres u hombres que padecen anorexia o bulimia son:

  • Diversos grados de desnutrición y desequilibriosfisiológicos que producen diferentes complicaciones.
  • Problemas cardiacos que van desde arritmias a problemas más serios y graves, esto debido a abuso constante de medidas evacuativas, hasta la disminución de las cavidades del corazón,disfunciones de las válvulas cardiacas, bajapresión arterial y mala circulación. Hay un alto índicede mortalidad, que va en aumento, debido a problemascardiacos como consecuencia de trastornosalimenticios.
  • En ambos padecimientos se pueden presentar síntomas gastrointestinales tales como los dolores e inflamaciones abdominales fuertes cólicos, constipación y diarreas. 
  • Caída del cabello. 
  • Piel seca, agrietada o escamosa, lanugo (como consecuencia del aumento de cortisol), equimosis por la trombocitopenia. 
  • Callosidades en el dorso de las manos (signo de Russell). 
  • Erosiones del esmalte dental. 
  • Aunado a esto la inducción del vómito en la bulimia puede provocaragrandamiento de las glándulas salivales, alcalosismetabólica, pancreatitis, hematemesis, esofagitis,hemorragia digestiva e hipopotasemia, las cualespueden causar un ataque cardiaco. 
  • Encontramos también que el abuso de conductaspurgativas pueden provocar desequilibrioshidroelectrolíticos de gravedad. 
  • A esto se suma que en las personas que padecen anorexia tienen problemas en la menstruación. 
  • Complicaciones renales. 
  • Hablando particularmente de los hombres en ellos se presenta la disimulación del interés sexual, así como de los niveles de testosterona y anormalidades testiculares.
  • Anemia, leucopenia, trombocitopenia. 
  • Cálculos renales. 
  • Disminución de los niveles de gonadotrofinas. 
  • Aumento de los niveles de cortisol y de la hormona de crecimiento.
  • Entre otro muchos más.

A este respecto datos de las Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que por lo menos uno por ciento de los adolescentes y de los adultos jóvenes sufren anorexia y otro 41% padecen bulimia en el mundo, situación que ha significado una alarma para dicha Organización en regular todo lo referente a la promoción de campañas y difusión de información de este tipo de Trastornos y que las legislaciones de los estados deben contemplar lo referente a su prevención y atención.

LA ANOREXIA Y LA BULIMIA EN MÉXICO

Datos observados en la Encuesta Nacional de Salud en Escolares (ENSE) 2008 muestran que 3.2% de los adolescentes a escala nacional ha utilizado ayunos, dietas o ejercicio en exceso para tratar de bajar de peso, así como 10.2% por lo menos ha practicado una vez las conductas mencionadas.

El vómito autoinducido lo practican 0.7% de los alumnos, principalmente las mujeres, al igual que 0.8% utiliza medidas compensatorias para perder peso, como el uso de pastillas, diuréticos y laxantes. También 7.8% del total de los adolescentes ha tenido la sensación de “no poder parar de comer”, de “pérdida de control” (secundaria refiere 9.8%, porcentaje mayor que el de primaria, con 6.1%). Los atracones, al igual que la sensación de pérdida de control con los alimentos, están asociados al sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas, entre ellas diabetes mellitus y TCA.

Aunado a ello encontramos que otras de las prácticas que significan un riesgo son las dietas, ayunos y el exceso de ejercicio con el objetivo de bajar de peso. A este respecto, 3.2% de los adolescentes indicó haber practicado estas conductas en los últimos tres meses. En menor proporción se encuentra la práctica del vómito autoinducido y la ingesta de medicamentos.‏

Asimismo se observó que la práctica de estas conductas alimentarias es una situación que afecta a las mujeres en mayor proporción y, entre ellas, las más afectadas son las del grupo de 16 a 19 años.‏

MARCO JURÍDICO Y REGULACIÓN

Actualmente en la Ley General de Salud, se contemplan diversas disposiciones que inciden en el tema de la nutrición, por lo que es importante mencionar su contenido. Así, podemos observar en primer lugar que el artículo 3° de la citada Ley establece como materia de salubridad general, tanto el programa de nutrición materno-infantil en los pueblos y comunidades indígenas,como la prevención, orientación, control y vigilancia en materia de nutrición, enfermedades respiratorias, enfermedades cardiovasculares y aquellas atribuibles al tabaquismo (fracciones IV Bis y XII).

Establece que la promoción del mejoramiento y de la nutrición se considera un servicio básico de salud, para los efectos del derecho a la protección de la salud (Artículo 27, fracción IX). Dentro de la misma Ley se instaura que la promoción de la salud comprende a la nutrición (artículo 111, fracción II)

En este contexto tenemos que en el Titulo Séptimo, “Promoción de la Salud”, se contempla un capítulo específico a la nutrición, el cual es el Capítulo III, que consta de los artículos 114 y 115.

Aunado a ello encontramos que dentro de la Ley se considera también lo referente a la atención de la salud mental desde el Artículo 3° donde también lo considera como materia de salubridad general en su fracción VI.

Establece en el Artículo 27 que paralos efectos del derecho a la protección de la salud, se consideran servicios básicos de salud los referentes a la salud mental (fracción VI) y enuncia un Capítulo completo denominado “Salud Mental” en donde se pueden resaltar aspectos como que la prevención y atención de los trastornos mentales y del comportamiento mismos que serán considerados de carácter prioritario, quepara la promoción de la salud mental y la atención de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, la Secretaría de Salud, las instituciones de salud y los gobiernos de las entidades federativas, en coordinación con las autoridades competentes en cada materia, fomentarán y apoyarán en:

  1. El desarrollo de actividades educativas, socioculturales y recreativas que contribuyan a la salud mental, preferentemente a grupos en situación de vulnerabilidad.  
  2. La difusión de las orientaciones para la promoción de la salud mental, así como el conocimiento y prevención de los trastornos mentales y del comportamiento;
  3. La realización de programas para la prevención y control del uso de substancias psicotrópicas, estupefacientes, inhalantes y otras substancias que puedan causar alteraciones mentales o dependencia; 
  4. Las acciones y campañas de promoción de los derechos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, así como de sensibilización para reducir el estigma y la discriminación, a fin de favorecer el acceso oportuno de la atención;  
  5. La implementación estratégica y gradual de servicios de salud mental en establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, que permita abatir la brecha de atención;  
  6. La investigación multidisciplinaria en materia de salud mental;
  7. La participación de observadores externos para vigilar el pleno respeto de los derechos humanos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, que son atendidas en los establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, y
  8. Las demás acciones que directa o indirectamente contribuyan a la prevención, atención y fomento de la salud mental de la población.

Que la atención de los trastornos mentales y del comportamiento comprenden:

  1. La atención de personas con trastornos mentales y del comportamiento, la evaluación diagnóstica integral y tratamientos integrales, y la rehabilitación psiquiátrica de enfermos mentales crónicos, deficientes mentales, alcohólicos y personas que usen habitualmente estupefacientes o substancias psicotrópicas;  
  2. La organización, operación y supervisión de establecimientos dedicados al estudio, tratamiento y rehabilitación de personas con trastornos mentales y del comportamiento, y  
  3. La reintegración de la persona con trastornos mentales y del comportamiento a su familia y comunidad, mediante la creación de programas sociales y asistenciales como residencias y talleres protegidos, en coordinación con otros sectores, para la debida atención de estos pacientes.

Finalmente en el Artículo 74 Bis establece los derechos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, en el Artículo 75 el respeto de los derechos humanos de las personas que padezcan dichos trastornos, el Artículo 76que determina que será la Secretaría de Salud quien determine las normas oficiales mexicanas para los establecimientos que prestan atención a las personas con trastornos mentales y del comportamiento, de la red del Sistema Nacional de Salud y el Artículo 77 que determina que los responsables de la guardia y custodia de las personas que padezcan dichos trastornos serán los padres, tutores, quienes ejercen la patria potestad o quienes ostenten la representación legal de las personas que tengan estos trastornos.

Con lo que podemos observar que no existe regulación alguna respecto de los Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA)y que a pesar de que existe una regulación del tema de nutrición y de la salud mental es necesario que se establezca de forma específica en nuestro marco jurídico lo referente a dichos trastornos, la realización de un Programa, de campañas y lo pertinente para la atención de los mismos de forma particular como ya lo he citado, lo relativo a la anorexia y la bulimia en nuestro país.

OBJETIVO DE LA INICIATIVA:

Derivado de lo anterior es que considero necesario que en México exista información oportuna que ayude a la prevención, detección e intervención en Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA), con la finalidad de que estos sean detectadas aquellas señales de riesgo en torno a la alimentación y que con ello se puedan realizar las acciones necesarias al respecto con el objeto de fomentar una mejor calidad de vida para la población en general de nuestro país.

Por lo que debido a que la anorexia y la bulimia se han convertido en un problema de salud pública en México y que es inminente que si no se atiende de inmediato realizando diversas acciones como la que hoy propongo mediante esta Iniciativa con el fin de realizar una adición de la fracción IV al artículo 73 recorriéndose las subsecuentes y reformar la fracción I del Artículo 74 de la Ley General de Salud en materia de Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA) esto se convertirá en un problema mayor para el estado Mexicano.

Es necesario que contemos con un Programa Nacional que comprenda todo lo referente a los Trastornos de la Conducta Alimentaria y que la Secretaria de Salud del Gobierno Federal en conjunto con las secretarias de los estados actúen en el tema, llevando a cabo acciones de prevención, información y en su caso de atención de dichos trastornos.

Con acciones como esta podremos garantizar que se informe y prevenga este tipo de trastornos, pero que también aquellos que la padezcan cuenten con los elementos suficientes para afrontar dicho Trastorno de la Conducta Alimenticia (TCA). 

Por los argumentos vertidos con anterioridad someto ante el Pleno de esta H. Soberanía la siguiente Iniciativa con:

PROYECTO DE DECRETO

ARTÍCULO ÚNICO.-  Se adiciona la fracción IV al artículo 73 recorriéndose las subsecuentes y se reforma la fracción I del Artículo 74 de la Ley General de Salud, para quedar como sigue:

Artículo 73.-…

I.aIII …

IV. La realización de programas y campañas para la prevención de los trastornos de la conducta alimentaria; 

  1. Las acciones y campañas de promoción de los derechos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, así como de sensibilización para reducir el estigma y la discriminación, a fin de favorecer el acceso oportuno de la atención;  
  2. La implementación estratégica y gradual de servicios de salud mental en establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, que permita abatir la brecha de atención;
  3. La investigación multidisciplinaria en materia de salud mental;
  4. La participación de observadores externos para vigilar el pleno respeto de los derechos humanos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, que son atendidas en los establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, y  
  5. Las demás acciones que directa o indirectamente contribuyan a la prevención, atención y fomento de la salud mental.

Artículo 74.-

  1. La atención de personas con trastornos mentales y del comportamiento, la evaluación diagnóstica integral y tratamientos integrales, y la rehabilitación psiquiátrica de enfermos mentales crónicos, deficientes mentales, alcohólicos, personas que padezcan trastornos de la conducta alimentaria y personas que usen habitualmente estupefacientes o substancias psicotrópicas;  

II.-III…

ARTÍCULOS TRANSITORIOS:

ÚNICO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en el Salón de Sesiones de la H. Comisión Permanente

a los 20 días del mes de mayo de 2015.

DIVA HADAMIRA GASTÉLUM BAJO

Senadora de la República

CUADRO COMPARATIVO


TEXTO VIGENTE

PROPUESTA DE REFORMA

Artículo 73.- Para la promoción de la salud mental y la atención de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, la Secretaría de Salud, las instituciones de salud y los gobiernos de las entidades federativas, en coordinación con las autoridades competentes en cada materia, fomentarán y apoyarán:

  1. El desarrollo de actividades educativas, socioculturales y recreativas que contribuyan a la salud mental, preferentemente a grupos en situación de vulnerabilidad.  
  2. La difusión de las orientaciones para la promoción de la salud mental, así como el conocimiento y prevención de los trastornos mentales y del comportamiento;  
  3. La realización de programas para la prevención y control del uso de substancias psicotrópicas, estupefacientes, inhalantes y otras substancias que puedan causar alteraciones mentales o dependencia; 
  4. Las acciones y campañas de promoción de los derechos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, así como de sensibilización para reducir el estigma y la discriminación, a fin de favorecer el acceso oportuno de la atención;  
  5. La implementación estratégica y gradual de servicios de salud mental en establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, que permita abatir la brecha de atención;
  6. La investigación multidisciplinaria en materia de salud mental;  
  7. La participación de observadores externos para vigilar el pleno respeto de los derechos humanos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, que son atendidas en los establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, y  
  8. Las demás acciones que directa o indirectamente contribuyan a la prevención, atención y fomento de la salud mental de la población.

Artículo 73.-…

  1. a III … 

 

  1. La realización de programas y campañas para la prevención de los trastornos de la conducta alimentaria; 
  2. Las acciones y campañas de promoción de los derechos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, así como de sensibilización para reducir el estigma y la discriminación, a fin de favorecer el acceso oportuno de la atención;  
  3. La implementación estratégica y gradual de servicios de salud mental en establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, que permita abatir la brecha de atención;  
  4. La investigación multidisciplinaria en materia de salud mental;  
  5. La participación de observadores externos para vigilar el pleno respeto de los derechos humanos de las personas con trastornos mentales y del comportamiento, que son atendidas en los establecimientos de la red del Sistema Nacional de Salud, y  
  6. Las demás acciones que directa o indirectamente contribuyan a la prevención, atención y fomento de la salud mental. 

Artículo 74.- La atención de los trastornos mentales y del comportamiento comprende:

  1. La atención de personas con trastornos mentales y del comportamiento, la evaluación diagnóstica integral y tratamientos integrales, y la rehabilitación psiquiátrica de enfermos mentales crónicos, deficientes mentales, alcohólicos y personas que usen habitualmente estupefacientes o substancias psicotrópicas;
  2. La organización, operación y supervisión de establecimientos dedicados al estudio, tratamiento y rehabilitación de personas con trastornos mentales y del comportamiento, y
  3. La reintegración de la persona con trastornos mentales y del comportamiento a su familia y comunidad, mediante la creación de programas sociales y asistenciales como residencias y talleres protegidos, en coordinación con otros sectores, para la debida atención de estos pacientes.

Artículo 74.-

  1. La atención de personas con trastornos mentales y del comportamiento, la evaluación diagnóstica integral y tratamientos integrales, y la rehabilitación psiquiátrica de enfermos mentales crónicos, deficientes mentales, alcohólicos, personas que padezcan trastornos de la conducta alimentaria y personas que usen habitualmente estupefacientes o substancias psicotrópicas;

II.-III…

Diagnóstico sobre la mujer en México a partir del ámbito de la salud. Trastornos de comportamiento alimentario (anorexia y bulimia). Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género. Cámara de Diputados. LXI Legislatura. Pág.12.

Diagnóstico sobre la mujer en México a partir del ámbito de la salud. Trastornos de comportamiento alimentario (anorexia y bulimia). Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género. Cámara de Diputados. LXI Legislatura. Pág.3.

Guía de Trastornos Alimenticios de la Secretaria de Salud. Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva. Edición 2004. Página 11 y 12.

Programa de Escuela y Salud. Programa de Acción en el Congreso Escolar. Prevención y detección de los Trastornos de la Conducta Alimentaria desde el contexto escolar de la Secretaria de Educación Pública. Página 3.

Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012.

CAPITULO III
Nutrición
Artículo 114.- Para la atención y mejoramiento de la nutrición de la población, la Secretaría de Salud participará, de manera permanente, en los programas de alimentación del Gobierno Federal.
La Secretaría de Salud, las entidades del sector salud y los gobiernos de las entidades federativas, en sus respectivos ámbitos de competencia, formularán y desarrollarán programas de nutrición, promoviendo la participación en los mismos de los organismos nacionales e internacionales cuyas actividades se relacionen con la nutrición, alimentos, y su disponibilidad, así como de los sectores sociales y privado.
Artículo 115.- La Secretaría de Salud tendrá a su cargo:
I. Establecer un sistema permanente de vigilancia epidemiológica de la nutrición;
II. Normar el desarrollo de los programas y actividades de educación en materia de nutrición, prevención, tratamiento y control de la desnutrición y obesidad, encaminados a promover hábitos alimentarios adecuados, preferentemente en los grupos sociales más vulnerables.
III. Normar el establecimiento, operación y evaluación de servicios de nutrición en las zonas que se determinen, en función de las mayores carencias y problemas de salud;
IV. Normar el valor nutritivo y características de la alimentación en establecimientos de servicios colectivos y en alimentos y bebidas no alcohólicas.
V. Promover investigaciones químicas, biológicas, sociales y económicas, encaminadas a conocer las condiciones de nutrición que prevalecen en la población y establecer las necesidades mínimas de nutrimentos, para el mantenimiento de las buenas condiciones de salud de la población;
VI. Recomendar las dietas y los procedimientos que conduzcan al consumo efectivo de los mínimos de nutrimentos por la población en general, y proveer en la esfera de su competencia a dicho consumo;
VII. Establecer las necesidades nutritivas que deban satisfacer los cuadros básicos de alimentos. Tratándose de las harinas industrializadas de trigo y de maíz, se exigirá la fortificación obligatoria de éstas, indicándose los nutrientes y las cantidades que deberán incluirse.
VIII. Proporcionar a la Secretaría de Economía los elementos técnicos en materia nutricional, para los efectos de la expedición de las normas oficiales mexicanas.

Documentos Relacionados: