+  -   
Transparencia Parlamentaria Transparencia Parlamentaria
Iniciativas, Minutas, Instrumentos internacionales y proposiciones
Asistencias / Votaciones
Senadores
Comisiones
Gaceta del Senado Gaceta del Senado
Gaceta de la comisión Permanente Gaceta de la Comisión Permanente
Gaceta del Senado Orden del Día
Versión Estenográfica Versión Estenográfica
Diario de los Debates Diario de los Debates
Comisión Permanente Comisión Permanente
Documentos de Apoyo Parlamentario Documentos de Apoyo Parlamentario
Marco Jurídico Marco Jurídico
Consultoría Jurídica Legislativa Consultoría Jurídica Legislativa
Consultoría Jurídica Legislativa Seguimiento a Reformas Constitucionales
Sinopsis Legislativa Sinopsis Legislativa
Sesión al minuto Sesión al minuto
Tratados Internacionales aprobados Tratados Internacionales aprobadas
Legislación aprobada Legislación aprobada
Respuestas a Proposiciones aprobados Respuestas a Proposiciones aprobados
Portal de Accesso
Organización Organización
Recursos Humanos Recursos Humanos
Recursos Materiales Recursos Materiales
Recursos Financieros Recursos Financieros
Información Relevante Información Relevante
Estado de Situación Financiera Estado de Situación Financiera
Código de Ética y Conducta Código de Ética y Conducta
Transmisión en vivo Transmisión en vivo
Licitaciones Públicas Licitaciones Públicas
Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual Transparencia y Rendición de Cuentas Sede Actual
Código de Ética y Conducta Contratos Relevantes
Portal de Accesso

Diario de los Debates


DIARIO DE LOS DEBATES

DE LA CÁMARA DE SENADORES
DEL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

LXIV Legislatura AÑO I Primer Periodo Extraordinario Sesión Núm. 4

Presidente de la Mesa Directiva
Sen. Martí Batres Guadarrama

Sesión Pública Extraordinaria Celebrada
en la Ciudad de México, el 14 de Mayo de 2019

Versión para descarga


PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA

APERTURA

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: (12:03 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las señoras Senadoras y señores Senadores.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Honorable Asamblea, conforme al registro de asistencia, se han registrado 105 ciudadanas Senadoras y ciudadanos Senadores.

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Se abre la sesión extraordinaria del Senado de la República, correspondiente al martes 14 de mayo de 2019, en el marco del periodo de sesiones extraordinarias del segundo receso del primer año de ejercicio constitucional de la LXIV Legislatura, que fue convocado por la Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión. El Orden del Día está disponible en el monitor de sus escaños, con el cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy.






ACTA DE LA SESIÓN EXTRAORDINARIA VESPERTINA
DE LA CÁMARA DE SENADORES CELEBRADA
EL JUEVES NUEVE DE MAYO DE DOS MIL DIECINUEVE.

PRESIDE EL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA

En la Ciudad de México a las trece horas con quince minutos del día jueves nueve de mayo de dos mil diecinueve, encontrándose presentes ciento uno ciudadanos senadores, según relación anexa, la Presidencia declaró abierta la sesión.

(Lectura del Orden del Día)

La Presidencia dio por conocido el contenido del Orden del Día de la sesión de esta fecha, debido a la publicación en la Gaceta del Senado y a su difusión.

(Acta de la sesión anterior)

Se aprobó en votación económica el acta de la Sesión extraordinaria matutina celebrada el jueves nueve de mayo de dos mil diecinueve.

(Dictamen a discusión)

Se sometió a consideración de la Asamblea, un dictamen de las Comisiones Unidas de Comisiones de Puntos Constitucionales, de Educación y de Estudios Legislativos, Segunda, con Proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.- La Mesa Directiva informó que la discusiónversaría únicamente de las porciones normativas del artículo 3o. párrafos Primero, Segundo, Tercero, Cuarto, Quinto, Sexto, Séptimo, Octavo, Décimo, Décimo Primero, Décimo Segundo, artículo 3° fracción II, inciso c), e) Primer y Segundo párrafo, artículo 3° fracciones V, VIII, IX y X, artículo 31 fracción Primera, artículo 73 fracción XXV, artículos Transitorios, Segundo, Cuarto, Noveno primer párrafo, Décimo Primero, Décimo Cuarto, Décimo Quinto y Décimo Sexto. En los posicionamientos de los Grupos Parlamentarios, intervinieron los senadores: Sasil De León Villard del PES; Miguel Ángel Mancera Espinosa del PRD; Eduardo Enrique Murat Hinojosa, PVEM; Cora Cecilia Pinedo Alonso del PT;  Samuel Alejandro García Sepúlveda de MC; Verónica Delgadillo García de MC; Beatriz Elena Paredes Rangel de PRI; Minerva Hernández Ramos del PAN; Rubén Rocha Moya de MORENA. En la discusión en lo general, intervinieron los senadores: Marco Antonio Gama Basarte del PAN, en contra; Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz del PAN, en contra. La Presidencia dio cuenta de las reservas presentadas por los senadores. En votación nominal, se emitieron un total de 120 votos: 97 votos a favor; 20 en contra y 3 abstenciones. En consecuencia quedó aprobado, en lo general, y los artículos no reservados del proyecto de decreto, por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia educativa. Para presentar reservas intervinieron los senadores: Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz del PAN, para presentar propuesta de modificación al Segundo Transitorio. La cual solicito se le diera tramite directo. La cual no fue admitida quedando en los términos del dictamen; María Guadalupe Murguía Gutiérrez y Mauricio Kuri González del PAN, para presentar propuesta de modificación al Segundo Párrafo y fracción X del artículo 3°; y el artículo Décimo Quinto Transitorio. La cual no fue admitida quedando en los términos del dictamen; Damián Zepeda Vidales del PAN, para presentar propuesta de modificación de reforma al Segundo párrafo del inciso e) de la fracción II del artículo 3°; Primer párrafo de la fracción IX del artículo 3°; Séptimo párrafo del artículo 3°; elimina el párrafo Primero y Segundo del artículo Segundo Transitorio; eliminar el Transitorio Cuarto; reformar el Décimo Cuarto Transitorio; el Décimo Quinto Transitorio; y eliminar el Décimo Sexto Transitorio. La cual no fue admitida quedando en los términos del dictamen.

PRESIDE LA SENADORA
MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA

Continuando con la presentación de reservas, intervinieron los senadores: Martha Cecilia Márquez Alvarado delPAN, para presentar propuesta de modificaciónde reforma al  Décimo Cuarto Transitorio; el Décimo Sexto Transitorio y propone la adición de un artículo Décimo Noveno Transitorio. La cual no fue admitida quedando en los términos del dictamen;Josefina Vázquez Mota del PAN, para presentar propuesta de modificación de reforma al Primer Párrafo del artículo Noveno Transitorio; el Décimo Quinto Transitorio; Décimo Sexto Transitorio. La cual no fue admitida quedando en los términos del dictamen; Gustavo Enrique Madero Muñoz del PAN, para presentar propuesta de modificación de reforma al Primer Párrafo de la fracción IX, del artículo 3o.; adiciona un Segundo párrafo en el inciso C) de la misma fracción Novena; y adiciona un Segundo Párrafo al Transitorio Décimo Quinto. La cual no fue admitida quedando en los términos del dictamen; Emilio Álvarez Icaza Longoria, para presentar propuesta de modificación de reforma al párrafo Doce del artículo 3°; el párrafo Primero de la fracción IX; incisos d) y f) de la fracción IX, y los párrafos Cuarto, Quinto y Sexto; reforma la fracción Primera del artículo 31; reforma la fracción XXV del artículo 73. La cual no fue admitida quedando en los términos del dictamen.

PRESIDE EL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA

En votación nominal, se emitieron un total de 120 votos: 97 votos a favor; 22 en contra y una abstención. En consecuencia, fueron aprobados las porciones normativas del artículo 3° párrafos Primero, Segundo, Tercero, Cuarto, Quinto, Sexto, Séptimo, Octavo, Décimo, Décimo Primero, Décimo Segundo, artículo 3° fracción II, inciso c), e) Primer y Segundo párrafo, artículo 3° fracciones V, VIII, IX Y X, artículo 31 fracción Primera, artículo 73 fracción XXV, artículos Transitorios, Segundo, Cuarto, Noveno primer párrafo, Décimo Primero, Décimo Cuarto, Décimo Quinto y Décimo Sexto.  Quedó  aprobado en lo general y en lo particular los artículos 3°, 31 y 73 y disposiciones Transitorias reservadas, en los términos del dictamen. Se remitió a las legislaturas de los estados y de la Ciudad de México.

(Iniciativa)

Del senador Ricardo Monreal Ávila del Grupo Parlamentario de Morena con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Código Nacional de Procedimiento Penales, la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público y la Ley de Concursos Mercantiles, en materia de Extinción de Dominio.- La Asamblea autorizó integrarlo a la Agenda del Día. Se turnó a las Comisiones Unidas de Justicia de Estudios Legislativos Segunda.

El Presidente de la Mesa Directiva, previo acuerdo de los Coordinadores de los Grupos Parlamentarios, citó a la siguiente Sesión Extraordinaria para el martes 14 de mayo de 2019, a las 11:00 horas.

La Presidencia dio por concluida la sesión a las diecisiete horas con ocho minutos.

Fin de la sesión.






ASISTENCIA DE LA SESIÓN ANTERIOR



El acta de la sesión extraordinaria anterior se encuentra publicada en la Gaceta Parlamentaria de este día. En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta referida.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta de la sesión anterior. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Aprobada el acta, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, señora Senadora. Aprobada el acta.

Pasamos al siguiente asunto.






CÁMARA DE DIPUTADOS

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Informo a la Asamblea que se recibió un oficio de la Cámara de Diputados, por el que comunica que declaró terminados sus trabajos correspondientes al periodo de sesiones extraordinarias del segundo receso del primer año de ejercicio de la LXIV Legislatura.



El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: La Asamblea ha quedado enterada.






Enseguida tenemos la primera lectura de un dictamen de las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social; Para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Seguro Social, en materia de personas trabajadoras del hogar.

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO Y DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, EN MATERIA DE PERSONAS TRABAJADORAS DEL HOGAR

(Dictamen de primera lectura)



Debido a que el dictamen se encuentra publicado en la Gaceta Parlamentaria de hoy, y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento del Senado, queda de primera lectura.

Sonido en el escaño de la Senadora Malú Micher, por favor.

La Senadora Martha Lucía Micher Camarena: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente. Buenos días a todas y a todos.

Hoy será un día histórico para la vida de las mujeres en este país.

Quiero solicitarle se dispense la segunda lectura de este dictamen, por favor.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: En virtud de la anterior solicitud, pido a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza que se dispense la segunda lectura del dictamen que presentan las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social; Para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos, Primera, con proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Seguro Social, en materia de personas trabajadoras del hogar, para abordarse una vez que concluya la discusión del dictamen de reforma constitucional, en materia de paridad en esta misma sesión.

Consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se dispensa la segunda lectura.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se dispensa la segunda lectura del dictamen en comento. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza la dispensa, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Sí se autoriza la dispensa de la segunda lectura.

Por lo tanto, se abordará en esta misma sesión, pero a solicitud de la Comisión Para la Igualdad de Género, se abordará una vez que haya terminado la discusión del dictamen siguiente que tiene que ver con paridad en los órganos del Estado.

Quiero saludar a “Mujeres en Plural” que se encuentran aquí presentes acompañando esta discusión histórica y transformadora que está dando el Senado de la República.

¡Bienvenidas!






PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN DIVERSOS ARTÍCULOS DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, EN MATERIA DE PARIDAD DE GÉNERO

(Dictamen de segunda lectura)



A este dictamen se le dio primera lectura el pasado 29 de abril. El dictamen tiene por objeto incorporar y garantizar la paridad de género en los diversos órganos del Estado a través de disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En consecuencia, solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se omite la lectura del dictamen y se pone a discusión de inmediato.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se omite la lectura del dictamen y se pone a discusión de inmediato. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza la omisión de la lectura, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: En consecuencia, se concede el uso de la palabra a la Senadora Malú Micher Camarena, a nombre de la Comisión Para la Igualdad de Género, para presentar el dictamen.

La Senadora Martha Lucía Micher Camarena: Gracias, señor Presidente. Queridas compañeras y compañeros:

Para iniciar esta participación agradezco a todas y a todos los integrantes de las Comisiones de Puntos Constitucionales; y de Asuntos Legislativos, el trabajo que han realizado para la integración, discusión y aprobación del presente dictamen.

Un agradecimiento para los Senadores Martí Batres, Senador Monreal y para todas y todos los coordinadores de los grupos parlamentarios que han acompañado este dictamen.

El día de hoy estamos viendo plasmado el resultado de un gran trabajo de consensos, de disensos también, rumbo a la democracia.

Han sido discusiones ilustrativas, han sido aprendizajes muy profundos que han llevado a un acuerdo histórico en este Senado sobre un tema fundamental para todas y todos, la paridad, que no es más que un acuerdo sobre la igualdad entre mujeres y hombres.

Este es un momento de esperanza para muchas mujeres en el país, se acabó la simulación discursiva, se acabaron los discursos y los pretextos, donde nos han dicho que no hay mujeres, que no estamos capacitadas.

Se acabó ese discurso porque no es un tema de capacidades, es un tema de oportunidades, y lo que estamos haciendo hoy es darle las mismas oportunidades a quienes han sido, hemos sido históricamente discriminadas, que somos las mujeres.

Por eso en el acceso al poder político, a la toma de decisiones y a la representación popular es fundamental que hoy aprobemos este dictamen paritario.

Celebro la presencia de mis compañeras de “Mujeres en Plural”, mujeres igualitaristas, mujeres paritaristas, mujeres demócratas, mujeres progresistas que han acompañado este dictamen.

Estamos a punto de discutir un gran trabajo que quedará consagrado en la Constitución, es el derecho de las mujeres a participar en todos los espacios políticos en condiciones de igualdad con los hombres.

Y no venimos pidiéndolo de ayer, ¿saben ustedes desde cuándo se hablaba de igualdad de oportunidades en la participación política?

Desde el Constituyente del ‘57; desde el evento feminista, Congreso Feminista en el ‘17, en Yucatán; desde el ‘53, cuando estábamos por fin aprobando el derecho al voto y el derecho a ser electas.

En 1916, en el Congreso Feminista de Yucatán, se decía: “la mujer del porvenir podrá desempeñar cualquier cargo que no exija vigorosa constitución física, pues no habiendo diferencia alguna entre su estado intelectual y el del hombre, es tan capaz como éste de ser elemento dirigente de la sociedad”.

Entonces no son antojos, entonces no son ocurrencias, es justicia para nosotras porque paridad es igualdad, y porque paridad ya no es cuota, ya no es la cuota política, es la igualdad, es el principio de paridad al que todas y todos aspiramos en esta patria feminista.

Hoy todavía algunas y algunos siguen diciendo los argumentos que yo les he mencionado, sin embargo, vamos a erradicar ese discurso y vamos a avanzar mucho más en lo que aspiramos y en lo que queremos de este país.

Hoy cada vez habemos más mujeres en la vida pública.

Hace unos años modificamos el artículo 41 constitucional, y gracias a esa modificación estamos aquí Senadoras y Diputadas haciendo paritario el Congreso, los congresos locales y muchos otros espacios nacionales.

Pero nos quedamos cortas, ahora vamos por la Administración Pública; vamos por los municipales; vamos por los tres órdenes de gobierno; vámonos por los organismos autónomos, los administrativos, los jurisdiccionales, vamos por los municipios, vamos por todo, paridad en todo, y ahí se reflejará esta patria feminista que tanto hemos luchado.

Se han quedado mujeres en la ruta, se han quedado mujeres en la marcha, se han quedado maestras feministas como Cecilia Loría, como grandes mujeres, Gloria Brasdefer, como la Embajadora Aída que tanto defendió este tema, y como muchas otras que hay que mencionar y que lucharon también por esto.

Por ello, compañeras, a partir de la aprobación de este dictamen deberemos implementar políticas públicas, medidas y acciones para asegurar a todas las mujeres en la participación política con libertad, con seguridad y con garantías de que no vivirán violencia.

Tipificar el derecho a la igualdad, a la paridad en los puestos de decisión y de elección habla de eliminar también la violencia política. Se acabaron esos discursos donde nos dicen: “¡Ah!, ¿quieres ser candidata? Bueno, pues vamos a darle un municipio pobre y, además, no le mandemos dinero y, además, no la acompañemos en su campaña y, además, sabemos que no va a ganar porque tiene preferencia por otro partido.

Se acabó la violencia política contra nosotras, y de eso tendremos que hablar más adelante, ¿por qué?, porque como dice el proverbio chino: “vamos por la mitad del cielo, el cielo político, el cielo de la política nos pertenece; vamos por la mitad de las decisiones, porque sí tenemos un proyecto de país”.

No queremos intérpretes, ni traductores.

No queremos que hablen los hombres de nuestra salud.

No queremos que hablen los hombres de nuestro derecho a decidir únicamente ellos.

Nosotras tenemos un proyecto de país, un proyecto de carreteras, un proyecto de economía, un proyecto para sacar adelante el derecho a tener derechos.

Por eso hay que retomar lo que dijo doña Hermila Galindo hace tantos años en el ‘17: “opino, y esto es cuestión de pura lógica elemental, decía ella, que si la mujer tiene iguales necesidades que el hombre, tiene y debe tener indefectiblemente los mismos derechos que él, tanto políticos como sociales”, eso decía nuestra gran Hermila Galindo.

Que si el hombre tiene opción a los puestos políticos, ¿qué razón hay para que no los tenga una mujer?

Doña Hermila, donde estés, estamos haciendo paz, estamos construyendo patria y estamos haciendo vigencia de todas tus palabras.

Decía ella: “¿les asusta el número, pues entonces hay que igualarlo, si se quiere como a seres estorbosos que están en la vida por los demás; eso será más lógico que maniatarla para imposibilitarla para que luchen por la existencia y se libre de los malvados que la rodean y la acechan por todas partes?”.

Déjenme decirles, compañeras, que dimos una batalla contra argumentos personales, no permitimos que se dieran argumentos personales, que nos dieran argumentos jurídicos contra la paridad fue nuestro reclamo, porque cuando se votó la Guardia Nacional se dieron argumentos de tratados internacionales, de documentos signados por México, y en esta discusión exigimos exactamente lo mismo, ahí estábamos sentadas las Senadoras proponentes, ahí estábamos todos los partidos políticos, asesoras y asesores, y no permitimos un solo argumento personal, porque hablar de la paridad es imposible negarlo, hablar en contra de la paridad, y eso fue lo que nunca encontraron, frases como: “Es que no están capacitadas”.

Yo pregunto, ¿entonces nacen Senadores?

¿Nacemos Diputadas?

¿Nacemos presidentes?

¿Nacemos regidoras y regidores?

No, nos hacemos, y en este momento, con esta aprobación es una responsabilidad de varias instancias empoderar a las mujeres, el Instituto Nacional de las Mujeres, el Instituto Nacional Indígena, todas estas instituciones deberán ofrecer una serie de pasos para empoderar a todas las mujeres.

Estamos hablando de reformas al 2o., al 4o., al 115, al 94, al 91, al 30, a todos estos artículos en donde se habla de los distintos poderes, es una reforma en los tres órdenes de gobierno y en los tres niveles y, sobre todo, estamos hablando de hacer, de tener muy en cuenta los usos y las costumbres que han vulnerado tanto los derechos de las mujeres a participar en la política.

Estamos ampliando la paridad, estamos ganando en esta historia y estamos sentando las bases de que el derecho a tener derechos se instale en esta cuarta transformación.

Senadoras y Senadores, este Senado está a punto de mandar un mensaje poderoso a la nación, las mujeres podemos, las mujeres queremos, las mujeres tenemos el derecho a tener derechos y a participar activamente en la vida pública del país.

No podemos negar que las mujeres que participamos en el país, en un contexto adverso nos ha costado mucho trabajo, ya parece que llegamos a los partidos políticos y le dijimos a nuestros líderes, a nuestras líderes: quiero ser candidata, “Quiero ser regidora”. Y nos dijeron: “¡Claro! Pásale, adelante. Fue una carrera de obstáculos y no lo podemos seguir permitiendo.

Así es que se abandona el sistema de cuotas, entramos a una nueva era, a la era paritaria de este país, porque la paridad no debe reconocerse y garantizarse a base de sentenciazos, es nuestro derecho, no podemos estarle pidiendo que se judicialice el derecho a participar en la política de este país.

Poder Judicial, Poder Legislativo, Poder Ejecutivo, hablan de la paridad en este dictamen.

Muchas gracias a todas y a todos, si esperé casi 40 años para esto, usted espéreme un minutito, por favor, para quien me gritó tiempo.

Muchas gracias, gracias a todas y a todos los grupos parlamentarios, es nuestra convicción, es nuestra obligación, es nuestra esperanza y es nuestro deseo plasmado en la Constitución.

Por una vida paritaria, por una patria feminista, y como dice ahí: “Democracia es igualdad, constitución en igualdad mujeres y hombres y paridad en todo”.

Gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Malú Micher, Presidenta de la Comisión Para la Igualdad de Género.

Quiero saludar la presencia de las Diputadas Federales Ana María Rodríguez, Flor Ivonne Morales y Vanessa del Castillo, que hoy visitan este Pleno del Senado, por esta importante discusión, y esperan con ansias que este dictamen llegue a la Cámara de Diputados.

Se encuentran también las Diputadas Federales Wendy Briceño y Liliana Madrigal.

¡Bienvenidas legisladoras, todas!

Tiene el uso de la palabra para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Puntos Constitucionales, el Senador Eduardo Ramírez.

El Senador Oscar Eduardo Ramírez Aguilar: Muchas gracias, señor Presidente. Con el permiso de la Mesa Directiva.

Sin duda va a ser una sesión larga, importante para el país.

Permítanme, antes de dar a conocer las bondades de esta reforma, compartirles un pasaje histórico:

Hace más de 200 años, cuando se discutía la independencia nacional, allá en Chiapas, convocó el padre Fray Matías de Córdova y Ordóñez a una reunión urgente, y se dieron cita las familias, y ahí exhortaba Fray Matías de Córdova y Ordóñez lo importante de proclamar la independencia y la liberación de la corona española, y que era importante que los hombres asumieran su responsabilidad histórica, sin embargo, hubo un silencio total de los ahí presentes, y el mensaje fue que los hombres no querían acompañar la lucha de independencia.

Pero se levantó una mujer de nombre Josefina García y caminó hacia el frente y dijo:

“Yo quiero proponer que los hombres se queden a cuidar a nuestros hijos y nosotras las mujeres tomemos la defensa de nuestros derechos”.

Ese pasaje histórico sigue presente, late todos los días, en cada mexicana, en cada mujer y hoy, después de 200 años de una vida independiente como nación, tenemos la posibilidad no de reconocer, porque no venimos a reconocer, no venimos a otorgar, simple y sencillamente el hecho de saber y que todo México, y que toda la sociedad entera sepa ese lugar que las mujeres se han ganado, nadie les ha regalado nada, todas las que están aquí presentes en este Senado, representando a sus entidades federativas, tienen una razón, hay una historia detrás de cada una de ustedes.

Y por eso, yo retomo las palabras de una gran guerrera, de una gran mujer que me consta su lucha, que siempre está presente, en cada momento y desde hace muchos años, a mi compañera Malú Micher, que ha sido una gran guerrera en este trabajo de la igualdad.

Y así en todos los grupos parlamentarios, Kenia, por supuesto, también Kenia ha hecho un trabajo extraordinario, y que vamos a entrar de fondo.

Aquí no hay partidos políticos, aquí es el interés de defender siempre los derechos de las mujeres. Las mujeres han sido maltratadas, no han tenido ese reconocimiento, ahí están grandes talentosas como Josefa Ortiz, como Rosario Castellanos.

Y permítanme compartirles otra reflexión. Rosario Castellanos narra a través de su aportación de las letras su defensa, su insatisfacción como mujer, el no reconocerles el papel que juegan en la vida pública. Se encontraban, dice, desayunando con su madre y con su hermano menor de siete años, cuando entró una mujer que era la prima, y le dijo: tuve una revelación, uno de tus hijos va a morir. Y la madre se levanta y dice: ¿pero no, no es el varón el que se va a morir?

Ahí sintió Rosario Castellanos, que habían lacerado su integridad. Imagínense esa época. Hemos enfrentado en este país, y lo he vivido en carne propia, la violencia contra la mujer en la vida pública porque en algunas comunidades originarias la mujer solamente tiene dos, dos funciones: la de tener hijos y la de cargar leña.

Y cuando una mujer alcanza un espacio público es recriminada, se han abierto esos espacios de participación política, por eso en esta comisión de Puntos Constitucionales reconocemos el trabajo de ustedes como Senadoras. Por eso vamos a reformar el artículo 2o., el 4o., el 35, el 52, el 53, el 56, el 94 y el 115 constitucional.

No ha sido fácil, ahorita sabemos que se cocinan reservas de mayor profundidad, y queremos decirles a los grupos parlamentarios y a mi grupo, y a nuestros aliados que vamos a ir de frente, sin miedo, sin miedo a perder y a ganar mucho.

Por eso en esta etapa de la vida pública en México tiene que ser un antes y un después, viene una nueva etapa. Hoy vamos a votar un tema trascendente no solamente para las mujeres, va a cambiar la concepción de la vida pública, no se trata solamente de garantizar el punto de partida, vamos a garantizar también el punto de llegada.

Es una propuesta radical, incluso, sí, que atenta contra los derechos políticos de quienes estamos del lado del género masculino, también es cierto, pero así es nuestra democracia. Decidimos jugar en este rol del Sistema Político Mexicano, pero hoy las reglas ya no están claras, y hoy las reglas van a cambiar en beneficio de las mujeres.

Por eso compartimos algunas partes del dictamen que hoy vamos a votar, no voy a darle lectura a todas, solamente a algunas. Se va a aplicar el principio de paridad en los municipios, incluidos los de población indígena.

Se cambia el vocablo de ciudadano, por ciudadanía.

La palabra candidato se quita, y quedarán candidaturas, incluso la palabra Senadores, por senadurías. Se especifica que es un derecho de la ciudadanía ser votados en condiciones de paridad, vamos a hacer una reforma profunda al Poder Judicial, y he escuchado que aún viene incompleta, es un paso importante el que estamos dando.

Yo espero que podamos tener esa paridad en los tres niveles de gobierno, en los Tres Poderes de la Unión, en los órganos autónomos constitucionales, en los partidos políticos y, en su momento, en otro momento también en la vida sindical de este país.

Hace falta mucho por avanzar, pero también estamos ciertos que hoy inicia una nueva era, que es la era de las mujeres.

Bienvenida la paridad, bienvenida la Constitución en igualdad para hombres y mujeres.

Muchas gracias, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Eduardo Ramírez.

También quiero saludar la presencia de Adriana Aguilar, Secretaria Nacional de Promoción Política de la Mujer del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional.

¡Bienvenida!

Y saludo la presencia también de Guadalupe Juárez, Secretaria de Mujeres del Comité Ejecutivo Estatal de Morena en la Ciudad de México.

Vamos a escuchar la intervención del Senador Manuel Añorve Baños, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos.

El Senador Manuel Añorve Baños: Muchas gracias. Con la venia de la Presidencia. Compañeras y compañeros:

En primer lugar quiero reconocer la participación de las comisiones de Igualdad de Género, Puntos Constitucionales y, por supuesto, a los integrantes y las integrantes de la Comisión que yo presido.

Decirles a Kenia López, a Nuvia Mayorga, Sylvana Beltrones, Malú Micher, Beatriz Paredes, Claudia Ruiz Massieu, a cada una de las mujeres que integran este Senado de la República, mis respetos. Y por supuesto, a Eduardo Ramírez también como Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales.

Quiero agradecerles el impulso y el apoyo a la construcción de este dictamen. Por supuesto que damos un paso en la dirección correcta para lograr una sociedad más igualitaria, se avanza también en el cierre, y aquí se ha dicho, de la brecha de desigualdad social que actualmente existe.

Además, se evoluciona de acuerdo a estos esfuerzos en paridad de género del Poder Legislativo, reforzando la Reforma Electoral del 2014. Yo quiero decirles que aquí varios integrantes del Senado de la República éramos miembros de esa legislatura, la LXII, cuando el Ejecutivo Federal mandó la iniciativa de Paridad de Género en materia legislativa y yo escuchaba cómo en esas voces que se dan en el radio pasillo de que era una reforma muy agresiva.

Por supuesto que no era una reforma, una iniciativa agresiva, al contrario era darle a las mujeres lo que hoy desde el 2014 se visualizó y, en el 2018 tenemos prácticamente paridad de género en este Senado de la República, y yo voté a favor y defendí esa iniciativa y por supuesto que lo hice convencido de que la paridad de género llegó para quedarse y que además en el 2014 habría que incorporar a las mujeres, en el debate nacional y que tuvieran también las mismas condiciones de capacitación, debate y de elección.

Y por eso repito que en el 2018 hoy esto lo podemos presumir, prácticamente tenemos paridad de género en este Senado de la República.

En ese entonces se elevó a rango constitucional la garantía de paridad entre mujeres y hombres, como ya lo he dicho y este es su reflejo de lo que vivimos hoy en este nuevo siglo.

Con la paridad de las candidaturas, por supuesto que se toma en cuenta la decisión de la mujer. Hoy, en esta reforma damos el siguiente paso buscando que la participación sea plena, igualitaria, avanzando así en el ejercicio de la ciudadanía y la plena realización de los derechos humanos de todas y todos.

Señoras y señores, aquí se ha dicho que vamos a dejar plasmada, en esta reforma constitucional, la paridad de género en órganos autónomos, ya está en el Poder Legislativo; por supuesto que en el Poder Ejecutivo está a partir de esta reforma en los tiempos que marca la misma, la paridad de género es algo que tenemos que reconocer.

Cuando estamos en campaña todo mundo dice que va a tener la mitad del gabinete hombres y la mitad del gabinete mujeres y, en la práctica eso se ve poco o casi no se ve.

Hoy, a partir de esta reforma las entidades federativas, el gabinete federal tendrá la mitad en sus órganos, en sus Secretarías y en todo lo que aquí dispongamos, el 50 por ciento de la participación administrativa de mujeres y, por supuesto, de hombres.

También hemos dejado, en los órganos autónomos, con claridad, la paridad de género y sabemos que los aquí presentes pueden estar convencidos de que hoy estamos poniendo una gran parte de decisión política para lograr este objetivo prioritario y urgente, entre otras de las reformas que aquí vamos a estar discutiendo en los artículos constitucionales que están presentados en el dictamen.

Como lo mencioné anteriormente, esta reforma pasará a formar parte de los grandes hitos de la historia del feminismo en México, de esta pluralidad política representada por los grupos parlamentarios, como la lucha por el voto de la mujer en 1947 y 53 o las reformas electorales en esta materia del 2007 y 2014.

El objetivo es que el día de mañana podemos y podamos ver a más mujeres en altos puestos de decisión y responsabilidad política y gobernabilidad. Esta acción, afirma, abrirá la puerta a muchas otras, como las que más temprano que tarde alcanzaremos la verdad, la igualdad entre mujeres y hombres.

Por lo anterior, por supuesto que estamos a favor de este dictamen y los invito a que podamos dar este debate, como seguramente se va a dar con puntualidad y con altura de miras.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Manuel Añorve Baños.

Procederemos a los posicionamientos de los grupos parlamentarios, los cuales tal y como lo establece el artículo 199, numeral 1, fracción II del Reglamento del Senado serán en orden creciente y por un tiempo de hasta 10 minutos cada uno.

Por lo tanto, tiene la palabra, para empezar esta ronda, la Senadora Sasil De León Villard, del Partido Encuentro Social.

La Senadora Sasil De León Villard: Con su permiso, señor Presidente. Senadoras y Senadores:

En las grandes transformaciones políticas de nuestro país, que nuestro país ha vivido desde el movimiento de Independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana, hemos sido nosotras, las mujeres, protagonistas y motor de cambio de estos grandes movimientos.

Sin embargo, injustamente las mujeres hemos sido excluidas de la toma de decisiones y relegadas del ámbito público. Hoy nos encontramos ante un momento histórico, en donde las mujeres somos protagonistas de esta cuarta transformación.

Compañeras y compañeros, desde la Legislatura más paritaria del Congreso de la Unión exigimos una representación política nacional que refleje el papel histórico que las mujeres hemos tenido a lo largo de décadas. Si bien en los últimos años se han logrado avances importantes en la posición que ocupamos en el ámbito público y político, todavía existen grandes brechas que tenemos que acortar.

Las mujeres nos seguimos enfrentando, a diario, con una serie de dificultades para acceder a cargos públicos relevantes y no solo eso, para mantenernos ahí en los puestos de decisión. Gradualmente, gracias a diversas electorales, principalmente la del 2015 en materia de paridad, hemos avanzado hacia una democracia sustantiva que nos permita acercarnos al ideal de igualdad paritaria.

Compañeras y compañeros, Senadoras y Senadores, estas reformas son acciones afirmativas que dignifican el papel de la mujer en la vida pública de nuestro país y fomentan el respeto a nuestros derechos políticos. Y que quede bien claro, esto no es un privilegio, tampoco es una concesión y mucho menos es un favor, se trata de un acto de justicia que nos permitirá alcanzar un mayor equilibrio en la representación política y, más allá de eso, permitirá que nuestras voces sean escuchadas.

Desde esta Soberanía, nos toca retomar y seguir impulsando el legado histórico que grandes mujeres nos han otorgado en materia de derechos político-electorales y que responsablemente en esta legislatura tendremos que darle continuidad.

Hoy es un día para celebrar, ya que en este Senado ganamos las mujeres y no los colores, celebramos en este Senado que se haya ocupado de sacar adelante este proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 2o., 4o., 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 de nuestra Constitución Política, en materia de Igualdad sustantiva de Género.

Con ello se garantiza la paridad sustantiva en las elecciones, nombramientos e integración de los Poderes de la Unión, órganos autónomos de las dependencias, entidades, órganos y organismos de la Administración Pública, y principalmente en las entidades federativas, municipios y alcaldías.

Ahora los partidos políticos deberán postular candidaturas de forma paritaria, conforme a las reglas de la Ley Electoral, y conformar las listas nacionales de representación proporcional paritaria y alternadamente entre hombres y mujeres. Además, en cada período electoral se alternarán iniciando con el género diferente al de la elección inmediata anterior respecto al cargo de elección popular que se trate.

También destacamos que se realizan diversas modificaciones que contemplan un lenguaje incluyente en nuestra Constitución, lo que no solamente nos da visibilidad, sino que nos reconoce como agentes activos en la toma del poder público.

En el presente proyecto se establece con claridad que los ayuntamientos deberán ser electos e integrados de conformidad con los criterios de paridad vertical y horizontal. Así también la obligación de incorporar la paridad en la elección de representantes en los ayuntamientos de los municipios con población indígena.

En este mismo sentido, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación se garantizará el principio de paridad de género al procurar el mismo número de mujeres y hombres que participen en los distintos procedimientos para la integración de órganos jurisdiccionales.

Con todo lo anterior, se hace evidente el compromiso y voluntad política que este Senado de la República tiene para eliminar desde la raíz todas las formas de discriminación en contra de las mujeres.

Por ello, nuestro reconocimiento a cada una de las Senadoras y los Senadores que participan para hacer posible esta reforma, principalmente a nuestra querida Senadora Malú Micher, Presidenta de la Comisión de Igualdad; a nuestras compañeras de “Mujeres en Plural”, que aquí nos acompañan en este Senado de la República, muchas gracias a todas ustedes y a los Senadores que participaron también en las Comisiones de Puntos Constitucionales; y de Estudios Legislativos, Primera.

Nuestro reconocimiento por sacar este trabajo adelante.

Ha llegado el momento de materializar nuestra participación política en la toma de decisiones en todos los niveles de gobierno.

Las mujeres del grupo parlamentario de Encuentro Social asumimos el privilegio y la responsabilidad de generar condiciones reales de igualdad en la competencia política, y asegurar su plena implementación y cumplimiento. Estamos listas para encabezar la toma de decisiones de este país, por lo que nuestro voto será siempre a favor de la igualdad sustantiva en todas las esferas del poder público.

Concluyo citando a una extraordinaria mujer, Rigoberta Menchú: “Una mujer con imaginación es una mujer que no solo sabe proyectar la vida de una familia y de una sociedad, sino también el futuro de un milenio. No sin nosotras, nunca sin nosotras.”

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Sasil De León.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Leonor Noyola Cervantes, a nombre del grupo parlamentario del PRD.

La Senadora María Leonor Noyola Cervantes: Con su permiso, señor Presidente.

Saludo con mucho gusto a estas compañeras que el día de hoy nos acompañan, guerreras, luchadoras.

Bienvenidas, compañeras todas, mujeres que siempre han impulsado el beneficio para nosotras. Sean bienvenidas.

Y también mis saludos y mi reconocimiento a la Comisión de Igualdad de Género que preside mi gran compañera Malú Micher, también a Kenia, que siempre ha sido una gran luchadora por nosotras las mujeres, que necesitamos mucho el apoyo todas las que hemos sido discriminadas en muchos aspectos y que el día de hoy tenemos esa oportunidad, que la discriminación quede a un lado.

A nombre del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, me permito hacer el posicionamiento correspondiente al dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos, con proyecto de Decreto por el que se reforman diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Nuestra Carta Magna establece que todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, están obligadas a promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, mientras que el numeral cuatro de dicho ordenamiento legal, así como la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer y la Convención de los Derechos Políticos de la Mujer, establecen como derecho humano la igualdad ante la ley, Del varón y la mujer.

En este sentido, estamos plenamente convencidas que uno de los objetivos de esta alta soberanía es legislar para lograr la paridad de género, la igualdad sustantiva y la perspectiva de género, dado que, en términos de lo previsto en el artículo 1o. de la Constitución General de la República, ninguna persona puede ser discriminada por razón, entre otras, de su género.

En efecto, de acuerdo con la recomendación general número 23 de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer, es necesario que los Estados parte de México adopten las medidas apropiadas para garantizar el derecho a la participación plena de las mujeres en la formulación de las políticas gubernamentales y en su ejecución en todos los sectores, y a todos los niveles, así como nombrar a mujeres en cargos ejecutivos superiores y asegurar que en la legislación y en las garantías constitucionales de la igualdad se prevean las medidas especiales destinadas a la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Así, que se fomente la participación de mujeres indígenas en la vida pública del país, particularmente en la elección de representantes ante ayuntamientos de los municipios indígenas de manera paritaria.

De ahí que es necesario que se reforme la Constitución Federal para efecto que se garantice la paridad de género y la igualdad sustantiva en los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, a nivel federal, estatal y municipios así como en los órganos constitucionales autónomos y de ambos niveles.

Compañeras y compañeros, estoy plenamente convencida que no puede haber una sociedad democrática mientras persista la desigualdad y la discriminación de la mujer, pero no basta que la igualdad de la que hoy estamos hablando se incluya solamente en la norma fundamental sino que es necesario que se lleve a cabo en los hechos, y en este aspecto tenemos mucho que trabajar.

Finalmente, quiero decirles que la equidad verdadera la encontraremos cuando toda la sociedad, mujeres y hombres, borremos la lucha entre sexos, lo cual se logrará educado a las nuevas generaciones en este sentido.

Por su atención, muchas gracias.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Leonor Noyola.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Gabriela Benavides, a nombre del grupo parlamentario del PVEM.

La Senadora Gabriela Benavides Cobos: Gracias, señor Presidente, con su venia. Compañeras y compañeros Senadores:

Saludar a todas las mujeres activistas que nos acompañan, ustedes son parte de este logro, de este trabajo.

Muchas felicidades.

Por supuesto, también a las Senadoras que han sido impulsoras de estas propuestas.

La participación de la mujer en la política fue por muchos años invisibilizada o más bien mantenida fuera de los alcances formales del poder con ciertos obstáculos.

En México los movimientos feministas han logrado que se realicen cambios normativos para incluir la perspectiva de género, así como políticas afirmativas para garantizar nuestro derecho a participar en la vida política del país.

Uno de los más importantes ha sido el diseño e implementación del sistema de cuotas que en el 2018 resultó en el Congreso de la Unión con una mayor presencia de mujeres.

En la Cámara de Diputados el porcentaje de Diputadas alcanzó el 48.2 por ciento.

Y en el Senado el 49.2 por ciento

Algo sin precedente, algo que jamás había sido logrado.

Si bien las políticas afirmativas han sido un mecanismo exitoso en el Poder Legislativo, éstas no han sido replicadas en otros espacios de toma de decisiones, tales como los órganos autónomos constitucionales o el mismo Poder Ejecutivo.

Lo anterior resulta particularmente importante en aquellos órganos autónomos constitucionales que se especializan en temas y en sectores en los que las mujeres son históricamente marginadas.

Actualmente el proceso de selección para elegir comisionadas o comisionados de estos órganos no considera las barreras estructurales que enfrentan las mujeres para acceder a estos espacios, lo anterior fue evidenciado por el resultado del proceso más recientes de selección del Comité de Evaluación para elegir a quienes ocuparían las próximas vacantes del Instituto Federal de Telecomunicaciones y Comunicación Federal de Competencia Económica, en donde las listas de cinco y cuatro aspirantes para ser comisionados ninguna propuesta era de mujer.

Esto no debe volver a pasar, las mujeres tenemos la misma capacidad y también podemos ser propuestas en la toma de decisiones.

Uno de los objetivos principales de la reforma es lograr la paridad en los tres poderes de todas las entidades federativas: municipios y organismos autónomos.

Hoy estamos votando un dictamen que garantiza la presencia paritaria de las mujeres en los espacios de la toma de decisiones, con el principal objetivo de evitar que seamos invisibilizadas, excluidas y utilizadas para adornar sólo el discurso sobre la igualdad que muchas veces no se traducía en las prácticas.

Este dictamen asegura las voces de las mujeres, la historia y la perspectiva están presentes en todos los espacios del poder público.

Voces necesarias para construir un país con menos desigualdad, más justo y más diverso.

Entiendo que el proceso de aprobación del dictamen requirió de la voluntad política de muchas Senadoras y muchos Senadores, pero quiero felicitar de manera especial a las compañeras promoventes.

¡Felicidades!, están marcando una diferencia.

Y en particular a mi compañera de bancada, Alejandra Lagunes Soto Ruiz, quien propuso impulsar la presencia de las mujeres en los organismos autónomos.

Gracias a todos los involucrados por hacer de esto una realidad.

En su ensayo la hija de la pescadora Úrsula Le Guin, advirtió que: “tenemos que reescribir el mundo, reescribir el mundo para hacerlo más justo, menos desigualdad, más humano y más digno”. Para ello es indispensable implementar medidas que aseguren nuestra presencia, nuestra experiencia y perspectiva en todo espacio de toma de decisiones.

En el Partido Verde somos una fracción paritaria. Por tanto, estamos convencidos y convencidas que la aprobación de este dictamen es un gran paso hacia el camino hacia la igualdad sustantiva, la paridad en todos los espacios de toma de decisiones que será vital para rescribir la historia y el mejor rumbo de México.

Es cuanto.

Gracias, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Gabriela Benavides.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre, a nombre del grupo parlamentario del PT.

La Senadora Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre: Gracias, señor Presidente.

Quiero empezar por agradecer a todos los grupos parlamentarios, hombres y mujeres, a los integrantes de las comisiones dictaminadoras que hoy hacen realidad que estemos discutiendo este tema tan trascendente para la vida pública de nuestro país, y a todos los colectivos de mujeres que durante muchísimos años, sin ser legisladores, han dado una batalla en las calles, han dado una lucha generación tras generación porque este día pueda cristalizarse.

¡Bienvenidas todas ustedes!

Esta Legislatura es histórica, por primera ocasión en el discurrir de la vida política de México el Congreso de la Unión se enaltece al hacer tangible el principio de paridad de género con 241 legisladoras en Cámara de Diputados ocupando un curul, y 63 legisladoras en los escaños de esta Cámara de Senadores.

¡Qué gran avance!

Un avance significativo que con esta reforma constitucional de gran calado se maximiza y visibiliza a las mujeres. Del estado que represento, en 1824 un grupo valiente de mujeres zacatecanas envió una misiva al Congreso Constituyente manifestando su interés en participar en la toma de decisiones, fue rechazada, la lucha por la igualdad continúo pretendiendo ganar espacios, involucrarse en la vida pública del país.

Hoy en este día, a ellas gracias, nos congratulamos porque sin ellas, las mujeres que en el devenir histórico han alzado la voz, esta reforma no tendría la voluntad unánime con la que se expresa.

Hablar de paridad es hablar de igualdad sustantiva, tangible, es hablar de justicia, es hablar de democracia.

La cuarta transformación, bajo el imperio de la ley, bajo principios tan elementales como la igualdad, la equidad, la paridad, hoy como nunca es la gran cimiente.

En el Partido del Trabajo éste ha sido un principio medular.

Como coordinadora del grupo al que represento, en el periodo ordinario pasado presenté una iniciativa para garantizar el principio de paridad de género en órgano de gobierno del Congreso de la Unión.

Hoy, con la voluntad de todas y todos ustedes, esto se hace realidad y, repito, se maximiza, las mujeres ahora se encuentran en la toma de decisiones sin simulación, sin menosprecio, Somos nosotras las que de alguna manera hemos transformado al país.

Esta reforma se la debemos a Margarita García Flores, a María Guadalupe Urzúa, a Paulina Ana María Zapata, a Justina Vasconcelos Encinas, a aquellas primeras mujeres legisladoras que con su ejemplo han dado buena cimiente para que se vean materializados principios elementales en un democracia, como son la igualdad, la paridad, la equidad.

Diputadas precursoras del voto femenil universal de la ardua lucha en defensa de los derechos políticos, sociales, jurídicos y laborales de las mujeres.

Es una deuda que, repito, es histórica, debemos tener siempre presente esta carga de compromiso nosotras como legisladoras.

Simone de Beauvoir dijo: “no olvides jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados, esos derechos nunca se dan por adquiridos, deben permanecer vigilantes durante toda nuestra vida”. Nosotras tenemos ese gran compromiso.

Enhorabuena, compañeras y compañeros Senadores.

A todos, insisto, los integrantes de todos los grupos parlamentarios por hacer que hoy en esta máxima tribuna del país estemos viviendo un día histórico, el día en que habrá de votarse la reforma constitucional que obliga que nuestro marco jurídico se garantice en los espacios para las mujeres en los tres sistemas de nuestro Estado, en los tres poderes: el Poder Ejecutivo, el Legislativo y Judicial, y adicional en los organismos públicos autónomos.

Muchísimas gracias y enhorabuena al Senado de la República.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Bañuelos De la Torre.

Quiero saludar también la presencia de Carol Arriaga, que es la Secretaria de la Mujer del Comité Ejecutivo Nacional de Morena.

¡Bienvenida!

Saludo también la presencia de la Diputada federal, Rocío Villarauz, que es Secretaria de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados.

También saludo la presencia de Jessica Ortega, coordinadora de Mujeres en Movimientodel grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano.

¡Bienvenida!

Tiene el uso de la palabra la Senadora Indira Kempis Martínez, a nombre del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano.

La Senadora Indira Kempis Martínez: Con su permiso, señor Presidente.

Soy la Senadora de Nuevo León, en femenino, la Senadora de Nuevo León, pero esto es el resultado de muchas historias de mujeres que lucharon por nuestros derechos para tener por primera vez en la historia de este país nuestro Senado paritario, el piso parejo.

Somos 64 Senadoras de la República que llegamos el 1º de julio, en parte por la reforma constitucional del 2014, y esta lucha se ha concretado y materializados los esfuerzos de todas nosotras, de todos nosotros, pero le quiero dar las gracias infinitas a cinco personas: Kenia López, Malú Micher, Claudia Anaya, Alejandra Lagunes, Bertha Caraveo.

Muchísimas gracias por representar el esfuerzo de quienes hoy nos acompañan allá arriba.

El futuro no es femenino, el presente es femenino.

Las mujeres queremos gobernar, legislar, administrar, impartir justicia y jugar fútbol en este país.

Hacer juntas el freno al machismo, la discriminación y la violencia que nos invisibiliza.

Movimiento Ciudadano, los hombres y las mujeres de nuestro grupo parlamentario estamos a favor de este dictamen.

Les leeré tres puntos que nos parecen indispensables y fundamentales en este cambio histórico:

El primero. Es garantizar la paridad de género en todos los niveles de gobierno, tanto de los tres poderes como de los órganos autónomos para lograr la igualdad sustantiva.

Segundo. Garantizar una integración paritaria del Gabinete Presidencial, obviamente de la Cámara de Diputados y del Senado.

Tercero. Lenguaje incluyente, que no es más que hacer visible que nosotras existimos, que estamos, que llegamos y que queremos el poder, para lo que sirve el poder, que pues ya es para siempre.

Ni a mi mamá, ni a mis abuelas les escuché decir que algo malo o bueno pasa por ser mujer; pero a mí la política, la administración pública y lo público en este año me enseñó que sí pasa.

Por eso mismo esta causa que nos congrega a todas, que es nuestra, que no tiene colores, que es una demanda de años, que tenemos antecedentes, que estamos aquí por otras, las de atrás y las que vienen; que estamos saldando una deuda pendiente de una vez por todas.

“Mujeres en Plural”, gracias por estar aquí.

Esta acción afirmativa para hacer de nuestro país, ese que soñamos que tengamos pisos parejos lo estamos haciendo hoy en este acto tan importante y tan trascendental.

Nuestra causa nos une y es una sola, no se va a caer, lo vamos a tumbar.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Indira Kempis.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Nuvia Magdalena Mayorga Delgado, a nombre del grupo parlamentario del PRI.

La Senadora Nuvia Magdalena Mayorga Delgado: Con su permiso, señor Presidente. Muy buenas tardes a las Senadoras y Senadores.

Un saludo a Mujeres en Plural que están este día aquí en esta votación de esta gran ley.

Hago uso de esta tribuna para hablar a nombre del grupo parlamentario del PRI respecto al dictamen por el que se modifican varias disposiciones de la Constitución en materia de paridad de género.

Hablar de esta reforma constitucional es hablar de un acto de justicia en favor de las mujeres un acto que busca corregir desigualdades históricas, desigualdades que han afectado a quienes conformamos la mitad de la población, pero que no hemos tenido las mismas oportunidades de equidad, ni las oportunidades para avanzar.

Por eso, esta reforma en materia de paridad de género es tan significativa, porque permitirá seguir derrumbando barreras que obstaculizan nuestra participación, porque ayudarán a seguir echando estigmas y prejuicios que buscan relegarnos, porque por medio de la ley se está buscando corregir la realidad.

¿Y, por qué no decirlo también? Porque contribuirá a erradicar la violencia machista y la violencia política de género, que hoy sigue siendo un lastre en nuestro país.

Este dictamen es el producto de años y décadas de lucha de quienes nos han precedido, y que a lo largo del tiempo han ido abriendo brechas a favor de la mujer, pero también es resultado del diálogo y el acuerdo entre las diferentes fuerzas políticas, se trata de por fin tener piso parejo entre hombres y mujeres, porque de demostrar capacidad ya nosotras nos vamos a encargar.

Agradecemos profundamente la disposición de todos los grupos parlamentarios para lograr conjuntar visiones para hacer que quede un dictamen útil y con visión de futuro de las mujeres, incluso hasta de los hombres.

Gracias a este dictamen en los procesos de elección o de designación se deberá atender al principio de paridad de género.

De este modo, en los procedimientos de elección o designación ya no se podrá relegar a las mujeres, tendremos gabinetes paritarios otorgando oportunidades a mujeres que tienen la capacidad para ser Secretarias de Estado, que tienen a nivel federal, como las entidades federativas y también en los municipios.

Esa es otra gran virtud de esta reforma, que nos ayuda a llevar a lo local los cambios que se han dado de manera más rápida en lo federal, pero que ha costado llevarlos en los estados y en los municipios; es decir, es una reforma con visión de Estado, que lleva a la paridad a todos los Poderes de la Unión, tanto a nivel federal, estatal o municipal, y también de los órganos autónomos.

Será en condiciones de igualdad como se conformarán los órganos públicos de este país, de tal manera que se brinden las oportunidades necesarias a grandes mujeres que se han preparado para los retos que les pongan enfrente.

Compañeras y compañeros, el día de hoy, sin duda, damos un paso histórico para avanzar en los derechos políticos de las mujeres, pero no podemos cantar victoria, ni cerrar los ojos por lo que está sucediendo allá afuera, porque la igualdad exige no olvidarnos de las mujeres allá afuera, y del largo camino que falta por recorrer y de los retrocesos que ya empieza a observarse.

Insisto, la igualdad no sólo es paridad de género, la igualdad exige no olvidarnos de los millones de mujeres a las que nos debemos como representantes populares y, sobre todo, todas las mujeres que somos Senadoras.

Las miles de mujeres a las que han dejado sin estancias infantiles para sus hijas y sus hijos.

¿A quién se afecta? A las mujeres.

Las miles de mujeres que hoy ya no tienen un refugio donde cobijarse de la violencia machista que tanto daña a nuestro país. ¿A quién se afecta? A las mujeres.

Las que han visto reducidos los recursos para tratar el cáncer cervicouterino. ¿A quién están afectando? A las mujeres.

A los 6.7 millones de jefas de familia que ya no tendrán el programa Prospera. ¿A quién estarán afectando? A las mujeres.

Las mujeres madres que hoy no podrán tener el programa de Tamiz Neonatal a sus bebés. ¿A quién se está afectando? A las mujeres.

A las mujeres que ya no tendrán estancias infantiles, y que también es un problema que no podremos olvidar.

Las mujeres que parecen hoy olvidadas por un gobierno que actúa sin perspectiva de género, la paridad, compañeras y compañeros, va más allá de las formas, que es muy sencillo, pero que es muy valioso.

El compromiso de la paridad implica no cancelar los avances que hemos logrado por muchos años y que hoy vemos afectados a las mujeres.

No es tener simplemente una ley, la ley puede quedar muerta, lo tenemos que ver reflejado ante los que votaron por nosotros como Senadores y Senadoras, que veríamos allá abajo, porque allá afuera están los problemas, no aquí dentro de este recinto.

Por eso convoco a que sigamos luchando, compañeras y compañeros de este Senado, para que se vea reflejado lo que ya se ha logrado por las mujeres y que no vayamos en retroceso, como bien lo dice la igualdad y paridad de género.

Muchas gracias, señor Presidente.

Y saludos allá arriba a todas las mujeres.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora Nuvia Mayorga .

Informo que se encuentra presente también la Diputada federal Beatriz López Chávez, de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados.

Tiene la palabra la Senadora Kenia López Rabadán, para fijar la postura del grupo parlamentario del PAN.

La Senadora Kenia López Rabadán: Con su venia, señor Presidente.

Quiero decir que para mí, sin duda, hoy es un día extraordinario, de felicidad y de logros y que sé que comparto con todas las mujeres de este recinto, más allá de partidos, más allá de colores, todas las mujeres hoy aquí, estamos absolutamente felices.

Cuando supe que iba a ser Senadora de la República preparé mi primera iniciativa, que justo es parte del dictamen que hoy aprobaremos.

Hoy, compañeras es un día histórico.

El Partido Acción Nacional a lo largo de su historia ha dado muestras claras de que por supuesto somos feministas y creemos en las mujeres.

Nosotros cuando estuvimos en el gobierno del PAN, impulsamos muchísimos temas:

En 2001 se creó Inmujeres.

En 2006, se creó la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.

En 2007, entre los gobiernos del PAN se aprobó la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

En 2008, con los gobiernos del PAN, se creó Fevimtra, la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia Contra Mujeres y Trata de Personas. Sin duda, los gobiernos del PAN hemos demostrado congruencia y reciprocidad hacia las mujeres cuando votan por nosotros.

Y hoy las Senadoras del PAN y los Senadores del PAN venimos a decirles a las mujeres, muchas gracias, porque no ha sido fácil, no ha sido fácil para ninguna de nosotras en ningún partido político.

En 1996 empezamos con las famosas cuotas, ¿lo recuerdan? Aquellas del 70-30, después en 2007 pasamos a las cuotas del 60-40, hoy en este día histórico aprobaremos 50-50, la posibilidad real de que las mujeres formemos parte de la toma de decisiones de este país en los municipios, en las entidades federativas y en el gobierno federal.

A muchas mujeres nos ha costado el doble, el triple, o a veces 100 veces más estar aquí.

Cuando nuestra candidata a la Presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota acudía a algunos eventos, o a algunas entrevistas, le preguntaban si México estaba preparado para una mujer. Nunca he escuchado que a un hombre le pregunten eso, sin duda hemos tenido que romper muchas barreras.

Cuando somos candidatas muchas de nosotras hemos sido víctimas de violencia política de género, de otros partidos o incluso de nuestros propios partidos, y ustedes lo saben.

Nos han faltado recursos, a poco no, es más fácil que les den recursos a un hombre y a una mujer, entre otras cosas porque a veces nos vamos a los peores distritos. El mensaje que hoy está dando este Senado de la República es absolutamente histórico.

Lo han dicho aquí la Presidenta de la Comisión Para la Igualdad, a quien por supuesto le reitero mi reconocimiento. Malú, muchísimas felicidades. También le quiero reconocer públicamente al Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, al Senador Manuel Añorve, muchísimas gracias, Senador. Sé que no fue fácil, pero lo logramos construir.

También a un aliado de los temas de género, a mi querido Eduardo Ramírez. Muchísimas gracias, Eduardo, lograr ese dictamen no fue nada fácil, también, por supuesto, a su Secretario Técnico que sin duda tuvo la creatividad de lograrlo.

Hoy mujeres y hombres en el Senado estamos dando respuesta a más de 61 millones de mexicanas. Hoy las Senadoras y los Senadores estamos siendo partícipes de un logro que no se hubiera dado si no tuviéramos paridad en este Senado.

Si las mujeres llegamos aquí, y las mujeres han llegado a la Cámara de Diputados, es para mejorar la vida de las mexicana, y hoy estamos dando respuesta a ello.

Actualmente los escenarios son muy complejos, y por eso se necesita esta reforma constitucional. La Corte, de 11 integrantes 9 son hombres y sólo dos mujeres.

En el Poder Judicial entre jueces y magistrados, aproximadamente hay un 75 por ciento de hombres, y un 25 por ciento de mujeres. Con esta votación va a haber un vuelco histórico para esas miles de mujeres que llevan 10, 15, 20 o 30 años esperando ser juezas y magistradas, y que desafortunadamente no ha sucedido, porque quienes detentaban la toma de decisiones eran hombres y elegían a sus amigos, eso va a cambiar gracias al dictamen que hoy estaremos aprobando.

¿El IFT, compañeras, saben cuántas mujeres tiene? Cero de siete integrantes, cero mujeres.

El presente dictamen modifica nueve artículos de la Constitución. El Ejecutivo hoy tendrá la posibilidad de estar estructurado en paridad, no solamente el gobierno federal, sino también las entidades federativas. Hoy en cada una de las entidades federativas tendrán la posibilidad una vez concluido el proceso legislativo de que los gabinetes sean paritarios.

Me decían algunos compañeros: es que voy a ser gobernador, ¿te imaginas lo difícil?

Yo les quiero decir a todos los compañeros Senadores que han sido absolutamente solidarios: si alguno de ustedes es gobernador de su entidad federativa, estoy segura que van a tener más de 20 mujeres absolutamente talentosas acompañándolas para hacer buenos gobiernos, a los panistas, a los priistas, a los de MC, a los del Verde, a los de Morena, a los de Nueva Alianza, a los del PRD, a todos les aseguro que van a encontrar mujeres talentosas para sus gobiernos.

Los órganos jurisdiccionales van a cambiar, la Corte, los magistrados de circuito, los jueces de distrito, los magistrados ahora serán también magistradas electorales, agrarias, de justicia administrativa. Es un vuelco nacional en la toma de decisiones. Nunca más una mujer juzgada bajo la misión de un hombre.

Qué bueno, con estas reformas, compañeras y compañeros, estaremos logrando que quien administre, quien genere justicia en este país en los órganos jurisdiccionales, también tenga una visión de mujer.

Vamos a cambiar la lógica de los organismos autónomos, compañeras y compañeros, el Inai, el Inegi, el Banco de México, el INE, la Cofece y los demás órganos reguladores tendrán paridad.

La visión de género no significa una visión de mujeres, la visión de género significa una complementación de hombres y mujeres. Este país ha sido gobernado durante muchos años por hombres, y hoy con este cambio será bien gobernado por hombres, y bien gobernado por mujeres.

Muchas felicidades a todas por esa decisión, y a todos por esa decisión.

Se ha dicho aquí, y quiero soslayarlo, se va a modificar el 115 constitucional para que los ayuntamientos tengan paridad.

Todos hemos vivido aquí no siendo legisladores, sino ciudadanos, que nuestra primera autoridad inmediata son los alcaldes, son los presidentes municipales.

Qué extraordinario pensar que esa figura tan importante en los más de 2 mil 400 municipios que hay en nuestro país, va a tener la posibilidad de tomar decisiones en igualdad.

Muchas gracias, de verdad muchas gracias a todas. De manera personal quiero agradecer a Patricia Garduño, Ana Rosa Payán, a Marcela Torres Peimbert, a Elenita Álvarez, a Cecilia Romero y a Josefina Vázquez Mota, para mí han sido un ícono en el Partido Acción Nacional para venir y luchar por las demás mujeres.

Ahora Diputadas, Senadoras, Consejeras nacionales de mi partido, muchas gracias por estar siguiendo este debate, muchas gracias por estarlo acompañando y por esperarlo en la Cámara de Diputados y ojalá también en los congresos locales.

Gracias a los hombres del PAN; muchas gracias, coordinador; muchas gracias, Coordinador Mauricio Kuri; muchas gracias, Damián Zepeda por la batalla en las comisiones; muchas gracias a la dirigencia de mi partido.

Y por supuesto quiero, de manera puntual, agradecer a Malú, a Blanca Piña, a Alejandra León Gastélum, a Bertha Alicia Caraveo, a Guadalupe Covarrubias, a Nadia Navarro, a Nuvia Mayorga y a Indira Kempis, porque juntas en la Comisión de Igualdad lo hemos logrado.

Muchísimas gracias.

Señor Presidente, solo mi último segundo para decirles, con esto se materializa paridad en todo, paridad total.

Muchísimas gracias, compañeras de la sociedad civil, muchísimas gracias al grupo plural de mujeres, muchísimas gracias a 50 + 1, juntas lo hemos logrado.

Gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora Kenia López .

Informo que se encuentra también con nosotros Adriana Favela, Consejera del Instituto Nacional Electoral.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena, a nombre del grupo parlamentario del Partido Morena.

La Senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena: Gracias, señor Presidente, con su venia, con la de este Pleno y la de mis compañeras Senadoras y compañeros Senadores.

Estamos a punto de escribir un capítulo más en la historia del constitucionalismo mexicano, pues tras las iniciativas presentadas por el Senador Martí Batres, la Senadora Kenia López Rabadán y la Senador Malú Micher, en conjunto con su servidora, y tras un Acuerdo de Mesa Directiva para homologar cada una de estas iniciativas en un solo proyecto de dictamen, reformaremos nueve artículos constitucionales que representan la columna vertebral de nuestra Carta Magna y que en su médula conservaban elementos de discriminación patriarcal que deberán sustituirse por un articulado que no deje a nadie atrás y que abrace a todas las personas por igual para brindar la mayor protección de derechos y garantizar una democracia paritaria.

Ante este contexto, es pertinente hacernos la siguiente pregunta: ¿Por qué es importante esta reforma constitucional que pretende garantizar que el principio de igualdad sustantiva se traduzca en la práctica, en un mandato para la participación paritaria en la esfera pública? Porque en el devenir histórico de la política mexicana, no ha sido fácil llegar hasta aquí, compañeras, no ha sido fácil que una mujer ocupe un escaño en esta Soberanía, pues somos el resultado de batallas antiquísimas que emprendieron mujeres que se afirmaron así mismas, a raíz de negar una realidad que las oprimía.

Olympe de Gouges negó que solo existiera una declaración de los derechos del hombre que excluyera a la mujer y por ello escribió la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana.

Mary Wollstonecraft negó que la mujer fuera una mera ornamenta del varón y vindicó nuestros derechos, introduciendo la idea de que el Estado debía permitir a las mujeres practicar la medicina, llevar una granja, dirigir una tienda, vivir de su propio trabajo.

Virginia Woolf luchó deliberadamente contra una realidad que aún padecemos la desigualdad salarial del género, ya que decía ella: “Sin libertar económica una mujer no puede desarrollar su vida con plenitud”.

Rosa Luxemburgo negó que el voto fuera un privilegio masculino y luchó por el voto universal, porque las mujeres también pudiéramos votar y ser votadas. Ella siempre decía que debemos ser socialmente iguales, porque era orgullosamente socialista; la asesinaron, la enrollaron en una alfombra y la arrojaron a un río. Sus últimas palabras fueron: “Yo fui, yo soy, yo seré”.

Porque ellas fueron, nosotros somos; porque nosotras somos, ellas serán.

No debemos a ellas, a esas, nos debemos a ellas, a esas mujeres por las que ahora somos un poquito más libres y por quienes debemos seguir luchando para garantizar una vida libre de violencia para las próximas generaciones.

Reclamamos no solo nuestro lugar en el Corpus Constitucional, sino el de todas las personas, desde la punta de la pirámide normativa, por lo que no se nombra no existe. Aspiramos que nuestra Constitución nunca deje a nadie fuera ni de la ley ni de ningún espacio vital.

Rosario Castellanos cuestionaba en su poema Meditación en el Umbral: “debe haber otro modo, otro modo de ser humana y libre, otro modo de ser”.

La mujer, históricamente, no ha estado presente en las constituciones ni al pie de página ni al margen, razón por la cual el género como principio estructural de todas las sociedades humanas, debe ser incluido a la hora de legislar, porque es en el derecho de donde es materializan los sentimientos de una gran parte de la sociedad que exige otro modo de ser humanas y de ser libres.

El replanteamiento in clave de género y la introducción de acciones afirmativas en estos enunciados normativos, implican la reconfiguración de un orden que rige las relaciones de poder.

Por ello, si desde el texto constitucional no se dota a la ciudadanía de igualdad sustantiva, no esperemos que las sujetas y sujetos obligados actúen sin discriminar, sin violencia, sin feminicidios y sin desigualdad en la toma de decisiones.

A estas alturas no podemos permitir que sigan permeando expresiones ni pronombres que contengan reminiscencias discriminatorias. De este calado es la reforma constitucional que hoy tenemos encima de la mesa, pues tenemos la oportunidad que de los Poderes de la Unión, organismos autónomos, la Ciudad de México y las entidades federativas, se rijan bajo el principio de paridad de género como un contrapeso en la toma de decisiones, que permite que las mujeres tomemos las riendas para avanzar hacia una democracia paritaria.

En este sentido, también quiero mencionar que durante la gestión de Ricardo Monreal, hoy coordinador del grupo parlamentario de Morena, durante su gobierno en Zacatecas, fue el primer instituto municipal de primer gabinete paritario.

Asimismo, quiero mencionar que el primer instituto estatal fue durante el gobierno en Tlaxcala, de Sánchez Anaya, también de Morena.

Y el primer gabinete paritario del D.F., fue con Andrés Manuel López Obrador, nuestro actual Presidente de la República.

Y por todo lo anteriormente expuesto, desde el grupo parlamentario de Morena estamos convencidas y convencidos que esta reforma marcará un clivaje fundamental para negar todo aquello que impida a las mujeres y a todas las personas afirmarnos a nosotras mismas.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Bertha Caraveo.

Vamos a pasar a la discusión en lo general.

Quiero comentar lo siguiente. Tenemos la solicitud del uso de la palabra de diversas Senadoras y Senadores de distintas fuerzas políticas, incluso de ninguna fuerza política y la Mesa Directiva ha resuelto que podamos darles la palabra a todas y todos, aun cuando todas las posturas sean a favor, por tratarse de un tema histórico.

Una vez comentado esto, comenzaremos con el Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria. Tiene la palabra hasta por cinco minutos.

EL Senador Emilio Álvarez Icaza Longoria: Muchas gracias. Distinguida Asamblea, buenos días.

No tener partido político no quiere decir no tener fuerza política, son dos cosas distintas, de hecho, por algo estaré acá. Pero muchísimas gracias.

Y déjenme decirlo así: probablemente este va a ser uno de los días más importantes de nuestra estancia en el Senado. Para mí en lo particular es uno de los días que me significó esta lucha para llegar al Senado de la República.

Vamos a estar acá seis años, cinco, cuatro, los que estemos y vamos a ser recordados y recordadas por pocas acciones, esta reforma es una de las decisiones más importantes en la redefinición del Pacto Social que vamos a hacer, es por mucho una de las votaciones más importantes en nuestra estancia en el Senado.

A mí, en lo particular, es de las causas que me animó a querer llegar al Senado de la República y por eso quiero agradecer mucho a las “Mujeres en Plural”, quiero agradecer a las Senadoras, quiero agradecerle al feminismo, porque el feminismo ha sido un movimiento social, probablemente el más exitoso en décadas, que ha ido transformando, construyendo, elaborando, resignificando y también educándonos.

Compañeras, muchas gracias por sus años de lucha, muchas gracias por su sacrificio, por sus lágrimas, por su alegría, por su fuerza, por su tesón y en esto también a las Senadoras que así han luchado.

También esta reforma tiene un carácter civilizatorio, es un carácter civilizatorio cuyo centro está en la dignidad de las personas, en particular en la dignidad de las mujeres.

Hemos hecho distintas expresiones, techos de cristal, desigualdad, muros invisibles, sociedades que niegan derechos, pero hoy estamos construyendo un piso que ayudará a proyectar con vigor y fuerza esa realidad para ejercer derechos para las mujeres y sí, esta reforma va a acelerar procesos.

Hemos vivido en los últimos años una aceleración de procesos, como por ejemplo en esta Legislatura, gracias a las decisiones legislativas y judiciales que se tomaron, hoy tenemos una Legislatura de paridad.

Nos falta que las mujeres accedan al poder, nos falta que mujeres en el poder tomen decisiones como mujeres y actúen en la cosa pública guiándonos con su entendimiento y sabiduría. Por eso este proceso civilizatorio es tan importante.

También muchas batallas hemos tenido que dar. Hace casi 30 años acompañé la campaña de Benita Galeana y de Marcela Lagarde para estar en el Congreso, y las suplentes también eran mujeres, también estaba Amalia García; repartí un volante y al entregarlo a un hombre, me dijo: “de ninguna manera voy a votar por ellas”. Yo pregunté con curiosidad “¿y por qué?” Y me dijo: “no, no me interesa el partido, no es eso, es que son puras mujeres y no quiero que haya mujeres en el poder”. Eso fue hace casi 30 años.

Hoy con esta reforma vamos a acelerar que lleguen las mujeres al poder, no las queremos solo en espacios de representación, las queremos tomando decisiones, guiándonos; las queremos construyendo con su capacidad y su potencialidad, y también queremos, en esta transformación social, que sigan educándonos, porque la verdad es que, sí, tenemos que repensar la masculinidad. Una parte muy importante, al menos en mi persona, de repensarme, ha sido gracias al feminismo.

Hoy estas reformas van a llegar de esta manera.

Y por supuesto que ha sido y ayudará, y quiero dirigirme esencialmente a las mujeres jóvenes.

Mi madre pudo votar, por primera vez, después de los 30 años, porque lo tenía prohibido por ley.

Hoy mis hijas, gracias a esta reforma, tendrán un umbral de construcción, de dignidad, de poder y transformación mucho mejor.

Éstas mujeres, y me dirijo a las jóvenes, están llamadas a ser la conducción de este país en todos los ámbitos municipales, locales, federales, en todos los poderes, pero tendremos que tener la certeza de que la ley no es eficiente y suficiente, la ley ya garantizaba, por ejemplo, igualdad y la realidad no lo llevó.

Vamos a encargarnos para hacer realidad la política pública.

Y les pido, compañeros en el Senado, que seamos garantes de que esta reforma se cumpla, allá estarán las Mujeres en Plural para exigirnos y que así se haga.

No nos suelten, compañeras, porque sin su fuerza, su presión, esto no se hace realidad.

Termino, señor Presidente.

Quiero agradecer a las promoventes.

Quiero agradecer a Kenia López Rabadán por su constancia, su fuerza, el 6 de septiembre presentó la iniciativa.

A Malú Micher por también presentarla, promoverla, por esos años de lucha.

A Bertha Alicia Caraveo.

A Martí Batres Guadarrama, que también presentó una iniciativa.

A Claudia Anaya.

Alejandra Lagunes.

Pero a todas las mujeres que acá han estado luchando por esa transformación.

La maestra Gloria desde hace años está levantando la mano, dando ejemplo y muchas otras mujeres.

En su nombre, Senadora, ponga a todas las demás por el ejemplo que ha dado en su lucha y en el ejemplo de transformación de este país.

Patricia, muchas otras Senadoras que nos llenan de orgullo con su presencia, nos iluminan y nos enseñan.

Y también quiero agradecer a todas esas mujeres que no están acá, todas esas mujeres que nos ayudaron a pensar en que en un día íbamos a caminar en las anchas avenidas, en esas arboledas.

A todas esas mujeres que con su lucha, con su vida, con su llanto, con su alegría, pero sobre todo con su fuerza pensaron que México y el mundo pueden ser distinto.

Un lugar donde la palabra mujer sea dignidad.

Por eso, voy a votar a favor.

Muchas gracias por su atención.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Álvarez Icaza.

Por supuesto que la pluralidad va más allá de las fuerzas representadas en el Congreso.

Tiene la palabra la Senadora Josefina Vázquez Mota, para hablar a favor.

La Senadora Josefina Vázquez Mota: Muchas gracias. Muy buenas tardes queridas Senadoras, Senadores.

Muy buenas tardes queridas mujeres luchadoras e incansables, Mujeres en Plural, mujeres de 50+1, y millones de mujeres que seguramente están acompañando esto que apenas es el principio.

El día de hoy estamos celebrando que se acabó el tú o el yo.

El día de hoy estamos celebrando que podemos hablar y conjugar en el nosotros, como decía Octavio Paz: “Ese egoísta tú o yo tiene que dar paso atrás para que nazca ese nosotros”

Ese nosotros de inclusión, de suma y de reconocimiento para siempre.

Quiero agradecer a todas las mujeres que me han precedido para llegar a este día.

En especial recuerdo siempre con amor, y la extraño cada día más, a Cecilia Loría.

Quiero también reconocer a Elenita Álvarez.

Quiero reconocer a doña Ifigenia que es un ejemplo y una inspiración, doña Ifigenia, para cada una y para cada uno de nosotros.

Gracias, doña Ifigenia.

Quiero reconocer a los hombres feministas que no han tenido miedo de decir que sí, que no han tenido miedo al educar hijas y construir sus alas grandes y hacerles creer que los sueños se pueden y se deben alcanzar.

Quiero agradecer también a todas aquellas y todos aquellos que han colaborado para romper mitos y tabúes, como aquel que durante siglos dictó la vida de las mujeres: “mujer que sabe latín ni tiene marido ni tiene buen fin”.

Hoy sabemos que este estereotipo, como muchos otros, tiene que quedar atrás.

A nuestra generación, a mi generación le tocó romper roles tradicionales.

A mí me tocó, entre cinco hermanas y dos hermanos, decir que me iba a trabajar dentro y fuera de mi hogar, y me preguntaban qué necesidad tenía de trabajar.

Y hoy estamos aquí para que esas preguntas nunca más se vuelvan a dar.

Hoy estamos aquí también porque sabemos que la paridad nos exige una manera de vernos a nosotras mismas de manera distinta y de que los hombres también nos miren de manera diferente.

Aquí nadie nos está reconociendo o nos está otorgando un derecho, nadie nos está dando una concesión, lo que hoy se está reconociendo en esta paridad es el trabajo incansable de nosotras a lo largo de siglos, de años, de décadas, es porque tenemos capacidad, talento, y porque como ya se decía, nos ha costado muchas veces más estar aquí y a ustedes y a millones de mujeres estar donde están.

Sabemos muy bien que estamos en clara desventaja en el número de gobernadoras, de alcaldesas, en los órganos autónomos, en las ministras de la Corte.

En donde no estamos en desventaja es en el número de mujeres en situación de pobreza, es en el número de mujeres que no tienen todavía acceso a la salud o a la educación.

Permítanme llevar un paso atrás esta paridad que hoy celebramos.

Quiero invitar a que pensemos en las niñas y en los niños, porque la paridad se tiene que construir desde las primeras etapas de la vida.

Si no construimos esa paridad desde la gestación.

Si no construimos esa paridad desde el momento de nacer, ya estamos en desventaja.

Si no les damos a las mujeres las herramientas, como ya se decía, para tener el cuidado de sus hijos en las estancias infantiles, para evitar la muerte porque su última instancia es un refugio para mujeres, para vivir con salud y con armonía, entonces, no construimos paridad, sino la destruimos.

La paridad debe empezar, entonces, desde los primeros momentos de la vida.

Hoy esta paridad logra que las mujeres lleguemos a donde se toman las decisiones de poder, porque cada vez que se requiere trabajar fuerte, a las primeras que nos llaman es a nosotras las mujeres, porque somos multitareas, porque estamos dispuestas a decir lo que muchas veces alguien más no está dispuesto a decir, porque nos jugamos los roles diferentes que nos satisfacen y que anhelamos jugar, pero hoy la paridad logrará que estemos en las posiciones donde se toman las decisiones de poder y el poder de las decisiones.

Hoy este dictamen está compuesto de pedazos de millones de sueños y almas de mujeres en todo México.

Esta paridad nos tiene que llevar a ser más fuertes, pero sobre todo a un cambio cultural.

Es el momento de derribar muros para construir puentes.

Es el momento de dejar a las niñas en las filas de la pobreza, del abuso sexual, de la violencia sexual.

En Adivac señalan que casi 4 millones de niñas y niños han sufrido violencia sexual y sólo se denuncia uno de cada diez delitos. Esto roba no solamente la posibilidad de paridad, sino la libertad y también la felicidad.

Tenemos que acabar con la perspectiva patriarcal, y por eso la paridad hoy es apenas un inicio, es una puerta que se abre de posibilidades infinitas.

Los chinos suelen decir que: “las mujeres sostenemos la mitad del cielo”.

Y hay hombres que preguntaron, antes de aprobar este dictamen, ¿si queríamos la mitad del cielo? Sí, sí queremos la mitad del cielo y la mitad de la tierra al menos, y la mitad de las decisiones de poder, y la mitad de todo aquello que amplíe los márgenes de libertad de cada mujer en cada rincón de nuestro país.

Sí, decimos que sí lo queremos, y sí lo queremos porque lo hemos ganado.

Y diario se nos exige demostrar que estamos donde estamos porque tenemos capacidad y talento, y se nos hacen preguntas que jamás se le harían a un hombre.

Yo por eso felicito a los Senadores que hoy nos acompañan porque decidieron dar un paso al frente, y los invito a que tengamos más hombres feministas y mujeres libres y a vivir sin miedo.

Finalmente, quiero reconocer a todas las Senadoras y Senadores promoventes de este día tan importante.

Gracias, querida Kenia, que estabas tan emocionada desde la sesión anterior y que decías: “este es un día histórico”, y sí lo es, porque es un antes y un después.

Gracias, querida Malú, por tu insistencia y tú no rendición.

Gracias a la Senadora Bertha Caraveo.

Gracias, al Senador Eduardo Ramírez.

Al Senador Manuel, que siempre nos acompaña.

Muchas gracias, querido amigo, que siempre estás presente, al Senador Añorve.

Gracias.

No quiero dejar de mencionar a nadie, a ninguna, ni a ninguno.

Gracias, Paty Mercado, por vivir tantas batallas juntas, por saber que no ha sido fácil llegar hasta aquí, por saber que una campaña a la Presidencia ha sido muchas vez más adversa, pero abrimos brecha y vendrán muchas más, y lo harán mucho mejor que nosotras y lo conseguirán por capacidad, por talento y porque es hora de que eso suceda.

Finalmente, gracias a este Senado por abrir una puerta que no podíamos arribar desde hace muchos años o desde hace muchas décadas, porque hoy los sueños de millones de niñas encuentran un país y un Senado que le dice sí a la paridad y a las mujeres tomando decisiones de poder y con poder de decisión.

¡Enhorabuena y muchas felicidades!

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Josefina Vázquez Mota.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Verónica Martínez García, del grupo parlamentario del PRI.

La Senadora Verónica Martínez García: Con su venia, señor Presidente. Senadoras y Senadores: Colectivos, Asociaciones Civiles: Mujeres en Plural, Mujeres 50+1; Diputadas que hoy nos acompañan.

Sean todas y todos ustedes bienvenidos al Senado de la República, porque ustedes han sido y seguirán siendo parte fundamental de este y otros avances para las mujeres.

El día de hoy es un día histórico para nosotras las mujeres.

Anuncio mi voto y el de mi grupo parlamentario del PRI a favor de este dictamen que nos garantiza una mayor participación en el servicio público.

Con esta reforma esperamos que la paridad de género sea una directriz de nuestro actuar diario.

Queremos que trascienda más allá del texto de nuestra ley fundamental, el día de hoy representa un gran avance para el empoderamiento de nosotras las mujeres en la participación de la vida pública, lo que contribuirá para reducir la brecha de la desigualdad entre hombres y mujeres.

Estamos haciéndole frente a la discriminación que históricamente nos ha afectado, colocando en una condición de dependencia y vulnerabilidad. No podemos permitir que esto continúe.

Quiero reconocer el trabajo y el impulso de esta iniciativa a nuestras compañeras y compañeros legisladores promoventes, pero, sobre todo, reconozco la participación de la sociedad civil, que a través de colectivos, asociaciones, especialistas y expertos en el tema hicieron que sus propuestas formaran parte de este dictamen que hoy es una realidad y que vamos a respaldar.

Las mexicanas tenemos el talento para asumir este reto, es momento de redoblar esfuerzos para seguir preparándonos, debemos demostrar nuestro potencial y capacidad para aportar la construcción de un mejor país.

Debemos reconocer la importancia de que esta reforma constitucional y posteriores en el tema de igualdad y paridad, se vean complementadas con verdaderas políticas públicas instrumentadas en los tres órdenes de gobierno, lo cual nos dará mayor certeza.

El compromiso con la igualdad debe ser una conquista cotidiana, que espero trascienda a todas las esferas sociales.

Veo con anhelo a un México con espacios para nosotras, no solamente en la vida pública, sino también en la Academia, en la iniciativa privada, en las organizaciones civiles, en todas las trincheras de nuestra sociedad en nuestro país.

Me alegra formar parte de esta Legislatura, que en aras del desarrollo de México asume la responsabilidad de defender y consolidar los derechos de nosotras las mujeres.

Estoy convencida que cuando pongamos el interés de las y los mexicanos por encima de los intereses particulares llegaremos a grandes acuerdos como éste.

Sigamos trabajando en ese sentido, continuemos construyendo una sociedad donde la inclusión y el respeto entre todas y todos sea el común denominador de su desarrollo.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Verónica Martínez.

Tiene la palabra la Senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, del grupo parlamentario del PAN.

La Senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez: Con su permiso, señor Presidente.

El dictamen que el día de hoy estamos para aprobar sin duda, es un día histórico. Sin duda, la suma de esfuerzos, de coincidencias, de talento.

La disposición es para realmente festejarse, reconocerse, y hoy por eso acudo a esta tribuna.

Primero, para agradecer a todas las mujeres, que desde hace generaciones nos han abierto el paso a quienes estamos hoy aquí, a quienes han pasado por algún cargo de representación y algún espacio en la toma de decisiones, pero que siempre hemos sido conscientes que hubieron generaciones que nos ayudaron a llegar hoy.

Y por las generaciones que vienen, es que hoy quiero hablar, por las generaciones que vienen detrás de nosotros, pero también el paso que hoy se está dando, y quiero decirlo, es histórico, pero todavía nos faltan algunos detalles. Y yo he insistido en las comparecencias de los nombramientos de diplomáticos. Todavía tenemos pendientes, más embajadoras, más cónsules, más mujeres en las tomas de decisiones.

En la sesión pasada de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, en ONU Mujeres, nos preguntaban a las legisladoras: ¿cómo hacer para que nuestra participación tenga un impacto en los presupuestos para la infraestructura y en el desarrollo y en el empoderamiento de cada una de nosotras?

Y yo lo dije: no es suficiente con que seamos un número, no es suficiente con que lleguemos al Poder Legislativo, se necesita también la paridad en los gabinetes, en los espacios, en la toma de decisiones, no es suficiente con decirnos que llegamos casi al 50 por ciento en este Senado, no es suficiente cuando sabemos que la construcción también de las políticas públicas que se realizan en los tres Poderes de la Unión se ocupa también del rostro, de la responsabilidad, de la inteligencia, de la sensibilidad de las mujeres.

Por eso yo felicito a mis compañeras proponentes, pero también felicito a quienes desde cada una de sus trincheras le han aportado para el resultado del día de hoy, a la academia, le agradezco a las activistas, le agradezco a quienes durante años han caminado y compartir por último los retos que aún tenemos por delante. En países como Ecuador, Bolivia o Costa Rica, además del criterio de paridad, hay un criterio que es la alternabilidad, que no hemos llegado allá, pero que vale la pena empezar a estudiar las posibilidades, ¿y la alternabilidad qué significa? Simplemente la misma oportunidad entre y un periodo y otro a hombres y mujeres.

Cuando se dice que nunca festejamos que se gana una batalla es porque corremos el riesgo de pensar que ya no hay más victorias por ganar, y yo creo que hay más victorias y más batallas, y yo estoy convencida que cuando hay disposición, cuando hay voluntad y cuando hay el reconocimiento a la capacidad, cuando hay el reconocimiento a la sensibilidad y cuando hay el reconocimiento a que juntos, hombres y mujeres, podemos construir, sin duda alguna, resultados se pueden dar.

Así es que gracias, gracias por la disposición y decirle a todas las mujeres y a todos los hombres, a las nuevas generaciones que, sin duda, las decisiones pueden ser diferentes desde el Ejecutivo y la política puede ser diferente cuando podemos caminar hombres y mujeres de la mano en las decisiones, en los espacios y que seguiremos construyendo y seguir encargando nombramientos diplomáticos, queremos alcanzar la paridad con más mujeres embajadoras, con más mujeres cónsules.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Alejandra Noemí Reynoso.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Gina Andrea Cruz Blackledge, del grupo parlamentario del PAN.

La Senadora Gina Andrea Cruz Blackledge: Gracias, señor Presidente. Con la venia de la Presidencia. Compañeras y compañeros Senadores:

La paridad de género es un principio que se utiliza para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres en el acceso a puestos de representación política, el derecho a la igualdad se encuentra en la base del sistema internacional de protección de los derechos humanos, es un principio consagrado en distintos instrumentos internacionales, no únicamente es un capricho de las mujeres en este país y en este Senado de la República, es un principio de derechos humanos.

Así, por ejemplo, en el Preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas se reafirma la fe en los derechos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y de las naciones grandes y pequeñas.

En el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, establece que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.

En nuestro país, los primeros movimientos de mujeres iniciaron en 1910, donde diversas asociaciones feministas se unen a Madero, entre ellas el Club Femenil Antirreeleccionista Las Hijas de Cuauhtémoc, y poco tiempo después protestan por el fraude en las elecciones y demandan la participación política de las mujeres mexicanas.

En 1946, el Partido Acción Nacional, el partido al que pertenezco, presentó la primera iniciativa de reforma al artículo 115 constitucional federal, en donde se proponía que a la mujer se le reconociera y aceptara el voto libre en las elecciones, por lo que a partir de 1947 se conquistó el derecho a las mujeres a votar y ser votadas en los procesos electorales municipales.

En 1953, se conquistó el derecho a que las mujeres fueran candidatas en las elecciones nacionales, obteniendo el sufragio universal.

Esto sentó las bases para lo que se llamó las cuotas de género, como una medida en el ámbito nacional para encontrar un equilibrio en la participación de mujeres y hombres en los órganos de toma de decisión.

En 1996 se fijó el límite del 70 por ciento de legisladores de un mismo género.

En el año 2008 se publica en el Diario Oficial de la Federación un nuevo Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, que en su artículo 175 cambia el término de la equidad entre hombres y mujeres por paridad de género en la vida política, a fin de acercarse a una representación igualitaria plena.

En el año de 2013 se incorporó a nuestra Carga Magna, la obligación de los partidos políticos a garantizar la paridad de género en las candidaturas al Poder Legislativo Federal y Local, lo que se tradujo en un desarrollo progresivo a los derechos políticos de las mujeres.

Recientemente la recomendación general número 23, de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, es necesario que los estados parte adopten las medidas apropiadas para garantizar que las mujeres en igualdad de condiciones con los hombres, disfruten del derecho al voto en todas las elecciones y referéndums y el derecho a ser elegidas; asimismo, se recomienda nombrar a mujeres en cargos ejecutivos superiores y naturalmente de consulta y pedir asesoramiento a grupos que sean ampliamente representativos de sus opiniones e intereses.

Asegurar que se nombren mujeres en órganos de asesoramiento gubernamental, en igualdad de condiciones con el hombre y que estos órganos tengan en cuenta, según proceda las opiniones de grupos representativos de la mujer.

Ahora bien, nuestro país es un país multicultural, en el que la diversidad debe ser representada en la toma de decisiones que rigen la vida política pública del país.

Por ello es necesario que se fomente la participación política de los pueblos y comunidades indígenas en los órganos decisorios del país.

Senadoras y Senadores, amigas que nos acompañan, hoy es un día histórico en la lucha por la paridad de género, que se ve materializado en esta reforma constitucional, la cual garantiza el principio de género en la elección de representantes ante los ayuntamientos en los municipios con población indígena; asimismo, se plasma la identificación de los géneros entre hombres y mujeres, los cuales son considerados iguales ante la ley.

Por tanto, el Estado garantizará su protección en todos los ámbitos y potenciando con el principio de paridad que motiva esta reforma y que garantiza la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres en el ejercicio del poder público.

Felicito y reconozco a quienes han hecho posible esta reforma, a los hombres y mujeres en este Senado de la República, que han trabajado incansablemente para lograr esto, pero más allá, a las mujeres y hombres que desde cualquier ámbito de su competencia han estado luchando por años para que esto suceda.

Celebramos que la reforma al artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establezca la obligatoriedad de observar el principio de paridad de género en la integración de los Poderes de la Unión, en los poderes respectivos, en las entidades federativas y en la Ciudad de México, así como los órganos autónomos y la postulación de candidaturas de los partidos políticos.

Estamos parados y comprometidas por un país en igualdad y en paridad.

¡Muchas felicidades a todas las mujeres, felicidades a México!

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Gina Andrea Cruz.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Rocío Abreu Artiñano.

La Senadora Rocío Adriana Abreu Artiñano: Muchas gracias, señor Presidente.

Hoy me congratulo a ser portavoz de millones de voces que exigen el respeto de nuestros derechos políticos. Una lucha de antaño, constante que hoy da resultados.

Muchas felicidades, compañeras y compañeros. Muchas felicidades a las mujeres presentes de 50+1, mujeres de avanzadas, y todas aquellas que no presentes, pero que han encabezado la lucha como aquellas mujeres indígenas, amas de casa que han salido a la lucha en la arena política, mujeres del campo que se han enfrentado a usos y costumbres.

Muchas gracias a todas ustedes por no claudicar.

El 14 de mayo será un día histórico no sólo en este Senado, para las Senadores aquí presentes, sino para todas las mujeres y sociedad mexicana discutiremos y aprobaremos un dictamen en el que sentaremos las bases legales para que las mujeres formemos parte integral en la toma de decisiones de dar curso a nuestra nación.

Me sumo a este cambio de paradigma como lo ha hecho con anterioridad en la presentación de diversas iniciativas en torno al combate a la violencia política en contra de las mujeres. Esto siempre con la firme intención de no buscar sino alcanzar la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres, principio reconocido por nuestra Carta Magna en sus artículos 1o. y 4o.

En la actualidad las mujeres tenemos el derecho al acceso igualitario, a sólo algunas funciones públicas de nuestro país, y a participar en los asuntos públicos, pero esto no siempre fue así, mediante reformas electorales constitucionales nuestro país ha conseguido establecer el mandato de paridad de género, lo cual ha constituido el reconocimiento y ejercicio de los derechos políticos electorales de las mujeres en todo el país, pero la batalla de las mujeres por ejercer su derecho de voto y decisión, empezó formalmente con la publicación de la declaración de los derechos de las mujeres en 1791, y en nuestro país existen registros de muestras que desde el siglo XIX las mujeres ya demandaban ciudadanía, justicia y equidad política.

La lucha por conseguir el voto ciudadano de las mujeres mexicanas continuó durante varias décadas, pero no fue hasta el 17 de octubre de 1953 cuando las mujeres consiguieron lo que tanto habíamos deseado, el derecho al voto.

Con esto se consuma un sueño, se atendía una demanda de género, pero sobre todo se emprendía una nueva cruzada para combatir la discriminación, la marginación y la inequidad dada la nueva responsabilidad que asumiríamos.

El marco legal en materia política electoral desde entonces ha tenido que irse adecuando a la realidad de la política en nuestro país.

Hemos pasado de la programación de candidaturas al establecimiento del 50 y 50 que hoy daremos un paso más.

Lo anterior, ha desembocado en que esta legislatura se conformó con el primer Congreso de la Unión paritario en México, situación que en países de democracia avanzada no existe. Nuestro país es una de las pocas naciones donde hay paridad y en la representación de los órganos legislativos; sin embargo; la realidad es todavía que hace falta trabajo.

Es necesario establecer un criterio de paridad en los nombramientos de las personas titulares de las Secretarías del despacho del Poder Ejecutivo, así como garantizar que mediante concursos abiertos el Poder Judicial integre los órganos jurisdiccionales observando este principio, que sea replicado en sus equivalentes a las entidades federativas y en la integración de los organismos públicos autónomos, como lo plantea el presente dictamen. Esto con la intención de incluir plenamente a las mujeres en la vida pública de México.

Si bien, el Presidente de la República ha enviado un mensaje claro de avance y de progreso sustancial en la igualdad de género en la nueva administración, al contar con 12 titulares hombres y ocho titulares mujeres, es decir, el 40 por ciento de la Administración Pública Federal centralizada está compuesta por mujeres, pero aún falta más.

Necesitamos de preceptos legales que garantice la paridad de género que imparta en nuestro derecho humano a ejercer el voto a ser electas en los procesos electorales a nuestro desarrollo en la escena política, ya sea como militantes en los partidos políticos aspirantes a candidaturas a un cargo de elección popular en nuestros dirigentes al interior de nuestros institutos políticos, o en lo prioritario en el ejercicio del cargo público.

Por ello, el trabajo que se hace en el Senado para generar un cambio constitucional que ejerce por escrito la paridad horizontal y vertical en todos los poderes y el Estado, como la autonomía de elección popular, será un ejemplo para muchos países del mundo.

Hoy con la aprobación de estas adecuaciones constitucionales, honraremos la lucha de Elvia Carrillo Puerto, primera mujer electa candidata al Congreso Local de Yucatán; Rosa Torres, primera mujer regidora en Mérida; Aurora Meza, Presidenta Municipal de Chilpancingo; Aurora Jiménez Palacio, primera Diputada Federal del Estado de Baja California; y María Lavalle Urbina, primera Senadora en la historia de México.

En estos momentos hay que dar un gran paso a la aprobación de este dictamen para así consolidar la participación de las mujeres en la construcción de un país.

Hoy las mujeres de México somos líderes, dinámicas, firmes defensoras del cambio y, sin embargo, del espacio y la apertura para ejercer nuestro liderazgo y participar políticamente es limitado, y aún vamos por más.

Muchísimas felicidades, compañeros Senadores. Muchísimas felicidades a todas las mujeres que han encabezado esta lucha.

Y la lucha sigue. Vamos por más.

¡Felicidades!

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senadora Rocío Abreu.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Freyda Marybel Villegas Canché, del grupo parlamentario del Partido Morena.

La Senadora Freyda Marybel Villegas Canché: Gracias, señor Presidente. Buenas tardes.

Primero quiero felicitar a todas las Senadoras proponentes por dar un gran paso para la modernización de la vida política en México.

Felicito en especial a mis compañeras, Kenia López Rabadán, Martha Lucía Micher Camarena, Bertha Caraveo, Claudia Edith Anaya, Alejandra Lagunes. Y principalmente a todas las organizaciones civiles que por años han luchado.

Por este gran paso que nos beneficia a todas las mujeres de México, mi reconocimiento, agradecimiento y respeto por su gran trabajo por las mujeres mexicanas.

Hoy, desde el Senado, este esfuerzo significa que cada vez más niñas tendrán ejemplos para participar en las decisiones sobre el futuro de nuestro país.

Sabrán que existen presidentas municipales, Diputadas, Senadoras, gobernadoras. La lucha y el reclamo que las mujeres tenemos hoy, es que las niñas crezcan sabiendo que pueden ser felices, dedicándose a lo que quieren, teniendo como ejemplo a grandes mujeres que hoy abren el camino para las generaciones futuras.

Esta iniciativa no sólo logrará más espacios políticos para las mujeres, estoy segura que también se extenderá en todas las áreas de la vida económica de México. Esta iniciativa no solo dará más gobernadoras, presidentas municipales en nuestro país; sus efectos se extenderán; y también más ingenieras, más científicas, más escritoras, más y más mujeres en los lugares importantes de definiciones de nuestro país. Este dictamen va más allá y acaba con las simulaciones.

Hoy podremos garantizar una democracia donde todos cabemos y en donde todos los mexicanos decidimos por nuestro futuro. Este gran paso contra la discriminación garantiza también más justicia para todos, ese es el primer paso para atacar otro problema: la desigualdad social y la falta de oportunidades para las niñas y para las jóvenes mexicanas.

El mensaje que sale hoy desde el Senado de la República, para que nunca más una mujer acepte el argumento que no somos inteligentes, de que no estamos preparadas o de que no tenemos la capacidad para decidir sobre temas importantes.

Esta iniciativa romperá todos los prejuicios que existen en nuestro país, porque a todos nos conviene que exista paridad.

Los resultados estarán muy pronto a la vista, México dará un gran paso y pondrá un gran ejemplo en toda la región; la voz que hoy se escucha, se va a escuchar y se va a replicar en otros países hermanos, donde estaremos empoderando a las mujeres.

Felicito a todos los coordinadores de los grupos parlamentarios por su disposición para abordar este tema que mucho tiempo se quedó rezagado.

Paridad por todos. Paridad para todos por el bien de México. Paridad para alcanzar, por fin, la justicia. Paridad para la igualdad.

Muchas felicidades a todas las mujeres mexicanas por este gran logro, vamos todos juntos por la paridad, paridad en todo.

Gracias, señora Presidenta.

Es cuanto.

PRESIDENCIA DE LA SENADORA
MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Freyda Marybel Villegas.

Pasamos al grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, en la voz de la Senadora Patricia Mercado.

La Senadora Patricia Mercado: Gracias, señora Presidenta, Senadora Mónica Fernández.

Primero, por supuesto mi reconocimiento a “Mujeres en Plural”, de verdad todo el reconocimiento a su experiencia, a su inteligencia, a sus argumentos, a su paciencia para ser una organización que construye esos acuerdos, a partir de ser una organización plural.

También, ahora que se ha recordado tanto por la Senadora Micher, como por la Senadora Josefina Vázquez Mota, a nuestra gran compañera feminista que ya no nos acompaña, Cecilia Loría, reconocer que hace 17 años en el Sexto Encuentro Nacional Feminista llevado a cabo en Guerrero, ahí se adoptó, a partir de su iniciativa y su trabajo, que por supuesto todas firmamos, la campaña 52 por ciento, Ganando Espacios hace 17 años todavía con mucha incomprensión de lo que significaba reconocer que las mujeres en ese momento éramos el 52 por ciento del Padrón Electoral y por eso el 52 por ciento en todos los aspectos de la vida pública de nuestro país.

Así es que también por ella y por ese trabajo de tantos años, de tantas mujeres para llegar a este momento. Y, efectivamente, como lo decía la Senadora Verónica Martínez, vamos caminando un paso muy importante en la toma de decisiones, porque aquí todo lo que han dicho las Senadoras y también Senadores, que no tienen ninguna de sus palabras ningún desperdicio en términos de lo que quieren decir y el significado de lo que hoy vamos a votar, esa presencia de las mujeres y además esa presencia exitosa para el bien de las comunidades y para bien de nuestro país, que los hombres van aprendiendo de la grandeza de tener a mujeres a su lado tomando estas decisiones por el bien de comunidades, estados, municipios y de nuestro país, desde ahí se gestarán otras paridades que necesitamos también.

Y aquí hay que reconocer esta propuesta de la Senadora Vanessa Rubio que apenas entró con una cuña a ese otro ámbito que es el ámbito del dinero, de la economía, del empoderamiento económico para lograr paridad en los consejos de la Banca de Desarrollo y decía: apenas vamos empezando.

La participación política es para impulsar, finalmente, mayor participación y mayor presencia de las mujeres para hacernos cargo de una vez por todas que esta sociedad que nos tiene en 50 y 50 por ciento pues así tomaremos las decisiones y, por supuesto, defenderemos las mejores causas para el bien de nuestro país.

También es el reconocimiento para las mujeres, porque se dice: no hay experiencia, no hay capacidades, ¿qué vamos a hacer? ¡Qué barbaridad! y lo sabemos, todos los datos lo dicen están haciendo los mejores esfuerzos, han invadido las universidades, están sacando los mejores promedios, están avanzando en sus niveles de educación.

Ese conocimiento, como la política y el dinero, que se nos fue negado durante tanto tiempo, hoy lo estamos haciendo con excelencia y con esa excelencia, por supuesto, llegaremos a los espacios de poder.

No significa que las mujeres seamos mejores, y eso también ya lo sabemos, no nos corre por el cuerpo una mejor vena que a los hombres, podemos ser también corruptas, negligentes, no capaces, no centradas en nuestro trabajo. Sin embargo, pues finalmente es el derecho de la igualdad también, el derecho al mal porque también hay muchos hombres en la misma situación.

Hoy, cada vez más, la ciudadanía quiere liderazgos comprometidos, que se sepa muy bien por qué se mueren en la raya, qué es lo que los mueve, qué es lo que los compromete. Una de las cosas importantes en la política, y aquí está la Consejera Adriana Favela que hizo el estudio, sumó y resto y nos dijo cómo se le dio mucho menos dinero a las mujeres en las campañas electorales que a los hombres.

Pero qué bueno, si se nos pregunta cuánto dinero traes. La respuesta: no traigo dinero, lo que traemos son historias, son experiencias, son agendas porque el dinero hoy en la política es sospechoso, ni los hombres ni las mujeres, efectivamente es el dinero el que no nos forma, sino nos forma el liderazgo y eso es lo que quiere la ciudadanía, liderazgos con éticas de trabajo de mayor responsabilidad.

Y esto que estamos decidiendo es muy importante, porque también otra mujer, de Mujeres en Plural, Beatriz Cosío que aquí nos acompaña, hizo el estudio de cómo están los gabinetes en los estados de la República, el promedio de presencia de mujeres es apenas de 21 por ciento; hay estados que tienen 40-50, no los vamos a nombrar, y estados que tienen el 4 por ciento, el 5 por ciento de mujeres; el promedio es 21 con esta iniciativa, con esto que estamos votando hoy, trabajaremos porque ese 20 por ciento se convierta, por supuesto, en un 50 y 50 por ciento.

Así es que yo de verdad afirmo todo lo que ustedes han dicho, Malú Micher, Kenia, la Senadora Kenia, todas las Senadoras que presentaron aquí iniciativas que, bueno, estamos todas unidas en eso y hemos logrado que nuestros compañeros Senadores que nos acompañan en estos escaños, estén con nosotras en esto y tomen la decisión de ir con nosotros siempre, de aquí en adelante, a tomar las mejores decisiones para nuestro país.

Muchas gracias.

¡Felicidades! Todo el reconocimiento.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Patricia Mercado.

Tiene la palabra la Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, del grupo parlamentario del PAN.

La Senadora Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz: Gracias, señora Presidenta. Compañeras mujeres, Senadoras, Senadores:

Estoy segura que mi abuela ni lo pensó, mi abuela se murió de 34 años con ocho hijos. Si mi madre lo pensó, nunca escuché que se quejara, aceptó con resignación esa vida de violencia y de pobreza.

A mí no me tocaba ser ingeniera y lo soy, jamás me hubiera tocado ser empresaria y soy empresaria, no me hubiera tocado ser integrante de un gabinete y lo fui, por supuesto que no me tocaba ser jefa delegacional.

Crecí en una cultura del te toca: te toca lavar los trastes, te toca acarrear el agua, te toca servirle a tus hermanos, te toca vender las gelatinas, y me atreví a romper ese paradigma.

Lo que hoy está haciendo este Senado, es que ya no sean garbanzos de a libra, lo que hoy estamos haciendo es que esta reforma constitucional le permita a cientos y a miles de mujeres indígenas y campesinas a las que hoy les toca: lavar los trastes, acarrear, sembrar, porque sus padres no las educan en la posibilidad de ser ingenieras, de ser políticas.

Por todo esto, muchas felicidades y enhorabuena, para que a todas estas mujeres les toque ser Senadoras, les toque estar en un gabinete.

Muchas gracias, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Xóchitl Gálvez.

Tiene la palabra la Senadora Martha Márquez, del grupo parlamentario del PAN. No está.

Le damos el uso de la palabra, si lo tiene a bien, al Senador Mancera Espínosa, del grupo parlamentario del PRD.

El Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa: Gracias, señora Presidenta. Compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

En el grupo parlamentario del PRD reconocemos la importancia de este dictamen, el logro de muchas de nuestras compañeras, tanto del PRD como de todos los demás grupos parlamentarios, de todos los demás partidos, de todos los demás espacios de desarrollo, de todos los demás sitios en donde la mujer sigue este tipo de luchas.

Hoy quiero también sumarme a los reconocimientos de todas mis compañeras Senadoras, de todas las que hoy se encuentran aquí y que han sido una pieza fundamental para este logro.

Quiero reconocer a Leonor Noyola, mi compañera del grupo parlamentario, por este trabajo incansable de la lucha por la igualdad. Reconocer a muchas mujeres que han sido muy importantes en la conquista de derechos para esta tarea.

A 50+1 que está aquí presente también, le reconocemos toda la tarea, todo el trabajo, todo el empeño, la perseverancia en todas y cada una de sus participaciones.

Es indiscutible que las mujeres seguirán conquistando espacios, es indiscutible que debemos seguir trabajando en el trato para la igualdad en las oportunidades, para la no discriminación.
Yo tuve un ejemplo muy de cerca, el de mis compañeras en el gabinete en la Ciudad de México, Paty Mercado, que está aquí hoy en el Senado de la República, que como Secretaria de Gobierno hizo un trabajo excepcional en momentos muy complicados para la ciudad; pero así otras compañeras.

Así recuerdo la lucha que se dio para lograr ser la primera entidad en regular el feminicidio, con Malú Micher precisamente, con Malú hicimos este trabajo. En las reuniones de procuradores nos decían muchos de mis colegas: ¿y para qué si ya existe el homicidio?, ¿para qué tienen que mencionar el feminicidio? Es una exageración, están cayendo en los extremos.

Hubo muchas resistencias, finalmente la Ciudad de México fue la primera entidad de todo el país que reguló el feminicidio y de ahí se fueron sumando, como ahora sucede acá; como estoy seguro que con la aprobación de este dictamen, lo que ahora pareciera una parte que se vuelve como algo excepcional, va a ser la regla, va a ser de todo el tiempo y de todos los momentos.

Felicidades a todas las mujeres de México, felicidades a todas y cada una de las que han estado en esta lucha, a las que ya no están también, en su memoria les damos un aplauso desde aquí, porque fueron una parte fundamental en el trabajo y en estos logros.

Y no quiero dejar de mencionar, por supuesto y felicitar, permítanme felicitar a los hombres, que entendimos que esto era necesario.

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador Mancera Espinosa.

¡Felicidades, tiene usted razón!

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Martha Márquez Alvarado, del grupo parlamentario del PAN.

La Senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado: Quiero agradecer a todas, a todas, a todas quienes nos han antecedido, no solo en la tribuna, sino en la vida. Sé que gracias a ustedes estoy aquí, gracias a todas y cada una de las Senadoras que hicieron posible esta iniciativa.

Felicitar a la Senadora Kenia López Rabadán, que conocí al inicio de la Legislatura, el día 6 de septiembre la presentó, era su prioridad, la conocí, me sumé y es la iniciativa que contiene el mayor articulado en esta reforma.

La mujer es una creación especial de Dios. La mujer tiene una misión especial en la vida y es hacer todo con amor, todo con pasión, todo con lealtad y con mucho, mucho amor.

Yo quiero dedicar a estas palabras a dos, quizá más mujeres de Aguascalientes, que para mí deberían de estar uno, dos o tres niveles más arriba del puesto que hoy ocupan, ellas saben quiénes son, y no sé si no están en esos dos o tres niveles más arriba porque son mujeres, quizá no, quizá no están dos o tres niveles más arriba porque son honestas y porque hablan con la verdad. Ese es el precio que a veces nos toca pagar a las mujeres.

Cuántos años, cuántas generaciones, cuántos sucesos tuvieron que pasar para que pudiera ser reconocido el importante papel que tiene la mujer en el desarrollo del país y en las decisiones públicas.

Hoy reafirmamos ese rol fundamental que tiene la mujer en la vida política del país.

Hace un tiempo la reforma político-electoral se dio un paso en este aspecto, en incluir en los cargos de elección popular la paridad de género para que las mujeres pudiéramos formar parte de las decisiones de la vida de este país.

En la actualidad vemos los logros y la pluralidad de estas ideas derivadas de estas reformas, así como en esta LXIV Legislatura, la Legislatura de la paridad de género.

Yo lo aplaudo y creo que estamos haciendo lo correcto, creo que en esta Legislatura de la paridad no pudimos hacer menos y creo que podemos hacer más.

Me congratulo, porque con este dictamen estamos dando un paso más allá del tema de paridad y que la podamos plasmar constitucionalmente no sólo para el Poder Legislativo, sino también para el Poder Ejecutivo, para la administración pública y los órganos autónomos, así como para el Poder Judicial.

Las mujeres retoman su verdadero rol que tienen en la sociedad y dejan de lado lo que en el imaginario colectivo se había reducido a simples labores específicas.

Ojalá que esta gran reforma sirva para que los gobiernos tengan una visión de largo plazo.

Ojalá que esta gran reforma sirva para que las obras y acciones de los gobiernos en donde participemos estén planeados, no improvisados; para que haya menos corrupción, para que los niños en espera de padres adoptivos puedan tener más pronto a sus papás.

Ojalá que esta reforma sirva para que ningún medio de comunicación se vuelva en contra de una mujer, que ningún medio de comunicación vuelva a atacar a una mujer que participa en política, minimizando su capacidad y su trayectoria.

Ojalá que esta reforma sirva para que tengamos una sociedad con menos violencia, para que se haga una realidad el enfoque en los gobiernos de apoyo a la primera infancia.

Ojalá que esta reforma sirva para que las Secretarías de Desarrollo Social o de bienestar dejen de ser clientelares y se preocupen realmente por combatir la pobreza, que esta reforma sirva para que ayudemos realmente a las mujeres que menos tienen, que haya en toda comunidad y en toda colonia grupos de apoyo para la mujer.

Ojalá que esta reforma sirva para que se proteja a la maternidad, que ninguna mujer se sienta sola o vulnerable en el embarazo, para que la justicia sea una realidad en nuestro país.

Ojalá que esta reforma sirva para que con nuestros ojos, con nuestras manos, con nuestro amor de mujeres logremos transformar personas, transformar instituciones, transformar nuestro país.

Ojalá que esta gran reforma sirva para que logremos que el acceso a la salud sea más palpable para la familia, y en especial para quienes menos tienen.

Ojalá que esta reforma sirva para que el deporte y la cultura estén cerca de nuestros hijos y que cerca sea un parque en su colonia, en su comunidad.

Ojalá que esta reforma sirva para que nuestra mentalidad nunca sea superior, sino de liderazgo y de humildad para trabajar en equipo con nuestros compañeros los hombres y juntos logremos transformar al país.

Ojalá que esta reforma sirva para que en las entidades y dependencias que encabecemos las personas sean tratadas con dignidad y que logremos transmitir a todos los servidores públicos lo que son realmente, servidores públicos de los que dependen nuestra gente, nuestros problemas y nuestras soluciones.

Ojalá esta gran reforma sirva para que en la impartición de justicia se mire a la gente, se mire a las familias, se mire a la mujer y se mire al hombre, se mire a los niños y no sólo a los números o a los expedientes.

Mi voto es a favor de esta reforma porque creo en la capacidad de las mujeres, porque creo en lo que hemos hecho las mujeres, porque creo en la experiencia, en la capacidad, en la calidad de las mujeres mexicanas.

Gracias, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Martha Márquez.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Citlalli Hernández Mora, del grupo parlamentario del Partido Morena.

La Senadora Minerva Citlalli Hernández Mora: Gracias, señora Presidenta.

Ocupo también la palabra para manifestar el voto a favor y para celebrar que exista la unanimidad en este Senado de la República respecto a una reforma tan importante.

Primero, agradecer muchísimo a toda la sociedad civil, a las mujeres que han luchado desde antes y desde siempre, a Mujeres en Plural, a 50+1, a todas las compañeras que nos acompañan, porque cada una, estoy convencida de que hacen una labor en distintos espacios para avanzar en lo que en pleno siglo XXI podría tener, digamos, poco sentido, pero que todavía estamos con grandes pendientes para las mujeres.

Y luego agradecer también, sobre todo, a las mujeres que no están y que quizá vieron y soñaron un momento como éste y entregaron su vida de manera congruente para llegar a un momento donde la paridad sea un hecho.

Y agradecer también a las promoventes en la vida cotidiana y en la vía legislativa de esta iniciativa, y sobre todo a quienes lucharon antes que nosotros y a las nuevas generaciones también, como lo decía el Senador Álvarez Icaza, a las nuevas generaciones que hoy siguen adoptando la lucha feminista, que es la lucha por un piso parejo entre hombres y mujeres, y que tenemos todavía un camino por delante para garantizarlo y para hacerlo realidad.

Dijimos que íbamos a hacer historia y, sin duda, estamos haciendo historia, muchas mujeres, todas las mujeres que estamos hoy aquí, que ocupamos un espacio, un curul, que tenemos la posibilidad de hablar ante un micrófono, de pronunciar, de diferir, de debatir, de decir lo que sea, somos resultado de muchas luchas del pasado y es importante no olvidarlo para entender que ahora nos toca a nosotras seguir allanando el camino para las mujeres que vienen detrás de nosotros.

Este es un gran y enorme paso normativo, un paso constitucional que garantizará, sin duda, que muchas más mujeres puedan soñar llegar a donde sea posible; sin embargo, sólo quisiera abonar a la reflexión y a la celebración de este avance que toca todavía avanzar en la construcción de liderazgo en el ámbito social.

Necesitamos que lo que se discuta en este Senado de la República se vuelva cotidiano y se vuelva cercano para las niñas en cualquier parte de este país, en cualquier comunidad indígenas, en cualquier barrio, en cualquier colonia, y que nunca más le digan a una mujer que no puede por el simple hecho de ser mujer.

Necesitamos seguir construyendo, y que lo que decidimos en esta que es la Alta Cámara de representantes, llegue a las calles y a la vida cotidiana.

Por poner un ejemplo, en los retos que tenemos en esta dicotomía entre los avances y los pendientes, aquí en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados logramos la paridad, resultado justamente de muchos avances normativos y de muchas luchas de feministas y de mujeres que han soñado con un mundo más igualitario.

Sin embargo, si hacemos un análisis de cómo integramos las comisiones, de quiénes presiden las comisiones más importantes o más estratégicas de este Senado de la República y de la Cámara de Diputados.

Todavía encontramos que la mayoría de estas comisiones importantes y estratégicas están en manos o están en decisión de hombres.

Eso significa que hay una dicotomía entre el avance numérico y el avance práctico y cotidiano, y a eso me refiero con que todas y todos los que vamos a dar hoy el voto a favor tenemos el gran reto de que esto se aterrice en la vida cotidiana.

Necesitamos que las niñas, las mujeres, las nuevas generaciones impacten en su proyecto de vida estas decisiones, que piensen que pueden ser capaces de llegar a la Luna, de gobernar un país, de llegar a un escaño en el Senado de la República, de ser las mejores en el ámbito deportivo, científico, etcétera.

Porque queremos mujeres ejerciendo el liderazgo en cualquier espacio, pero, sobre todo, en el poder político y público, que de esto va esta reforma.

Creo que estamos preparando un país para que nunca más le digan a una niña, a una joven, a una adulta, a una anciana que no se puede, que no puede por el simple hecho de ser mujer.

Y, quizás, estamos muy prontas y muy prontos con este avance y con lo que cambiemos en la vida cotidiana de la gente, de ver a una Presidenta de la República en este país y de imaginar a las mujeres en cualquier ámbito de la toma de decisiones.

Muchas gracias, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Citlalli Hernández.

Tiene la palabra la Senadora Nestora Salgado García, del grupo parlamentario del Partido Morena.

La Senadora Nestora Salgado García: Con el permiso de la Presidencia. Compañeras y compañeros:

El dictamen que hoy está a nuestra consideración, sin duda representa un avance esencial para el fortalecimiento de la igualdad y no discriminación entre mujeres y hombres.

Por ello, la visión del desarrollo humano, basada en la noción de capacidades, requiere como primera condición la igualdad de oportunidades, eso significa que la acción pública puede y debe garantizar que las personas tengan acceso a un conjunto equitativo de opciones de vida sin importar las limitaciones individuales o del contexto, y con ello la posibilidad de elegir con conocimiento y libertad.

La igualdad no es un hecho, sino un valor establecido en el reconocimiento de la diversidad, valor que obliga al Estado a tomar todas las medidas necesarias para eliminar todas las formas de discriminación.

En este contexto, las mujeres han ampliado su participación en la política en las últimas cuatro décadas; sin embargo, pese a los progresos alcanzados, las esperanzas de igualdad están lejos de verse realizadas.

Por ello, los derechos políticos son derechos humanos, derechos que el Estado está obligado a promover, respetar y proteger y garantizar, pero también es una obligación estatal el crear condiciones y remover obstáculos a fin de que las mujeres puedan acceder a cargos de decisión en todas las estructuras del poder.

En tal virtud, estas modificaciones a la Constitución constituyen un logro en la búsqueda de una sociedad más igualitaria en materia de participación política.

Sin embargo, debemos insistir en que este avance no es suficiente para lograr la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, ya que se requiere que las mujeres tengan las mismas oportunidades desde un primer momento y que dispongan de un entorno que les permita conseguir la igualdad de resultados.

Hoy en día ese es el principal desafío para la validez de los derechos humanos, ya que más de la mitad de la población no ha logrado el reconocimiento total de sus derechos, ni se han construido las condiciones jurídicas y materiales que permitan el ejercicio de los mismos.

Por lo que la igualdad entre mujeres y hombres, aunado a la igualdad de oportunidades, son imperativo ético y un mandato de ley en nuestro país.

Recordemos que los tratados internacionales sobre derechos humanos de las mujeres se refieren a asegurar, precisamente, el goce y ejercicio pleno de los mismos y, por lo tanto, deben ser incorporados al cuerpo normativo nacional.

Por esta razón, más allá del reconocimiento y desarrollo constitucional del principio de paridad en la integración de los poderes y los distintos órdenes de gobierno, persiste la tarea principal de promover y alcanzar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

Para el desarrollo pleno de niñas y mujeres durante su ciclo de vida, lo cual sólo será posible si les garantizamos el acceso en condiciones de igualdad, el goce de sus derechos y libertades en lo civil, político, económico, social, cultura y sexual.

Y si erradicamos desde sus fundamentos, fenómenos como la discriminación y la violencia de género, este dictamen constituye un paso más en esa dirección, habrá que dar mucho más comenzando, desde luego, por los mandatos establecidos en los Transitorios de este Decreto, pero porque es un avance en la dirección correcta.

Mi voto será a favor, ya que este es un buen momento para enfatizar la necesidad de trabajar por la igualdad en el acceso a la justicia, igualdad para el desarrollo pleno, igualdad es el acceso al empleo y los servicios de salud, igualdad es sustantiva ya.

Gracias por su atención.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Nestora Salgado.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Verónica Delgadillo, del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano.

La Senadora Verónica Delgadillo García: Con el permiso de la Presidenta.

Hoy, compañeras y compañeros, Senadoras y Senadores, hoy es un día histórico, y como tal si queremos honrar lo que hoy estamos aprobando resulta fundamental romper la inercia de invisibilizar a las mujeres en la historia, porque en la historia las mujeres hemos sido borradas y olvidadas.

Por eso hay que contar esta historia bien, y en esta historia han participado miles y miles de mujeres que han luchado para que nosotras lleguemos el día de hoy aquí y que podamos votar este dictamen.

Quiero reconocer a mis compañeras.

Yo ya sé que todos los demás que me antecedieron la voz ya lo reconocieron, pero lo repito, hay que reconocernos y visibilizarnos entre nosotras para contar bien la historia, tantas veces sea necesario.

Por eso, hoy quiero reconocer las luchas de las mujeres que nos permitieron estar el día de hoy aquí, y no podemos olvidar a esas mujeres rebeldes que pusieron todo su esfuerzo para desafiar al sistema e incluso para desafiar a sus propios partidos, no podemos olvidar a las mujeres que impulsaron la demanda que desembocó en la sentencia 12624 y que como un ejemplo, tenemos a una gran mujer, a María de los Ángeles Moreno, ella es el rostro de muchas de ustedes, de muchas de nosotras.

Por eso, también quiero reconocer a la mujeres organizadas, a las mujeres que desde sus trincheras no se han callado, han alzado la voz, han luchado y han demostrado que las mujeres unidas claro que trabajamos y que unidas llegamos más lejos.

Por eso mi reconocimiento a Mujeres en Plural, a 50+1 y a todas, a todas las que están allá afuera luchando.

Y también quiero reconocer a mis amigas y compañeras del Senado, a Kenia, a Malú, a Beatriz, a mis otras 59 compañeras Senadoras, porque hoy estamos haciendo historia.

Y así, así es como se tiene que escribir la historia, la historia se tiene que escribir con nosotras, y con un “nosotras”, las personas.

Hoy es un día muy importante para todo lo que viene, porque logramos que se apruebe de manera unánime esta reforma, pero también hay que volver a este día cada que sea necesario, cada que alguien atente contra los derechos de las mujeres, cada que alguien se niegue a reconocer un derecho de nosotras, cada que no respeten nuestros derechos o que lo regateen.

Este día es un día que hay que recordar, pero también hay que recordar que la realidad no cambia por decreto, que ahora tenemos un gran reto frente a nosotras, que hoy es momento de garantizar que lo que vamos a aprobar se cumpla, que exista paridad en todos los espacios.

Hoy es un día, un día que no podemos olvidar, porque es la puerta y la llave para que las mujeres no sólo seamos escuchadas, sino que nuestra voz sea incluida en el diseño de país que queremos, porque este México que, lamentablemente, es violento, inseguro, injusto, este México que tiene una cruel realidad, dejó afuera de sus decisiones a muchas mujeres, y que nosotras podamos buscar y garantizar la paridad, permite que nuestra perspectiva aporte nuevas opciones para enfrentar la realidad de nuestro país.

Este es un día, este es un día que abre muchas posibilidades, pero la más importante de ellas es que nos permite cambiar las reglas de este México hetero normado y patriarcal, para que las reglas de las mujeres también tengan un espacio en la vida pública, porque nosotras también jugamos en él.

Este día, este día tiene que ser un recordatorio de todas las mujeres que estamos aquí para que sigamos luchando, las mujeres que están allá afuera para que sigan luchando, luchando por las que quedaron en el camino, por las que perdieron la vida luchando por nosotras, por las que vienen, pero sobre todo para las millones de mujeres que en este país están aclamando justicia, igualdad, por eso, compañeras y compañeros, yo las invito a que hagamos de la paridad la llave de la justicia social.

Es cuanto.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Verónica Delgadillo.

Tiene el uso de la palabra el Senador José Narro, del grupo parlamentario del Partido Morena.

El Senador José Narro Céspedes: Una, una reforma, esta reforma, esta reforma que es tuya, esta reforma que es mía, esta reforma que es de nosotros, es de todos, de todas y de todos los que estamos aquí y que estamos en México.

Esta paridad la queremos para todas y para todos.

A mí me tocó hace muchos años traer a la Comandante Ramona de Chiapas a México, una comandante que tenía tuberculosis, que tenía problemas de desnutrición, que tenía problemas renales, una mujer que tenía todas las condiciones de la discriminación y todas las consecuencias de la pobreza, queremos la paridad para ellas, para ellas, para los indígenas y para todas y para todos los mexicanos.

En 1821 se firmó el Acta de la Independencia en México, ninguna mujer firmó el Acta de la Independencia; 200 años después, en el México independiente, incluso en México, en 1955, cuando le fue dado el derecho al voto a las mujeres, éstas a pesar de ello han sido personajes invisibles, en lo fundamental para la historia mexicana.

Hasta el año de 1963, el Senado Mexicano tuvo a sus dos primeras Senadoras, María Lavalle Urbina y Alicia Arellano Tapia.

En 1988, tuvimos a nuestra primera candidata a la Presidencia de la República mujer, a Rosario Ybarra de Piedra.

¡Que viva Rosario Ybarra de Piedra, por su lucha incansable!

Sólo 7 mujeres han gobernado un estado en toda la historia de México.

En 1979, Griselda Álvarez Ponce se convirtió en la primera gobernadora de un estado mexicano, Colima.

Nuestra compañera Beatriz Paredes, en el 87, gobernando Tlaxcala.

En el 21, Dulce María Sauri Riancho, Yucatán.

En el 99, Rosario Robles, en el Distrito Federal.

En el 2004, Amalia García, en Zacatecas.

Ivonne Ortega, en Yucatán, en el 2007.

Por último, Claudia Pavlovich, en Sonora, en el 2015.

Sólo 7 mujeres en la historia de México, gobernadoras en nuestro país.

Claudia ahora, tomando posesión el año pasado.

En los partidos políticos hasta hoy la llamada cuota de género fue tomada como un castigo.

Cómo olvidar el capítulo vergonzoso de “Las Juanitas” de la Cámara de Diputados, cuando mujeres lograron por cuota de género y a los días de haber tomado posesión como legisladoras las hicieron renunciar para que tramposamente llegaran hombres a ocupar esos espacios.

Los derechos que hoy serán votados son parte fundamental, pero no final de una lucha que debe de continuar.

Qué caso tiene que los derechos políticos estén reconocidos en la Constitución o en las leyes secundarias si una mujer actualmente no puede caminar por la calle sintiéndose segura, millones de mujeres no pueden estar en su casa con la tranquilidad de saber que su vida no corre peligro.

Millones de mujeres actualmente perciben salarios inferiores a los de los hombres, y en el imaginario y en la cultura mexicana la opinión de una mujer parece ser que siempre será inferior.

¿Qué hacer entonces ante este panorama?

Hoy, definitivamente, es un logro que existe en la paridad de género en todas las instancias de la vida política. Pero pensemos que la inmensa mayoría de las mujeres que no se encuentran en esta élite, definitivamente la paridad no debe quedar solamente en la élite política mexicana.

Desde la cuarta transformación tenemos que trabajar para que hombres y mujeres para llegar a la paridad de cada espacio de la vida pública y privada de México, a cada rincón de nuestro país.

La paridad, en ese sentido, debe de estar presente en cada centro de trabajo, en cada casa, en cada hogar, en cada familia, en cada calle, en cada salón de clases, en el transporte público y, sobre todo, en el lenguaje.

Es imposible que en algunos estados de México aún se esté debatiendo el derecho de una mujer a decidir sobre su cuerpo, cuando a partir de hoy su derecho a acceder al poder político, aparentemente, está garantizado.

A lo largo de 10 años se han registrado 531 juicios penales por el delito de aborto que derivaron en 228 sentencias y 98 mujeres con dictámenes de ser encarceladas en nuestro país.

En esta celebración democrática propiciada por la cuarta transformación, no podemos olvidar a los más de 700 feminicidios ocurridos durante 2018, seis de cada diez mujeres han sufrido algún tipo de violencia, según los estudios.

Es muy importante lograr la paridad en nuestro Senado, en nuestra Cámara de Diputados, en nuestra administración pública, pero no nos olvidamos, ni nos vamos a olvidar de la inmensa mayoría de las mujeres.

Nuestro compromiso debe de ser garantizar con acciones concretas los derechos de las mujeres. Nuestro compromiso debe de ser lograr que las mujeres dejen de ser ciudadanas de segunda y se acaben acciones discriminatorias contra ellas.

Actualmente en México, la brecha salarial entre hombres y mujeres es del 34 por ciento, esto quiere decir que por desempeñar el mismo trabajo ellas ganan, sólo por ese hecho, menos que un hombre.

En México, la pobreza es un asunto de mujeres, pues de los grupos vulnerables ellas son los más pobres entre los pobres.

Hoy votaremos por esta reforma, pero esta reforma no significa acabar con esta lucha, que es la lucha contra los feminicidios, contra la violencia de género, contra las jóvenes y contra las niñas, contra la discriminación, contra la esclavitud, contra la trata, contra el hecho que se tengan que prostituir por necesidad.

Por una gran reforma que logre una paridad total, no parcial ni por partes, que haga justicia no a cuenta gotas.

Por el derecho de la equidad de las mujeres en plenitud:

¡Que vivan las mujeres!

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador José Narro.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Martha Guerrero, del grupo parlamentario del Partido Morena.

La Senadora Martha Guerrero Sánchez: Antes que nada, muy buenas tardes. Con su venia, señora Presidenta. Gracias por cederme esta tribuna.

Yo he escuchado con mucha atención cada una de las exposiciones que con mucho respeto han venido realizando todas y cada una de las Senadoras y los Senadores. Y yo los escucho con mucha atención.

Pero en estos momentos viene a mi memoria una compañera. Hemos hablado de la parte gubernamental, pero se nos están olvidando aquellas mujeres que no están pensando en un puesto público, que son mujeres que a raíz de sus propias necesidades en sus comunidades se ven en la necesidad de organizarse, y que aun sabiendo de las limitaciones económicas se ven en la necesidad de salir a la calle, y al darse cuenta de las condiciones en que viven sus colonias ante la falta de servicios; de luz, de agua, de drenaje, esas mujeres empiezan a tener una participación social.

Esas, esas mujeres son las luchadoras, de esas mujeres no hemos hablado aquí, y esas mujeres, espero que el Canal del Congreso lo grabe, son una fuente de lucha y de inspiración para muchas de las compañeras de Morena que el día de hoy estamos aquí, porque es por ellas por las que nosotros buscamos esa reforma de paridad de género.

Yo quisiera comentarles que es Juanita, una compañera que sin tener instrucción, sin haber concluido su secundaria hoy, hoy es regidora. Y es una de las mejores regidoras que tienen en el Estado de México, porque es una mujer incansable, trabajadora, comprometida, pero sobre todo con esa sensibilidad humana de decir que queremos vivir mejor. De esas mujeres hay que hablar aquí en el Senado, y como Juanita hay muchas en todo el país.

También sería bueno recordar aquellas mujeres que ya no están aquí, mujeres que por situaciones de otro tipo de estado, que no es el de ahorita, han muerto, las han asesinado. Y un ejemplo de ello tenemos una mujer defensora de los derechos humanos, que se llamó Digna Ochoa, ella ya no está aquí.

Esas son las verdaderas luchadoras que ha tenido nuestro país y que son las que nos han motivado a decir: ¡ya basta! Pero son las que han tenido los pantalones más puestos para defender lo que son verdaderamente los derechos humanos. Y así como esta mujer que fue asesinada, tenemos muchas en la clandestinidad que han sido desaparecidas, que han sido torturadas.

Estas son las verdaderas luchadoras sociales.

Yo no demerito que hoy queremos buscar una equidad, una paridad de género y que las mujeres seamos tomadas en cuenta aquí en estas tribunas. Pero no olvidemos, compañeras, esas raíces, esos motivos de lucha.

Yo no dudo que hoy todas las mujeres vamos a aprobar este dictamen, y nos vamos a desprender de intereses partidistas porque decimos que hace falta tener bien claro lo que es paridad de género.

Por otro lado, yo no dudo tampoco que tengamos bien claro que esta reforma no es suficiente, nos falta mucho. Recordemos esas zonas indígenas, esas zonas marginadas, no basta decir que aquí se va a aprobar la reforma, tenemos que difundir todas las Senadoras esta reforma, principalmente en estas regiones, porque es ahí donde tenemos que reforzar el verdadero trabajo de género, y no en los pasillos del Senado.

Adelante con esta reforma, y vamos todas hacia adelante.

Es cuanto.

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Martha Guerrero.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Lucía Trasviña, del grupo parlamentario del Partido Morena.

La Senadora Jesús Lucía Trasviña Waldenrath: Con su permiso, señora Presidenta. Compañeras Senadoras, compañeros Senadores.

Hoy me congratulo que éste, en este régimen de gobierno de izquierda, del cual formo parte, estemos logrando esta gran reforma constitucional de paridad de género.

¿Por qué me congratulo? Porque vengo de una generación de mujeres que iniciamos la lucha a muy temprana edad, a los 15 años, y que fuimos víctima de abusos, de acosos sexuales, porque en nosotros está el espíritu de mujeres que murieron luchando, compañeras de lucha de la izquierda, en la clandestinidad muchas, de ahí vengo.

También vengo de una mujer de mi tía abuela que fue la primera mujer mexicana que voló en el Escuadrón 201 llevando municiones en la Segunda Guerra Mundial.

Vengo formada por mujeres de la talla de doña Rosario Ybarra de Piedra. Vengo de mujeres de la talla de Ifigenia Martínez; de la talla de las hermanas Fiol, revolucionarias de Baja California Sur; de la talla de Dionisia Villarino, la coronela revolucionaria; de ahí vengo, y vengo del dolor que sufrimos las mujeres que iniciamos la lucha y la defensa de derechos humanos en todo México, cuando no existía la Comisión de Derechos Humanos, del dolor, de la pérdida de Norma Corona, de Sinaloa, asesinada frente a la Universidad de Sinaloa, de mi amiga y compañera, en tu memoria, Norma, en tu memoria hoy se le hace justica a las mujeres, de ahí vengo.

Estoy contenta y satisfecha, y felicito grandemente a una gran mujer, a Malú Micher, Presidenta de esta Comisión, quien con otras compañeras han logrado consolidar esta propuesta que hoy vamos a votar.

También felicito a nuestra compañera Senadora, una gran luchadora en las filas del PRI que he seguido desde muy joven, a Beatriz Paredes, mi reconocimiento, Beatriz, has sido una gran mujer en las filas de la lucha nacionalista del Partido Revolucionario Institucional.

También Josefina Vázquez Mota, que lo ha sufrido, Josefina, lo sabemos, pero hoy estamos unidas las mujeres en la trinchera y en donde estamos para seguir juntas luchando por las jóvenes mujeres y las niñas de nuestro país.

¡Felicidades a todas!

Gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Lucía Trasviña.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Verónica Camino Farjat, del grupo parlamentario del PVEM.

La Senadora Verónica Noemí Camino Farjat: Muchísimas gracias, señora Presidenta, Vicepresidenta, a todas mis compañeras de la Mesa Directiva, a todas las Senadoras.

Me parece que soy la última al hablar y eso me obliga y me invita a ser breve, y les prometo que seré breve.

Para empezar, creo que es el momento en el que podemos evocar esto, esta es una reproducción del Centenario del Primer Congreso Feminista de Yucatán y de México, esto representa el inicio de uno de los grandes retos que las mujeres tenemos en este país.

Me permito leer las conclusiones formuladas en forma de preguntas, que se encuentran en el prólogo escrito por el ex gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, son las conclusiones del Primer Congreso Feminista.

Primera. ¿Cuáles son los medios sociales que deben emplearse para manumitir a la mujer, del yugo de las tradiciones?

Segunda. ¿Cuál es el papel que corresponde a la escuela primaria en la reivindicación femenina, ya que aquella tiene como finalidad preparar para la vida?

Tercera. ¿Cuáles son las artes y ocupaciones que deben fomentarse y sostenerse en el Estado y cuya tendencia sea preparar a la mujer para la vida intensa del progreso?

Cuarta. ¿Cuáles son las funciones públicas que puede y debe desempeñar la mujer, a fin de que no solamente sea elemento dirigido, sino también dirigente de la sociedad?

Fin de la cita.

Estas cuatro preguntas, de las cuatro una se responde el día de hoy, gracias al esfuerzo de todas las mujeres que aquí estamos y especialmente de las que han luchado a lo largo de tantos años. Iniciando por las que plasmaron sus pensamientos en este Congreso y, por supuesto, no omito a quienes se encuentran aquí en el Senado y que han sido redundantes en este tema hasta que lo lograron, una de ellas doña Malú Micher; podemos hablar de Kenia, podemos hablar de doña Beatriz Paredes Rangel, de todas.

Hoy es un logro de absolutamente todas, y es aquí donde yo les hago una propuesta, porque me parece que al cumplirse una de estas premisas, de estas situaciones, de estas peticiones, tenemos que replantear nuevamente o tenemos que redirigir los esfuerzos de todas las mujeres.

Yo les propongo que armemos un congreso similar, a partir de próximas fechas y de que podamos contestar esta pregunta y buscar las respuestas a todas las anteriores. Es algo que definitivamente tenemos, es obligación hacerlo.

Y termino con una cita de doña Hermila Galindo, igual está en esta misma memoria, inicio: “Que Dios y los hombres honrados tengan piedad de la mujer, procurándole un modo de vida razonable y la evolución de nuestra raza llegará, llenando de asombro a las generaciones venideras”.

Y con esto, si el siglo XIX no cumplió la profecía de Víctor Hugo de emancipar a la mujer, el siglo XX, insisto, el siglo XXI, perdón, el siglo XXI y la patria mexicana la habrán cumplido.

Es cuanto, señora Presidenta.

¡Y felicidades a todas, a ustedes también!

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Verónica Camino.

Para finalizar, tiene el uso de la palabra la Senadora Blanca Piña, del grupo parlamentario del Partido Morena.

La Senadora Blanca Estela Piña Gudiño: Buenas tardes a todos, compañeras y compañeros.

Siempre he pensado que los derechos no se mendigan, los derechos se conquistan y gracias a muchas mujeres del mundo que dieron su vida porque llegáramos a este momento, que sembraron la semilla de la justicia y de la igualdad y que de por medio estuvo su vida. Hoy, esa semilla creo que empieza a florecer.

Quiero decirles lo siguiente. No puedo dejar de ocupar este estrado para hablar de un tema tan importante como es la paridad.

Esta propuesta continúa cimentando un camino que heredamos de las feministas del pasado en nuestro país, como las congresistas de 1916 y muchas otras mujeres que han luchado de una forma incansable, porque en el ejercicio de las responsabilidades, en los puestos de elección popular, se corresponda con la realidad que vivimos en el país, en donde las mujeres somos la mitad de la población.

Esta propuesta que, como ya mencionaron, es histórica, generará mejores condiciones para las que vienen después de nosotras, para que puedan ocupar un cargo político. Esta propuesta también es importante, porque abona a acabar con la idea de que no nos hacen un favor a las mujeres al agregar cuotas para que podamos estar en un estrado como éste, no, las mujeres hemos luchado y hemos ganado cada tramo avanzado.

Por eso felicito a mis compañeras y a mis compañeros: Malú, Bertha, Kenia, Martí, Alejandra, etcétera, por hacer posible esto.

Si bien la propuesta avanza de manera importante, también nos deja una tarea titánica, tendiente a que todas las leyes que rigen la integración de los diferentes niveles de gobierno, de los diferentes poderes, así como organismos autónomos y jurisdiccionales, estén acordes con el principio de paridad, que desde hoy será parte de nuestra Constitución.

En ese sentido, quiero señalar un tema que tenía contemplado poner como una reserva, pero que no lo presentaré con la finalidad de dar agilidad a la aprobación de este importante dictamen. Sin embargo, en el siguiente periodo presentaré una iniciativa para reformar el artículo 63 constitucional, el cual señala que las vacantes de miembros de las Cámaras que hayan sido electos por el principio de representación proporcional, serán cubiertas por la fórmula de candidatos del mismo partido que siga en orden de la lista.

De la interpretación literal de este artículo se entiende que al quedar una curul vacante se tendrá que cubrir con la siguiente persona de la lista, que puede no ser del mismo género.

Por ello, la propuesta que presentaré, la cual espero cuente con su apoyo, es el que la vacante de curul sea ocupada por otra fórmula de candidaturas del mismo género, en el orden de la lista, de esta manera se garantiza la presencia del género a quien inicialmente le fue asignado este espacio.

No podemos dejar este artículo abierto a la interpretación y fundo mi afirmación en un caso muy reciente que se presentó en el Congreso del estado de Guerrero, en donde una curul vacante que era ocupada por una fórmula de mujeres fue ocupada por una de hombres. Este asunto tuvo que llegar hasta la Sala Superior, quien resolvió que, conforme el principio de paridad de género, esa curul debía ser ocupada por otra mujer.

Como dijo mi compañera Malú, “debemos generar las condiciones para que nosotros y nuestros derechos no sean materia de disputas en el orden judicial, porque los mismos deben estar totalmente claros en nuestra legislación”.

Por lo pronto, el día de hoy ¡enhorabuena para todas las mujeres mexicanas! Hoy estamos demostrando que sin nosotras no solo no hay futuro, sino que no hay presente.

La historia de las mujeres en México y el mundo fue una historia ignorada, pero hoy la estamos cambiando, hoy somos protagonistas, hoy estamos reescribiendo esa historia con lágrimas y sangre, pero con dignidad y valentía, porque, escúchenlo bien y que resuene desde este recinto legislativo hasta todo el país: “cuando una mujer avanza no hay hombre ni pueblo que retroceda”.

Muchas gracias y felicidades a todas y a todos los que han hecho realidad este deseo y anhelo.

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Blanca Piña.

Al no haber más oradoras ni oradores registrados, solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si el asunto se encuentra suficientemente discutido en lo general.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si el asunto se encuentra suficientemente discutido en lo general. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se encuentra suficientemente discutido, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: En esa virtud, se abre el registro para reservar artículos o para presentar adiciones.

Informo a la Asamblea que han quedado reservados los siguientes artículos. Las siguientes reservas son las que se han inscrito:

Del Senador Ricardo Monreal Ávila, del artículo 41, reforma a la fracción I del tercer párrafo; el segundo párrafo del apartado A de la fracción V. Asimismo, el inciso a) del párrafo quinto del apartado A.

Del Senador Julen Rementería del Puerto, del Partido Acción Nacional, el artículo 41, segundo párrafo; el artículo 52, la adición de un segundo párrafo y la adición de un cuarto párrafo al artículo 56.

El grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano reforma la fracción I del tercer párrafo y el segundo párrafo del apartado A de la fracción V del artículo 41.

La Senadora Kenia López Rabadán, del grupo parlamentario de Acción Nacional, reforma el tercer párrafo del artículo 41 y adiciona un segundo párrafo a la fracción I, corriéndose los párrafos del artículo 115.

El Senador Miguel Mancera, del PRD, reforma el segundo párrafo y la fracción I del párrafo tercero, como el segundo párrafo del apartado A y el inciso a) del quinto párrafo del artículo 41.

El Senador Jorge Carlos Ramírez Marín, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, adiciona un segundo párrafo, recorriendo los actuales, al artículo 4o.

La Senadora Beatriz Paredes, del Partido Revolucionario Institucional, hace una reforma del artículo 2o., en el apartado A, fracción VII.

El Senador Mario Zamora, del grupo parlamentario del PRI, reforma el tercer párrafo del artículo 94, el segundo párrafo del artículo 41 y reforma el Segundo Transitorio.

El Senador Manuel Añorve Baños, del PRI, reforma el Artículo Tercero Transitorio.

El Senador Héctor Vasconcelos y la Senadora Marybel Villegas Canché, de Morena, reforman el artículo 41, con una propuesta de adición de un último párrafo.

La Senadora Claudia Edith Anaya Mota, del PRI, reforma la fracción II del artículo 35.

Y como adiciones, se han presentado:

Del Senador Martí Batres Guadarrama, del grupo parlamentario del Partido Morena, el artículo 30, inciso b), fracción II, y el artículo 34, en su primer párrafo.

Del Senador Ricardo Monreal Ávila, del grupo parlamentario del Partido Morena, reforma los párrafos octavo, décimo primero y décimo tercero de la fracción VIII, del apartado A y reforma el párrafo segundo de la fracción V del apartado B del artículo 6o.

Reforma el párrafo tercero del apartado B y el párrafo segundo del apartado C del artículo 26.

Reforma el párrafo décimo, en su fracción XXIV, en su segundo párrafo, del artículo 27.

Reforma los párrafos séptimo y octavo, y el párrafo segundo de la fracción XII del párrafo veinte del artículo 28.

Reforma la fracción XII del artículo 76.

Se adiciona un tercer párrafo al artículo 96.

Reforma el primer párrafo del artículo 97.

Reforma el octavo párrafo de la fracción X del artículo 99.

Reforma el segundo párrafo del artículo 100.

Reforma el párrafo sexto del apartado B del artículo 102.

Reforma el párrafo tercero de la fracción II, el cuarto párrafo de la fracción III y el inciso a) de la fracción IV del artículo 116.

La Senadora Blanca Estela Piña Gudiño, del grupo parlamentario del Partido Morena, reforma el primer párrafo del artículo 63.

El Senador Enrique Murat Hinojosa, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, reforma el segundo párrafo, fracción I, del artículo 116.

Y reforma el primer párrafo de la fracción II; el primer párrafo de la fracción III; el sexto párrafo de la fracción V y el inciso a) del párrafo tercero de la fracción VI, todos del apartado A del artículo 122.

El Senador Julen Rementería del Puerto reforma el primer párrafo del artículo 81.

El grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano reforma los párrafos octavo, décimo primero, décimo tercero de la fracción VIII del apartado A; el párrafo segundo de la fracción V del apartado D, todos del artículo 6o.

Así como reforma el tercer párrafo del apartado B y el segundo párrafo del apartado C del artículo 26.

Se reforman los párrafos séptimo, octavo y vigésimo primero del artículo 28.

El grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, el artículo 27 donde reforma el segundo párrafo de la fracción XIX.

También el grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, el párrafo segundo del artículo 70.

Así como el primer párrafo del artículo 96.

El primer párrafo del artículo 97.

El párrafo octavo de la fracción X del artículo 99.

Y reforma el segundo párrafo del artículo 100.

El sexto párrafo del apartado B.

Y reforma el párrafo tercero de la fracción II; el cuarto párrafo de la fracción III y el inciso a) de la fracción V del artículo 116.

Reforma también el primer párrafo de la fracción II; el primer párrafo de la fracción IV; el inciso a) del tercer párrafo de la fracción VI, todos del apartado A del artículo 122.

También del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, se reforman las fracciones II, III, IV, V, VI, VII y XI del apartado A; y el quinto y sexto párrafo del apartado A, B, ambos del artículo 122.

La Senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, del grupo parlamentario de Acción Nacional, reforma la fracción III del artículo 89.

La Senadora Kenia López Rabadán propone la adición de un segundo párrafo al inciso a) de la fracción VI del apartado A del artículo 122.

El Senador Miguel Mancera, del PRD, presenta reservas que reforman los párrafos octavo, décimo primero y décimo tercero de la fracción VIII del apartado A; y reforma el segundo párrafo del apartado C del artículo 6o.

Reforma el segundo párrafo de la fracción XIX de su octavo párrafo del artículo 27.

Reforma los párrafos séptimo, octavo y vigésimo primero del artículo 28.

Reforma la fracción XII del artículo 76.

Adiciona un tercer párrafo al artículo 96.

Reforma el párrafo primero del artículo 97.

Reforma el párrafo séptimo de la fracción X del artículo 99.

Reforma el párrafo segundo del artículo 100.

Reforma el sexto párrafo del apartado B del artículo 102.

Reforma el tercer párrafo de la fracción II, el cuarto párrafo de la fracción III y el inciso a) de la fracción IV del artículo 116.

La Senadora Nuvia Mayorga, del PRI, adiciona un segundo párrafo al artículo 50.

El Senador Manuel Añorve Baños reforma el segundo párrafo del artículo 90.

La Senadora Sylvana Beltrones, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, reforma el segundo párrafo del artículo 116.

Y reforma el primer párrafo de la fracción V del apartado A del artículo 122.

El Senador Mario Zamora, del PRI, también hace una propuesta de adición de un Artículo Quinto Transitorio.

Y la Senadora Claudia Edith Anaya Mota, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, reforma el primer párrafo del artículo 78.

¿Alguien más desea reservar algún artículo u artículos?

Pregunto de nuevo. ¿Alguien más desea hacer reserva a algún artículo de este dictamen?

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Sonido en el escaño del Senador Ricardo Monreal. Desea pasar a la tribuna, adelante.

El Senador Ricardo Monreal Ávila: Señor Presidente. Ciudadanas legisladoras y ciudadanos legisladores:

Es una reforma, sí trascendente, sí histórica, sí producto de un reclamo de muchas décadas, estoy presentando, señor Presidente, un número de reservas, doce en total.

Escuché algunas de las intervenciones de algunas importantes, todas, pero me temo que no está contemplada en la paridad ni la integración de la Suprema Corte de Justicia, ni la Judicatura, ni tampoco los tribunales electorales, ni tampoco los tribunales agrarios, se plasma al inicio de un proceso en el Poder Judicial de establecer bases para que en los concursos futuros Jueces de Distrito, integrantes de Tribunales Unitarios y de Colegiados de Circuito, puedan observar el principio de paridad solamente.

Estos doce artículos que planteo tienen que ver con la paridad total en órganos autónomos, órganos reguladores, Poder Judicial Federal, Poder Judicial de los estados, ayuntamientos, incluso partidos políticos, pero debo de decir que junto con los coordinadores de los grupos parlamentarios, en esta última parte de reservas, no hay consenso, salvo en los primeros artículos que ya están contenidos en el dictamen que ha sido aquí dispensada su lectura.

Se ha venido construyendo entre todos este proceso de consenso, y en el contenido del dictamen no hay ninguna dificultad.

No hay consenso en estos doce artículos, y por tanto yo ofrecí a los grupos parlamentarios que si no lográbamos tener consensos lo retiraría para un mejor momento, y así lo haré honrando mi palabra.

Hace más de 300 años, siglo XVI, la primer feminista de América, originaria de este país, Sor Juana Inés de la Cruz, actuó con una actitud sin parangón defendiendo a las mujeres, a su derecho a educarse, a su derecho a disentir.

Lo que ahora estamos aprobando sí es histórico, no es completo, pero es un avance significativo.

Yo les aseguro que se va a lograr tarde, que temprano; porque el siglo XXI es el siglo de las mujeres y eso no habrá poder humano que detenga.

Les expreso esto porque al honrar mi palabra estas propuestas y estas iniciativas las hemos presentado a lo largo de la historia, no ahora, desde hace muchos años que somos oposición, pero también tenemos que entender que estamos en un Congreso nuevo, en donde son necesarios todos y todas, y en donde nosotros no vamos a acudir nunca a imponer una posición, lo que queremos es lograr acuerdos amplios y consensos.

Por lo tanto, Presidente de la Mesa Directiva, le pido tener por no presentadas mis reservas, retiro las reservas para que esto pueda dar paso a que no se ponga en riesgo el consenso que se ha logrado entre todas y entre todos, por lo cual el siguiente trámite parlamentario no se usará, sólo le pediría que quede plasmado en el Diario Oficial íntegras las mismas para efectos normales de la reglamentación interna.

Deben de estar muy contentas todas las mujeres, y no hablo de manera partidista, creo que han actuado de manera ejemplar las mujeres.

Desde los últimos años las he visto caminar juntas, independientemente de su ideología o su partido. La lucha que han emprendido es impresionante, ya no más estigmatismos, ya no más discriminación, ya no más acusaciones que por ocupar puestos públicos tuvieron que actuar de manera incorrecta en la política, ya no más.

Y quiero expresarles a las mujeres de México que es un gran día, pero que la lucha continúa, y estoy seguro porque hemos hecho el compromiso los coordinadores y yo de que seguiremos analizando las demás propuestas y reformas, y así se hará.

Estoy seguro, de nueva cuenta, de estar viviendo el siglo XXI, el siglo de las mujeres.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Ricardo Monreal.

Quiero mencionar que se encuentra presente la doctora Nadine Gasman, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres.

¡Bienvenida, muy bienvenida!

Tiene la palabra el Senador Mauricio Kuri, sonido en su escaño.

El Senador Mauricio Kuri González: (Desde su escaño) Muchas gracias.

Primero que nada felicitar no solamente a las mujeres, sino felicitar a este Congreso, felicitar a todos los Senadores, porque sí se está haciendo algo histórico, sí se está reconociendo a la mujer en parte, y estoy convencido que este orgullo que siento es compartido por todos y cada uno de los Senadores para poner a la mujer en los lugares que le corresponde.

Por supuesto que entendemos que esta falta de consensos, inclusive en nuestro Partido Acción Nacional, fue el partido que más amplió y que más buscó que la paridad de género se diera, inclusive nuestra compañera Kenia López Rabadán presentó quince artículos constitucionales y quien fue fuertemente impulsadora de este tema de la paridad de género, y que no es de ahorita, esto nos tocó a nosotros hacerlo, pero la verdad es que lleva muchos, pero muchos años.

Y en 2016, la güera Reynoso, de la Cámara de Diputados, la impulsaba, y así años y años antes el Partido Acción Nacional siempre ha buscado impulsar a la mujer para que pueda tener el lugar que le corresponde.

Falta muchísimo, no solamente en el área pública, falta muchísimo también en el área privada, falta muchísimo también en la casa y en el hogar, pero creo que este es un gran paso, que nos debemos de sentir orgullosas todas y todos los Senadores.

Por supuesto que vamos por más, y vamos a buscar los consensos para poder impulsar más a la mujer y ponerla en el lugar que le corresponde.

No le estamos regalando nada, solamente le estamos reconociendo lo que por derecho le corresponde.

De verdad, muchas felicidades a todas y a todos, y a nombre de mi grupo parlamentario, señora Presidenta, a nombre de los tres compañeros parlamentarios que habían puesto una reserva, les digo que se quiten para poder seguir buscando consensos y este crecimiento que buscamos todos se pueda seguir haciendo.

Muchas gracias y felicidades a todos.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Le pregunto, Senador Mauricio Kuri, ¿se retiran todas las reservas del grupo parlamentario?

El Senador Mauricio Kuri González: (Desde su escaño) Del grupo parlamentario y de los Senadores de mi grupo parlamentario.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: No solo de usted, sino de todos los Senadores y Senadoras del grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional.

El Senador Mauricio Kuri González: (Desde su escaño) Así es.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Perfecto.

Pregunto, en consecuencia, y sólo para cubrir la formalidad, en efecto, Senadores Kenia López, Julen Rementería y Alejandra Reynoso, están de acuerdo en este retiro de sus reservas. Perfecto

Senador Miguel Ángel Osorio, tiene el uso de la tribuna.

El Senador Miguel Ángel Osorio Chong: Muy buenas tardes a todas, a todos. Compañeras y compañeros Senadores:

En primer lugar, nuevamente saludar a “Mujeres en Plural”, que están hoy presentes aquí, pero que han estado presentes durante todo este proceso de muchos, muchos años que ustedes le han dedicado a la búsqueda de la igualdad de los derechos de mujeres y hombres.

Bienvenidas al Senado de la República.

Saludar, por supuesto, a varias mujeres destacadas del ámbito público, a quien representan las mujeres en el país, a consejeras, a diversas mujeres que hoy se dan cita en este día, que sin lugar a dudas es histórico.

Tenemos que recordar el 57, el 47, 1947, 1953, tenemos que recordar, como decía Kenia, 2006, 2004, 2014, cuando se hizo la reforma para que en el Congreso Federal y después se dieron los congresos locales, hubiera paridad. Hoy en este Congreso hay muchísimas mujeres gracias a esa reforma del 2014, lograda también por ustedes.

El camino no ha sido fácil.

Hoy por eso, quiero felicitar a las mujeres de México, pero felicitar a los hombres que hoy sí hemos acompañado a las mujeres. Hoy sí hemos estado al lado de las mujeres, hoy algunos, y lo digo con mucha humildad, nos hemos declarado feministas, buscando la igualdad de los derechos de los hombres y de las mujeres, pero el camino sigue y tiene que seguir siendo una lucha de mujeres y hombres, tienen que estar juntos ambos. Para poder lograr mayores avances, hay que seguir adelante, porque si avanzamos en la igualdad de derechos, vamos erradicar uno de los temas más importantes que tenemos como país, como problema, que es la violencia de género.

Por eso tenemos que trabajar más. Si queremos equidad, tenemos también que hablar de cuidar los derechos de las mujeres en el hogar, en la escuela, en la calle, en el centro de trabajo, tenemos que hacer aún más por las mujeres en este país, tenemos que ir más allá de lo que hoy logramos, que es en el ámbito federal, en el ámbito local y en el ámbito municipal, paridad en las posiciones de la administración pública, es un gran logro, un logro histórico, un logro que se soñó hace muchos años y que hoy, hoy se está volviendo realidad.

Por eso es que les invito a que pongamos el ejemplo en el Senado de la República, a que no dejemos de trabajar en los muchos puntos que todavía nos quedan en la agenda, pendiente de paridad, ya fueron señalados por el Senador Monreal, por el Senador Kuri, sé que habrá de señalarlo el Senador Dante, y en mi grupo parlamentario hicimos 12 reservas, porque creemos que hay puntos todavía que se tienen que discutir y avanzar, pero efectivamente, tampoco se pudo tener consenso, y no por esas reservas vamos a echar atrás una de gran trascendencia como la que hemos votado ya aquí en el Senado de la República.

Por eso es, que en el grupo parlamentario del PRI, señor Presidente, hacemos a un lado las reservas, las 12 reservas, las retiramos para que hoy todos podamos festejar paridad, paridad en todo nuestro país, paridad en México.

¡Muchas felicidades!

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Osorio Chong.

Para efectos de rigor formal, pregunto a las Senadoras y Senadores Nuvia Mayorga, Manuel Añorve, Sylvana Beltrones, Mario Zamora, Claudia Edith Anaya, Jorge Carlos Ramírez Marín y Beatriz Paredes, ¿en efecto retiran las reservas?

Muchas gracias, señores Senadores.

Tiene la palabra el Senador Dante Delgado, desde su escaño o en la tribuna, como lo desee Senador.

El Senador Dante Delgado: (Desde su escaño) Compañeras y compañeros Senadores:

Movimiento Ciudadano presentó nueve reservas.

El día de hoy se da cuenta al Pleno y se ha construido un gran dictamen de coincidencias.

Por eso queremos reconocer a todos los grupos parlamentarios con presencia en el Senado de la República, pero también saludar la lucha de tantos años, de Mujeres en Plural y de 50+1, así como muchas mujeres que han dado la cara por la reivindicación plena de los derechos.

Queremos reconocer a doña Rosario Ybarra de Piedra, a Patricia Mercado, a Josefina Vázquez Mota, por haber encabezado la lucha de las mujeres y demostrar que tienen capacidad para estar en la Presidencia de la República, pero también a mujeres excepcionales.

Saludo a nuestra querida, a nuestra muy distinguida Ifigenia Martínez. Gracias, Ifigenia por ser un símbolo de perseverancia de la mujer mexicana.

Por haber sido tan joven directora de la Facultad de Economía y por haber representado tanto en la reivindicación de la oposición política en el país.

Precisamente, porque hemos construido ese consenso, porque las mujeres que han luchado representan un esfuerzo, lucha de tantos años, en favor de la igualdad de oportunidades y de trato, porque de eso es la profundidad de esta reforma, por la igualdad de oportunidades y de trato, no sólo de espacios de representación burocrática a nivel estatal o municipal o en los órdenes de niveles de gobierno.

Se trata de la igualdad de oportunidades y de trato.

Por eso hoy es un gran día para México.

Vamos a votar en unanimidad esta reforma constitucional y para que no se den malos entendidos por falta de consensos en las reservas, a nombre de nuestro grupo parlamentario, solicito respetuosamente a la Mesa Directiva, se dé el mismo trato que se dé a todas las reservas que oportunamente fueron presentadas por las otras representaciones políticas en el Congreso.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Dante Delgado.

En este caso todas las reservas que fueron presentadas a nombre del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, entiendo entonces que se retiran todas en su conjunto, porque no fueron personalizadas en diversas Senadoras y Senadores.

Muchas gracias, Senadores.

Senador Eduardo Enrique Murat.

El Senador Eduardo Enrique Murat Hinojosa: (Desde su escaño) Muchas gracias, señor Presidente.

Con el ánimo de abonar a esta gran fiesta, el Partido Verde también va a retirar su reserva y coincido con el Senador Dante Delgado y con los demás coordinadores, hoy es un gran día para nuestro país y debemos de estar contentos por ello.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Murat Hinojosa.

Se retira la única reserva que se presentó por usted.

Senador Miguel Ángel Mancera, sonido en su escaño, por favor.

El Senador Miguel Ángel Mancera Espinosa: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Me parece que los consensos que se han alcanzado en este ejercicio para lograr esta reforma son muy importantes, aquí ya se ha dado cuenta de ello.

Lo que ahora estamos discutiendo y que tiene que ver precisamente con las reservas presentadas por los grupos parlamentarios nos tiene que unir, nos tiene que unificar también, porque esta reforma no podría tener los consensos totales, plenos, en una parte, y después encontrar diferendos, eso es lo que hemos platicado.

Sobre todo, para la sociedad civil les debe de quedar claro, y a las mujeres especialmente que han luchado tanto por esto, que no es que estemos en desacuerdo con que se logre dar pasos en suma, que se plantearon con las reservas, porque el grupo parlamentario del PRD coincidió incluso con muchas de las reservas que presentó el grupo de Morena.

Estábamos hablando de la Suprema Corte de Justicia, del Consejo de la Judicatura, de Tribunales Agrarios, de órganos autónomos, de mayor exactitud en la redacción para el gabinete federal también.

Pero es eso, es un tema de redacción que seguramente vamos a afinar. Y aquí tenemos a Senadoras que estoy seguro que van a llegar hasta lo que tengan que llegar para que esto se cristalice, y nosotros estamos en esta misma sintonía, nosotros estamos por la tarea de la construcción, así como lo estaban planteando las reservas.

Por ello es que yo quiero reiterar la felicitación, porque lo que hoy quedará plasmado es esta unanimidad en la reforma, la unanimidad de todos los grupos.

Quiero, por supuesto, reconocer, porque hay que reconocerlo, el ejercicio que hace el coordinador del grupo parlamentario de Morena, porque sabemos que es el grupo mayoritario, aunque es una de las reformas y es una de las tareas que requiere del consenso, que requiere de la calificación. Pero el ejercicio es importante porque marca una pauta en la que todos volvemos a estar en el consenso en este momento, que es retirar nuestras reservas para que salga totalmente limpia con el apoyo pleno de todo el Senado, de todas las Senadoras y todos los Senadores, esta reforma.

Y eso es una señal muy importante para todas las mujeres que han mantenido esta lucha, y la van a seguir dando, no tengo ninguna duda.

Así es que nuestro grupo parlamentario, señor Presidente, también retira las reservas, le hace la solicitud de retirar las reservas dejando constancia de su contenido también para los efectos parlamentarios, dado que no queremos dar una señal que se entiende equivocada.

Estamos apoyando plenamente esta lucha, y así queda constancia documental, pero reconocemos el ejercicio de diálogo con los demás grupos parlamentarios, y por ello abonamos en esta construcción en donde volvemos a felicitar a las mujeres que logran lo que aquí ya se ha dicho, igualdad en el trato, igualdad en las oportunidades, y esta lucha contra la discriminación, que me parece que son los pilares fundamentales de esta reforma.

Es cuanto, señor Presidente, con la solicitud que hemos formulado como grupo parlamentario.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias, Senador Miguel Ángel Mancera.

Entiendo se retiran, entonces, las 11 reservas formuladas por su grupo parlamentario.

Solamente para efectos de formalidad, entiendo, Senadores Ricardo Monreal, Héctor Vasconcelos, Marybel Villegas y Blanca Piña, que quedan retiradas el conjunto de las reservas.

Quiero, por otra parte también, contribuir a agilizar este proceso de consenso retirando la reserva que presenté.

La correcta y avanzada interpretación de esta histórica reforma es paridad en todos los órganos del Estado.

Lo fundamental está contemplado.

Nuestro reconocimiento a todos los grupos parlamentarios, a todas las Senadoras y Senadores.

Felicitaciones a la lucha de las mujeres.
Informo que las reservas quedan registradas en el Diario de los Debates para efecto de referencia histórica de la discusión, y retiradas para efectos de este procedimiento específico.





























































En virtud de que fueron retiradas todas las reservas presentadas, ábrase el sistema electrónico para recoger la votación nominal del proyecto de Decreto en un solo acto en lo general y en lo particular, y háganse los avisos a que se refiere el artículo 58 del Reglamento del Senado para informar de la votación.



La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: ¿Falta algún Senador o Senadora de emitir su voto?

Señor Presidente, conforme al registro electrónico, se emitieron 120 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Queda aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de Decreto por el que se reforman los artículos 2o., 4o., 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de paridad de género en los órganos del Estado.

En consecuencia, queda aprobado en lo general y en lo particular el histórico proyecto de Decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de paridad en todos los órganos del Estado. Se remite a la Cámara de Diputados para los efectos del artículo 135 constitucional.

¡Felicitaciones, Senadoras y Senadores, por esta histórica jornada!

¡Felicitaciones a las mujeres de México y a la lucha por la plena igualdad en nuestro país!

Informo a esta Honorable Asamblea y a la opinión pública, que la reforma que acabamos de aprobar propone la incorporación del principio constitucional de paridad de género, como eje rector para la integración de todos los órganos del Estado mexicano.

En esta virtud, la reforma al artículo 41 constitucional propone observar dicho principio en los nombramientos de las personas titulares de las Secretarías de despacho del Poder Ejecutivo Federal y sus equivalentes en las entidades federativas, así como la integración de los órganos autónomos.

Adicionalmente, para la postulación de sus candidaturas, la reforma constitucional obliga a los partidos políticos la observancia del referido principio constitucional en las candidaturas para la integración del Poder Legislativo Federal y los demás cargos de elección popular.

Finalmente, la reforma al artículo 94 constitucional mandata que la ley que regule la organización y funcionamiento del Poder Judicial de la Federación, incorpore la observancia del principio de paridad de género para la integración de los órganos jurisdiccionales federales.

En consecuencia, el principio constitucional de paridad de género deberá ser observado en la integración de todos los órganos del Estado mexicano. Esto es obra del conjunto del Senado de la República, de todas y de todos, de la pluralidad que compone este órgano del Estado.

¡Felicitaciones, Senadoras y Senadores, por la construcción de este histórico acuerdo!

Se solicita la presencia de todas las integrantes y los integrantes de la Mesa Directiva.

Por acuerdo de la Mesa Directiva, se invita a todas y todos los Senadores que quieran compartir la foto desde acá.






DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO Y DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, EN MATERIA DE PERSONAS TRABAJADORAS DEL HOGAR

(Dictamen de segunda lectura)

(La primera lectura se encuentra en este mismo Diario)

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Sonido en el escaño del Senador Kuri, por favor.

El Senador Mauricio Kuri González: (Desde su escaño) Le agradezco mucho, señor Presidente. Muy buenas tardes.

Fíjese que quisiera hacer una respetuosa, pero muy enérgica protesta o reclamación.

El día de hoy se dio algo histórico, la verdad es que algo, hacia la mujer, algo que va en contra de la violencia de género.

Sin embargo, el jueves de la semana pasada, a nuestra compañera Martha Márquez se le empezó a increpar de parte del grupo mayoritario de Morena y, sin embargo, después, el coordinador del grupo de Morena pidió una disculpa y ahí quedó todo.

Sin embargo, tenemos una grabación donde una Senadora de la Mesa Directiva, dijo que nuestra Senadora era una farsante, era mezquina y era como si le importara.

Y creo que esto no se puede repetir en un momento donde estamos nosotros viviendo un momento histórico en temas de género, y le pediría yo a la Mesa Directiva que tomara cartas en el asunto y que esto no se volviera a repetir, por favor, señor Presidente.

Está grabado en el momento que se lo dijeron y nosotros le pediríamos que esto no se vuelva a repetir.

Muchas gracias.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senador Kuri González.

La Mesa Directiva toma nota de esta información y lo abordará correspondientemente.

Senadora Sylvana Beltrones.

La Senadora Sylvana Beltrones Sánchez: (Desde su escaño) Gracias, señor Presidente.

Igualmente, a nombre de mi grupo parlamentario del PRI, condenamos esta falta de respeto por parte de miembros de la Mesa Directiva, quienes son justo los que deben de poner un ejemplo de respeto y armonía entre todos los compañeros del Senado de la República.

Y en el ánimo de esta reforma que acabamos de aprobar el día de hoy, pedimos que ojalá se tomen medidas y no vuelva a suceder un acto como este.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Gracias, Senadora Beltrones Sánchez.

Continuamos.

El dictamen que nos ocupa ahora derivó de un proyecto legislativo aprobado en la Cámara de Senadores como Cámara de origen el 23 de abril de 2018, el propósito del proyecto de Decreto consiste en reconocer los derechos de las personas trabajadoras del hogar.

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Decreto incorporando modificaciones a los artículos 331, 331 Bis, 331 Ter, 332, 335 y 542 de la Ley Federal del Trabajo, y los Artículos Transitorios Segundo, Tercero, Cuarto, y se elimina el Quinto Transitorio del proyecto de Decreto.

Cabe mencionar que las modificaciones a los artículos 331 y 332 tienen por objeto eliminar la disyunción y dejar las fracciones de dichos artículos de manera enunciativas.

Informo a la Asamblea que de conformidad con el artículo 72, fracción e) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la discusión que realicemos será respecto de los artículos 331, 331 Bis, 331 Ter, 332, 335 y 542 de la Ley Federal del Trabajo, y los Artículos Transitorios Segundo, Tercero, Cuarto, y se elimina el Quinto Transitorio del proyecto de Decreto sin poder alterarse los artículos que ya han sido aprobados por ambas Cámaras.

Por lo anterior, si las modificaciones realizadas por la Cámara revisora son aprobadas por la mayoría absoluta de los votos presentes de los integrantes de esta Asamblea, todo el proyecto se enviará al Ejecutivo para los efectos constitucionales correspondientes.

Se concede, en consecuencia, el uso de la palabra al Senador Napoleón Gómez Urrutia, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, hasta por diez minutos.

El Senador Napoleón Gómez Urrutia: Muchas gracias, señor Presidente. Compañeras y compañeros. Senadoras y Senadores de la República.

En primer lugar quiero felicitar a todas las mujeres de México por la aprobación unánime del proyecto de reforma a diversos artículos de la Constitución en lo general y en lo particular, sobre la paridad de género en los órganos del Estado. Es una decisión y un paso histórico que hemos dado el día de hoy en el Senado de la República.

Al mismo tiempo, compañeras y compañeros Senadores, quiero presentar el dictamen de otra decisión histórica que estamos tomando, un paso trascendental también en la vida de la modernidad, de la paridad, de la igualdad que en México necesitábamos ya después de una lucha intensa de muchos años.

Como todas y todos sabemos, al cierre del pasado período ordinario de sesiones aprobamos una importante iniciativa en materia de personas trabajadoras del hogar, en la cual se reconocieron sus derechos laborales después de que éstos fueron vulnerados y olvidados a lo largo de muchos años.

En realidad, más de 60 años de una larga espera para hacer justicia, para validar lo que todos consideramos un éxito de la equidad, del progreso, de la democracia, de la igualdad y del avance de nuestra sociedad hacia un país más moderno, más equitativo, más justo y con mayor dignidad.

Derivado de lo anterior, la Cámara de Diputados realizó una serie de precisiones a la minuta que le fue enviada desde este Senado de la República en ánimos de coadyuvar a una mejor integración de la legislación en esta importante materia.

En este sentido, el dictamen a discusión que nos congrega hoy se ha dictaminado de manera positiva por parte de estas Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social; Para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos, Primera, toda vez que se pretende dotar de una mayor viabilidad al contenido de la regulación de los derechos de las personas trabajadoras del hogar, sin que ello modifique la esencia o la naturaleza de lo que se pretende regular en la Ley Federal del Trabajo y en la Ley del Seguro Social.

De esta manera las modificaciones en lo general se refieren a adecuaciones que no afectan ninguna de las determinaciones de fondo en torno a lo aprobado por este Senado, ni alteran la determinación de reconocer los derechos laborales y de seguridad social de las personas trabajadoras del hogar, permitiendo garantizar mejores condiciones laborales para este grupo de personas trabajadoras, a fin de reivindicar y dignificar esta actividad económica de la cual dependen millones de familias mexicanas.

Con las modificaciones planteadas se sigue reconociendo el objetivo de atender las labores domésticas desempeñadas por las personas trabajadoras del hogar como una contribución en el desarrollo de la vida de todas las personas, como son las labores en el domicilio y, en su caso, el cuidado de las hijas y los hijos, cuya labor merece ser compensada y considerada a efecto de que se les reconozcan sus derechos.

En este sentido, espero contar con el apoyo de todas y todos ustedes para poder convertir en una realidad el reconocimiento pleno de los derechos laborales y de seguridad social para las personas trabajadoras del hogar.

Los invito a votar en favor de este dictamen. Hoy con esta decisión estamos consolidando la posición de paridad, de igualdad, de justicia y de dignidad para todas las mujeres de México.

Es un paso muy importante en la lucha social por la democracia en la equidad de género y, sobre todo, con el reconocimiento a todas estas personas trabajadoras del hogar, hombres y mujeres.

De esta manera, México se incorpora al mundo moderno y cumple con uno de los objetivos más importantes que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció en términos de la transformación, la actualización y la modernización de México y su trascendencia histórica de valorar y humanizar el trabajo.

Para terminar, también este avance histórico que hoy con este dictamen tomaremos, para terminar con la marginación y el racismo disfrazado que había padecido este sector laboral del país y que durante más de 60 años había estado demandando.

Que tenía una sed de justicia y de esperanza para avanzar hacia una sociedad de prosperidad, de bienestar y de libertad para todas y todos los ciudadanos, y no solamente para unos cuantos.

Muchas gracias a todas las compañeras y compañeros Senadores de la República.

Este es un acto de responsabilidad, de madurez, de sensibilidad, de visión, de justicia y de dignidad para todos.

Hoy nos debemos de sentir muy orgullosos y orgullosas todas, de tomar esta determinación.

Felicidades por toda su sensibilidad, visión y su decisión histórica.

Gracias, señora Presidenta.

PRESIDENCIA DE LA SENADORA
MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador Napoleón Gómez Urrutia.

Se concede el uso de la palabra a la Senadora Malú Micher Camarena, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión Para la Igualdad de Género, hasta por diez minutos.

La Senadora Martha Lucía Micher Camarena: Buenas tardes compañeras, compañeros.

Otro dictamen histórico, hoy es día de fiesta, hay un ambiente de armonía, de diálogo, de no discriminación, me encanta el ambiente del día de hoy aquí en el Senado.

Pues, bueno, hoy es 14 de mayo, es un día que recordaremos por mucho tiempo porque se van a aprobar ahora, como lo ha mencionado el Senador Napoleón Gómez Urrutia, y muy bien señalado, dos iniciativas fundamentales para los derechos de las mujeres en nuestro país: la reforma constitucional, que ya hemos votado, la de paridad, y ahora la relacionada con los derechos de las personas trabajadoras del hogar.

90 por ciento de las personas trabajadoras del hogar son mujeres.

La minuta que hoy nos convoca, enviada por la Cámara de Diputados, fue una iniciativa aprobada en este Senado y enviada a la Cámara de Diputados, donde se realizaron una serie de aportaciones que puntualizan cuestiones muy importantes del dictamen original.

Es de señalar los cambios relativos a los derechos de las trabajadoras adolescentes, mayores de 15 años, que trabajen de tiempo completo en un hogar.

Si pernoctan en el mismo lugar que el patrón, deberá haber un espacio digno para ellas, un espacio seguro, un espacio que no ponga en riesgo su integridad, su dignidad y su seguridad.

Así también estamos hablando de la obligación de quienes emplean a las mujeres y a los hombres, de proporcionar, en su caso, los uniformes que se requieran para la prestación de servicios.

Quiero puntualizar que aunque los plazos establecidos en los transitorios puedan parecer muy amplios no hay que olvidar que el Cuarto Transitorio establece lo siguiente: “hasta en tanto entren en vigor las disposiciones contenidas en el presente Decreto referentes a la Ley del Seguro Social, para comprender el trabajo del hogar en el régimen obligatorio, el patrón, la patrona o la empleadora y el empleador garantizará la atención médica y los gastos por concepto de sepelio”.

“Hasta en tanto”, ¿por qué es histórica esta reforma?

Porque ponemos en sus manos la administración del hogar, el cuidado de la casa, el cuidado de nuestros hijos e hijas, la transformación del alimento y de personas también cuidadas gracias al trabajo de ellas, personas discapacitadas, personas enfermas.

A mí me parece que no más tratos crueles, no más tortura, no más levantadas a las seis de la mañana y acostarse a las doce de la noche.

No más decirle a la mujer contratada: “Y si no te gusta, vete”.
No más la ausencia de derechos de estas mujeres y de estos hombres que han acompañado nuestra vida, que han acompañado desde la infancia, hasta quién sabe a qué edad, a muchas personas de la familia.

Senadoras y Senadores, el paso que hoy daremos es un paso fundamental para la protección de los derechos de las personas trabajadoras del hogar, y esta es una deuda histórica que por fin este Senado paritario está a punto de saldar.

Estamos hablando de una situación altamente vulnerable, de una situación de altísimos niveles de discriminación.

La mayoría de las mujeres trabajan sin contrato, sin acceso a servicios de salud, en jornadas laborales que exceden las 40 horas a la semanas, pero la situación se agrava todavía más en los casos de las empleadas domésticas.

Por ejemplo, el 83… 83 de cada 100 de los hombres que se ocupan en estos puestos, no tienen acceso a servicios de salud, y esto aumenta todavía más cuando se trata de las mujeres.

Por eso estamos echando abajo los prejuicios, los estereotipos que existen en relación a que solamente las mujeres deben de realizar este tipo de actividades como algo natural, no traemos en la sangre el gusto por lavar o planchar o cuidar un enfermo o al suegro o al cuñado que terminamos ayudándole a vivir mejor, como si fuera algo natural y lo trajéramos en la sangre.

Por eso creo yo que estamos contribuyendo a eliminar la discriminación en contra de estas personas que conllevan hechos terribles, como que las trabajadoras del hogar no comen los mismo alimentos que consume la familia, así como hechos de violencia, como es el acoso sexual que quedan totalmente obscurecidos, primero, porque las trabajadoras no denuncian, son amenazadas, tienen miedo a perder su empleo, y segunda, porque son hechos que ocurren en el espacio privado, son delitos de realización oculta y no se consideran graves dado el acoso y el hostigamiento al que se someten, sobre todo en estos centros laborales.

Ahora estamos hablando del reconocimiento del trabajo de las mujeres y los hombres y de la aportación a la economía nacional, se está reconociendo el trabajo en el hogar como un trabajo, ese que no se quiere reconocer, ese que no se ve, pero nada más dejémoslo de hacer unas horas y van a ver cómo se nota, dejemos de tirar la basura, dejemos de comprar las cosas para el refrigerador, dejemos de levantar los calcetines en el suelo o los calzones tirados en el baño, dejemos de recoger la ropa o de hacer las camas y van a ver cómo se nota el trabajo que realizan todas estas mujeres y los hombres en algunos casos.

Agradezco a todas las Senadoras.

Hace rato en la aprobación de la reforma paritaria, no agradecí a mis asesoras, a mis asesores, a mi Secretaria Técnica, a todo mi equipo de trabajo y a las secretarias y secretarios técnicos de las otras comisiones, muchas gracias por su trabajo, muchas gracias Xóchitl por el trabajo que has hecho, muchas gracias Paty Mercado por el trabajo conjunto que hemos realizado y, por supuesto, un saludo y un cariño afectuoso a Marcelina Bautista, quien encabeza el Sindicato Nacional de las Trabajadoras del Hogar, mujer incansable en sus derechos, en la exigencia de sus derechos laborales.

La aprobación de esta iniciativa, una vez más, es un acto de justicia, de justicia social, de justicia económica y de justicia de género.

Déjenme decirles que en una frase que utiliza una abogada muy importante a la que consulta Ruth Bader, y deben de ver esta película, que fue un caso verdadero, que se llama “El camino hacia la igualdad”, Ruth Bader va y le pide a una abogada que le ayude a representar a un hombre que está exigiendo que se le descuenten los impuestos, porque por ser un hombre y ser un rol específicamente de las mujeres, al hombre que cuida a su madre enferma no se le descontarán impuestos.

Y saben, ¿qué le contesta esta abogada a Ruth Bader? “La sociedad no ha cambiado, cambian las leyes, porque todavía no ha cambiado la sociedad”.

Y lo que estamos diciendo hoy, es diciéndole a la sociedad que cambie, que sus valores sean el honor, el respeto, la justicia, la no discriminación, la no violencia contra las empleadas y trabajadoras del hogar, y por eso, además de cambiar a la sociedad, estamos cambiando las leyes, por eso es un día histórico para todas y todos nosotros.

Con esta reforma a la Ley del Seguro Social y a la Ley Federal del Trabajo, estamos avanzando en el logro y garantía de los derechos humanos de todas las personas en el país, y para quien me preguntaba si esto se aplicaba a hombres, ¡sí! a jardineros, a mayordomos, a choferes, a todas y a todos ellos les decimos que estamos dando un gran paso para garantizar sus derechos humanos laborales, su trabajo, para acceder en condiciones de igualdad a los derechos sociales y laborales.

Gracias, Senador Napoleón Gómez Urrutia, por su trabajo, por su sensibilidad, por su escucha, gracias a todas y a todos, gracias también a la Comisión que encabeza la Senadora del PAN, Mayuli, muchas gracias, Senadora, porque su trabajo ha sido muy significativo, usted también es una alidada en esta nueva reforma.

Gracias a Germán Martínez por su acompañamiento, el Director del Seguro Social, por su asesoría.

Y vamos a estar atentas y atentos al programa piloto que inició en marzo de este año 2019, cerró el 30 de abril del 2019 y espero que todas las Senadoras y Senadores hayan registrado a su empleada del hogar, porque esa experiencia piloto será clave para la puesta en marcha de esta gran reforma laboral.

Muchas gracias y sigamos adelante con la justicia y con los derechos humanos.

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Malú Micher.

Se concede ahora el uso de la palabra a la Senadora Mayuli Latifa Martínez Simón, para presentar el dictamen a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, hasta por diez minutos.

La Senadora Mayuli Latifa Martínez Simón: Es el momento de poner a votación, de manera económica, somos mayoría.

Pero muy buenas tardes, Senadoras y Senadores.

Vengo a esta tribuna como Presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, para presentar un dictamen que con el que haremos justicia laboral a más de dos millones de personas trabajadoras del hogar, en su mayoría mujeres, que durante generaciones han sido invisibles para el sistema jurídico y para las instituciones del Estado, permaneciendo siempre en el desamparo jurídico y social absoluto.

Se trata de un asunto que aprobamos en el Pleno de este Senado el pasado mes de abril y que fue turnado a la Cámara de Diputados para su análisis y, en su caso, aprobación.

Debido a que fue aprobado con modificaciones en su redacción, el asunto fue regresado a este Senado, motivo por el cual estamos presentando el dictamen que está a nuestra valoración con nuevas modificaciones de la Colegisladora, considerando que no alteran sustancialmente la protección de los derechos de las trabajadoras domésticas en los que hemos logrado un consenso y que sólo son modificaciones de forma.

Compañeras y compañeros, el trabajo doméstico, trabajo del hogar, históricamente ha sido considerado no como un empleo real y formal, sino como una actividad natural a cargo de las mujeres, por el cual no son acreedoras a un salario digno, a una jornada de trabajo decente, a gozar de días de descanso y periodos vacacionales pagados, a tener servicios de salud y atención médica, a un trato digno y respetuoso por parte de sus empleadores, y a todo el resto de derechos laborales y prestaciones sociales que prevén nuestras leyes.

El dictamen está a nuestra consideración, producto de una iniciativa legislativa presentada en este Senado por nuestra compañera Xóchitl Gálvez, y a las que nos sumamos, Senadoras y Senadores. Pero debemos, sobre todo, reconocer en esta lucha social a aquellas mujeres a lo largo de muchos años que buscan esta justicia laboral y social.

Lo que se propone es un cambio de paradigma en la protección laboral y social para las trabajadoras del hogar.

Como ya lo hemos dicho, estamos planteando un rediseño jurídico de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Seguro Social, con la finalidad de mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras del hogar.

El dictamen que estamos presentando propone:

Primero.- Establecer una definición del trabajo del hogar que acoge la gran diversidad de trabajadoras y trabajadores que realizan este empleo con uno o con varios patrones, que viven o no en el lugar de trabajo.

Es decir, que protege a todas las personas que se dedican al trabajo del hogar en las distintas modalidades en las que se pueda presentar.

Segundo.- Reconoce y garantiza todos los derechos laborales como cualquier otro empleo formal, tales como el contrato por escrito, horarios de trabajo, días de descanso pagado, vacaciones pagadas, prima vacacional y el aguinaldo.

Tercero.- Que incorpore la obligación de los patrones de proporcionar los alimentos para las trabajadoras del hogar que vivan en el domicilio donde laboran.

Cuarto.- Se establece la ley del derecho a recibir seguridad social. Es decir, que las personas trabajadoras del hogar estén afiliadas al IMSS, y que contarán con todos los derechos y las prestaciones que dicho Instituto otorga, como el servicio de salud, incapacidad, pensiones, guarderías y demás servicios de los que gozan los afiliados y beneficiarios.

Quinto.- Se fijan jornadas máximas de ocho horas diarias para las y los trabajadores del hogar que vivan en la casa donde trabajan, porque lo que cuando se excedan serán consideradas como horas extras, y se pagarán en los porcentajes mayores que prevé la propia ley.

Sexto.- Se prohíbe la contratación de personas menores de 15 años, y para los adolescentes mayores de esa edad se establecen jornadas que no deberán exceder de seis horas diarias, y 36 a la semana, prohibiendo así además la contratación de adolescentes que no hayan concluido cuando menos la educación secundaria.

Se trata de una reforma estructural en materia laboral y de seguridad social, en defensa de los derechos humanos que reconoce la importancia y el valor del trabajo que realizan las personas que se dedican al trabajo del hogar.

Senadoras y Senadores, esta reforma mejorará la calidad de vida no tan solo de dos millones de personas que trabajan en el hogar de las que se tiene registro, cambiará la vida de dos millones de personas, de sus hijos, de sus hijas, de sus familiares que dependen de ellos económicamente.

¡Enhorabuena!

Muchas felicidades a este Senado de la República porque estamos hoy festejando y haciendo justicia social nuevamente, como hace un momento, en la ley para establecer la paridad en el Estado mexicano, así como también para las trabajadoras del hogar.

¡Enhorabuena!

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Martínez Simón.

Procederemos a los posicionamientos de los grupos parlamentarios, los cuales tal y como lo establece el artículo 199, numeral 1, fracción II, del Reglamento del Senado, serán en orden creciente, y por un tiempo de diez minutos máximo cada uno.

En consecuencia, tiene el uso de la tribuna la Senadora Katia Elizabeth Ávila Vázquez, del grupo parlamentario del Partido Encuentro Social.

La Senadora Katia Elizabeth Ávila Vázquez: Con su permiso, señora Presidenta. Buenas tardes, compañeras Senadoras y Senadores.

El día de hoy las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social, Para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos, Primera, ponen a consideración de esta Cámara un dictamen que cristaliza la larga lucha que las personas trabajadoras del hogar han dado por el reconocimiento de los derechos laborales para todas las personas que se dedican a esta actividad.

Es un acto de justicia social. Con las modificaciones aprobadas a la legislación, el Estado crea un marco jurídico para la defensa de los derechos laborales de las personas que se dedican al trabajo doméstico.

El objetivo de una iniciativa como ésta es generar un cambio cultural, una reorientación de la mirada en lo referente al trabajo doméstico, y que entonces las nuevas generaciones no repitan los patrones de explotación, maltrato y abuso al que ahora son sometidas las personas que se dedican a estas labores del hogar.

El sector de los cuidados y del mantenimiento del hogar se ha mantenido en la esfera de lo privado. En esta dicotomía que el movimiento feminista utiliza para explicar la división del mundo, los varones pertenecen al mundo de lo público, y las mujeres al mundo de lo privado o doméstico.

Es por ello que la labor, objeto de la iniciativa en comento, se ha delegado a las mujeres, y ha representado una de las escasas alternativas para la obtención de recursos económicos de forma autónoma, trabajo precario por excelencia, sin protección de ningún tipo que ofrece un ingreso regateado injustamente por los patrones y patronas, ha sido un pilar en la sobrevivencia de las familias pobres e indígenas.

Años de lucha de las personas trabajadoras del hogar han puesto hoy en manos de esta Asamblea un asunto en el que se cruza el derecho laboral, la perspectiva de género, la etnicidad y la división de la sociedad en clases y estratos sociales.

Para una niña de un estrato que puede pagar el servicio doméstico, no forma parte de las aspiraciones convertirse en una nana, en una sirvienta. En cambio, para una niña que nace en una familia humilde en el campo, en una zona indígena, quizás será la única opción que tiene para que sobreviva no sólo ella, sino su familia entera.

Con esta reforma México apenas comienza a compensar la deuda que tiene con las mujeres, en especial con las mujeres más pobres que no teniendo otra alternativa han optado por esta labor a la que se ha romantizado, envistiéndola como una relación casi filial y familiar para negar derechos laborales.

Sin embargo, el camino aún es largo, la reforma debe cumplirse a cabalidad, y se necesita la instrumentación, por parte del Estado y la vigilancia de toda la ciudadanía, y particularmente la de ellas, las que lucharon hasta ver cristalizado este instrumento normativo, que debe acompañarse de cerca para que funcione.

Estamos en el camino de transformación de esa mirada machista, clasista, que lamentablemente caracteriza a la sociedad mexicana a una que logre una sociedad más justa e incluyente. Recordemos que lo que mueve al mundo es ese trabajo invisibilizado en la esfera del hogar, el trabajo mal recompensado, el que permite la reproducción de la vida pública y del capital.

Desde Encuentro Social manifestamos el mayor reconocimiento a las personas trabajadoras del hogar que se han organizado para luchar por sus derechos, son enormes.

Gracias a las comisiones dictaminadoras, y a las y los Senadores que hoy, al votar esta iniciativa, dan un paso hacia la igualdad y la justicia social.

Es cuanto, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Ávila Valdés.

Tiene ahora el uso de la palabra el Senador Omar Obed Maceda Luna.

Permítame, el Senador Omar Obed Maceda Luna, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

Sonido, por favor, al escaño del Senador Víctor Fuentes.

El Senador Víctor Oswaldo Fuentes Solís: (Desde su escaño) Gracias, señora Presidenta.

La verdad es que todo mundo, y es por demás justificable, estamos de fiesta por lo que acabamos de autorizar hace un momento; sin embargo esto para nada es motivo ni justifica que en este momento en el Pleno haya más pancartas que Senadores, es una falta de respeto muy grande para este otro tema que para nada es menos importante que el anterior, porque tiene que ver con hacerle justicia a quienes han jugado un papel fundamental y lo siguen haciendo, en la historia de nuestro país y, especialmente en muchas de nuestras casas.

Es por ello que en una moción estrictamente de orden, recurriendo al artículo 59 en su fracción III, le solicito de la manera más atenta se verifique el quórum, al ser evidente que no se encuentra ni lejanamente más de la mitad de los Senadores en su lugar.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador Fuentes Solís.

Solicito a la Secretaría de Asuntos Parlamentarios que abra el sistema de registro de asistencia, hasta por diez minutos, para hacer verificación del quórum.

Mientras tanto le pedimos al orador que continúe con su participación.

Si no se tarda diez minutos, puede poner asistencia.

El Senador Omar Obed Maceda Luna: Gracias, señora Presidenta, con el permiso de la Mesa Directiva.

Buena tarde, compañeros Senadores, Senadoras.

Iniciaré esto con una frase de una obra que seguramente la mayoría de los mexicanos hemos tenido la oportunidad de leer, es del maestro Octavio Paz, de su obra “El Laberinto de la Soledad”.

Recientemente tuve oportunidad de releer una vez más esta obra y les traigo, por este motivo, un fragmento.

“Recuerdo que una tarde, como oyera un leve ruido en el cuarto vecino mío. Pregunte en voz alta: ¿quién anda por ahí? Y la voz de una criada recién llegada de su pueblo contestó: “No es nadie, señor, soy yo”.

Esto refleja la manera en la que nuestra sociedad ha percibido, ha tenido de manera invisible a todas las trabajadoras del hogar, a quienes hoy estamos reivindicando con esta reforma.

Tengan por seguro que el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática estará vigilante que lo que hoy aprobemos se cristalice y que sea una realidad; sin embargo, preocupan algunas situaciones a las cuales me voy a referir.

La primera, es que el artículo 331 Bis de este dictamen permite la contratación de adolescentes, con la única condición de que pernocten en el hogar, en un lugar seguro.

¿Y no es lo que queremos evitar? ¿Qué es un lugar seguro para una adolescente? ¿Un corral, un cuarto de azotea, un sótano? Así viene el dictamen, no está privando el interés de las niñas, niños y adolescentes.

Tampoco es acorde al Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo, sin contar que se pierde el lenguaje incluyente y que únicamente se da por hecho que las adolescentes, mujeres específicamente, pueden desarrollar esto.

El artículo 331 Ter también dice que ya no es necesario un registro de un contrato con las condiciones mínimas que conozcan las personas que se dedican a esta noble actividad, que basta con que les den un uniforme si así lo requieren. Es grave.

Sin embargo, también omite la inspección de las autoridades en materia del trabajo en los hogares. Es grave.

Y repito, la fracción parlamentaria del PRD acompañará esta histórica votación, esperando que seamos sensibles y que ofrezcamos un producto terminado, que no se quede en el impacto mediático, en la fotografía, porque es grave lo que pueda pasar.

Quienes somos neófitos del derecho o no somos doctores en derecho, pero sin embargo en el Senado tenemos una obra que se llama “Medios de Control Constitucional” y uno de los autores es nada más y nada menos que nuestro amigo, el doctor Arturo Garita Alonso, y él refiere que el juicio de amparo es un medio de control, cuyo objeto plantea la resolución de controversias entre normas generales y actos u omisiones que vulneren los derechos humanos.

¿Y por qué digo esto y por qué traigo a cita esta obra, que precisamente es producto del estudio de nuestro Senado?

Porque a la fracción del PRD le preocupa, particularmente, los Artículos Primero, Segundo y Tercero Transitorios, ya que no existe, creo que no hemos advertido que no existe fecha para la entrada en vigor y por consecuencia, su cumplimiento se tiene que hacer valer en un medio de control.

Acompañaremos el dictamen, será derecho vigente, pero no será derecho positivo, porque allá afuera hay conflictos laborales y estos conflictos se dirimen ante una autoridad en un juicio laboral.

A la fecha, en juntas, en fechas futuras seguramente en un juzgado en materia laboral este dictamen, en consecuencia, convierte a esta norma en una norma de individualización consentida; es decir, la vuelve una norma hetero-aplicativa y, por tanto, su entrada en vigor se encuentra sometida al elemento objetivo; es decir, hasta que la norma incida en la esfera del gobernado.

Para poner un ejemplo y que quede más claro, la entrada en vigencia, alguien ha dicho que se resuelve con una jurisprudencia, que se resuelve con el artículo tercero del Código Civil, del Código Federal de Procedimientos Civiles y, en efecto, al día siguiente de su publicación será norma vigente.

Lo que estamos dejando es que se va a tener que hacer valer ante un órgano jurisdiccional y, por lo tanto, volvemos al estado de vulnerabilidad a las personas que reclamen su ejercicio o aquellos a quienes afecte.

Como ejemplo de esto, para finalizar, sería tanto como decir quiero manifestar mi voluntad de divorciarme y voy al Registro Civil.

Porque no necesito pasar por un juzgado familiar, o estoy como heredero en un testamento y en automático ya soy dueño sin pasar por un procedimiento de sucesión. Eso es lo que nos preocupa, porque no se observó en este dictamen.

Inicialmente habíamos planteado algunas reservas, en momentos posteriores las retiraremos porque no queremos empantanar este primer paso y gran logro.

Y ojalá, cuando se reanuden los trabajos en el siguiente período ordinario no dejemos esto que ya pasó, no dejemos esto en comisiones, que es un tema aprobado, hace falta pulir esta reforma.

El grupo parlamentario reitera la intención de sumarse, de seguir la inercia del día de hoy y, en consecuencia, en el momento procesal, señora Presidenta, vamos a retirar las reservas que habíamos hecho a estos artículos que comentamos y ojalá en una sesión posterior o en un trabajo de comisiones podamos afinarlas.

Muchas gracias.

Buena tarde.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador Obed Maceda.

Le recuerdo su pase de asistencia, antes que se acabe el tiempo.

Por supuesto que su intervención queda íntegra en el Diario de los Debates y esperaremos, en el momento oportuno, el retiro de las reservas.

Tiene la palabra la Senadora Gabriela Benavides Cobos, del grupo parlamentario del PVEM.

La Senadora Gabriela Benavides Cobos: Gracias. Con su venia, señora Presidenta. Señora Secretaria, compañeras y compañeros Senadores:

El día de hoy la lucha por la reivindicación de los derechos de la mujer gana una batalla, por fin haremos justicia a quienes trabajan en los hogares mexicanos. Por años las personas trabajadoras del hogar han sido invisibles para nuestra sociedad por el hecho de no reconocer su trabajo tan valioso como otros.

Son más de dos millones de personas trabajadoras del hogar que el día de hoy no cuentan con ninguna de las prestaciones que exige la Ley Federal del Trabajo.

No nos debe quedar duda que al aprobar este dictamen estaremos haciendo historia en esta Legislatura para acabar con la discriminación de este importante sector, se reconocerá a las personas trabajadoras del hogar en sus derechos laborales, como vacaciones, aguinaldos, seguridad social, entre otros.

Hoy debemos concluir el primer paso para que en México se reconozca la labor de las personas trabajadoras del hogar y con ello el beneficio que se genera a 11 millones de mexicanos que dependen directa o indirectamente de dicha actividad, de acuerdo a los datos del Inegi.

Lo que hoy se discute es una minuta que se refiere de manera exclusiva a la reforma de la Ley Federal del Trabajo. Es cierto que en los artículos transitorios se generan diversas condiciones para la entrada en vigor del Decreto, pero creemos que es imprescindible aprobarla en este período extraordinario para no postergar más el reconocimiento de estos derechos, que sabemos que serán graduales, pero el que ya se exija que se le otorgue un contrato a estos trabajadores, en el que se señale el nombre de la empleada, el nombre de la persona trabajadora, la duración del contrato, el empleador, el tipo de trabajo, su remuneración, horas de trabajo, vacaciones, suministro de alimentos y alojamientos, en su caso, es un gran avance.

En el grupo parlamentario del Partido Verde refrendamos nuestro compromiso de promover de manera oportuna los cambios en los artículos transitorios, para que todas las personas que desempeñen un trabajo doméstico gocen plenamente y sin restricción del derecho de la seguridad social.

La aprobación de esta reforma debe visualizarse como el inicio de una nueva política legislativa en la cual se analice cada uno de los sectores laborales, para evitar cualquier acto contrario al derecho laboral, en donde no haya cabida para regímenes especiales, excluyentes e injustos.

Por lo anterior, los Senadores del Partido Verde votaremos a favor del presente dictamen y realizaremos las acciones necesarias que permitan el desarrollo de esta nueva política laboral para el bien de todos.

Es cuanto.

Muchas gracias, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Gabriela Benavides.

Ciérrese el sistema electrónico, hay quórum suficiente.

Tiene el uso de la palabra el Senador Miguel Ángel Lucero Olivas, del grupo parlamentario del PT.

El Senador Miguel Ángel Lucero Olivas: Con su permiso, señora Presidenta. Senadoras y Senadores:

Hace 18 años el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar inició un litigio estratégico que culminó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sin duda alguna fue un gran paso para reconocer el trabajo de las más de 2.4 millones de personas que son trabajadoras del hogar. No obstante, todos los presentes sabemos que falta mucho por hacer.

Por ello, hoy nos podemos sentir orgullosos, asumimos nuestro deber, nuestra responsabilidad con las personas trabajadoras del hogar. Seremos la Legislatura que sí cumplió. Este esfuerzo comenzó en esta soberanía y después de una exhaustiva labor en las comisiones y de un consenso de las distintas fuerzas políticas en torno a este tema, se aprobaron las reformas necesarias.

La semana pasada recibimos de nuevo la minuta y quiero señalar que las modificaciones realizadas por la Cámara de Diputados no afectan la determinación de fondo aprobada por esta soberanía el pasado 23 de abril, las mismas adecuaciones siguen favoreciendo condiciones de igualdad laboral para las personas trabajadoras del hogar, mismas que merecen ser compensadas y cuyos derechos merecen ser reconocidos, con ello nos aseguramos que en nuestro país se realice lo que es justo y lo que es correcto.

Ellas y ellos trabajan duro, siguen las reglas y a cambio solo quieren que se les respete sus derechos, así de simple. Todas y todos los mexicanos merecen tener los mismos derechos.

Compañeras y compañeros, el día de hoy materializamos otro compromiso más, que tenemos con la sociedad y con nuestro país.

Esta es la postura del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador Miguel Ángel Lucero.

Tiene la palabra la Senadora Patricia Mercado, del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano.

La Senadora Patricia Mercado: Gracias, señora Presidenta.

Sin duda el día de hoy, al seguir avanzando en este reconocimiento, tenemos que tomar decisiones de manera paritaria en lo público, acelera el proceso de este tipo de reconocimiento de derechos.

El hecho de que más mujeres lleguemos a los espacios de decisión, como decía nuestro coordinador parlamentario, el objetivo es avanzar en la igualdad de oportunidades y de trato, y por supuesto en una mayor justicia social para todos y todas.

Y eso es lo que estamos haciendo ahora, el día de hoy que votamos esta reforma para avanzar en la paridad, en los gobiernos, en los ayuntamientos, gobiernos estatales, gobierno federal y en los diferentes poderes, finalmente a las mujeres sobre todo nos compromete con esta agenda de igualdad de oportunidades y de trato, y qué mejor que poder hacer esta reforma laboral que nos compromete con esos dos millones 300 mil mujeres, sobre todo de mujeres, que están como en el último escalón de la escala laboral en términos de condiciones de trabajo, y por supuesto de condiciones salariales, y esta reforma avanza, y las reconoce como trabajadoras de primera, como todos los que están en el apartado A en la Ley Federal del Trabajo.

Pero también creo que todos aquí, nosotras y nosotros, representamos a colectivos, representamos a territorios, a comunidades, comprometernos también y desde aquí decir que esto va a implicar un cambio muy grande en la mentalidad de patrones y patronas, ese llamado que si queremos llamarlos empleadores, pero en este momento nuestra ley dice que nos vamos a convertir en patrones y patronas de estas trabajadoras y trabajadores llamarlos a asumir esta reforma.

No es necesario llegar a un litigio, hay más o menos en el país unos 150 mil litigios laborales tanto a nivel local como a nivel federal, la idea no es llenar ahora de litigios de trabajadoras del hogar para el reconocimiento de derechos, avancemos en este reconocimiento, veamos el tema de jornada, el tema de aguinaldo, de vacaciones, y también siguen estando los números muy bajos en la prueba piloto del Seguro Social.

Tenemos que aumentar estos números para el reconocimiento de la seguridad social, la seguridad social es salud para sus familias, es anti-accidente y enfermedad, seguir recibiendo un porcentaje del salario en esta incapacidad, ya no digamos una inhabilitación permanente, y frente a la longevidad la posibilidad de tener una pensión, la seguridad social es la reina de los derechos laborales y hay que fortalecer esta prueba piloto.

Efectivamente quedan temas, la Cámara de Diputados nos dejó un tema con las adolescentes y también lo decía nuestra Senadora Nestora Salgado García, que incluso se abstuvo en las comisiones unidas de que un lugar seguro no implica necesariamente un lugar, higiénico, no implica necesariamente que esas adolescentes que viven en una sola casa realmente puedan estar seguras, ahí necesitamos cambiar la redacción, pero viene el Parlamento Abierto en el terreno laboral que van a dirigir el Senador Clemente Castañeda y el Senador Gómez Urrutia, para volver a poner esos temas, volverlos a poner en la mesa.

El tema de la inspección de trabajo, si no hay inspección de trabajo cómo vamos a darle cauce a las denuncias de que pueda haber una situación de trata laboral o alguna situación irregular en uno de los hogares.

Entendemos que no es fácil, entendemos que hay que darle vueltas, pero finalmente eso nos parece muy importante.

¿Y cómo vamos a embonar eso?, vamos a ver con el Senador Julio Menchaca cómo vamos a embonar eso con la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana donde hay menos inspección, cómo hacemos para que la inspección de trabajo también entre en esta línea de confianza ciudadana, pero que finalmente podamos resolver que sí puede haber una inspección.

Incluso, en otros países, son las autoridades tributarias las que le dicen a alguien: “oye, tú estás diciéndome que trabajas aquí, que ganas tanto, que tal y tal, y no me reportas una trabajadora del hogar, aquí hay algo raro, necesitas reportarlo porque realmente tienes una trabajadora del hogar y no lo estás haciendo”, es desde la autoridad tributaria.

Entonces, creo que hay mucho todavía que discutir, pero finalmente el llamado a la voluntad de este país, que es uno de los países más desiguales del mundo, es hacerlo caminar en mayor igualdad de oportunidades y de trato para todas y todos, pero sobre todo para este sector de trabajadoras.

Muchas gracias.

Y felicidades por este gran Acuerdo.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Patricia Mercado.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Nuvia Magdalena Mayorga Delgado, del grupo parlamentario del PRI, hasta por diez minutos.

La Senadora Nuvia Magdalena Mayorga Delgado: Gracias, señor Presidenta. Compañeras, compañeros Senadores.

Vengo en representación del grupo parlamentario Revolucionario Institucional para posicionar a favor este dictamen que después de varios ajustes que se hicieron tenemos un dictamen al final muy bien y que esto fue aportado por todos los grupos parlamentarios.

Las modificaciones son a la Ley Federal del Trabajo y a la Ley del Seguro Social el cual es un acto de justicia para todas las trabajadoras que se dedican al hogar que históricamente estaban marginadas, marginadas porque se pudiera pensar que era un privilegio darles seguridad social para cuando es un derecho para ellas, un derecho como cualquier otro trabajador que existe en nuestro país y que es muy importante tomar los datos y una recomendación que hizo la OIT en su Convenio 169, en el cual habla de garantizar a las trabajadoras del hogar, y es muy interesante cuando nos damos cuenta que existen más de 67 millones de personas en todo el mundo que se dedican a trabajar en el hogar y que el 80 por ciento son mujeres.

Cuando nos vamos a México nos damos cuenta que nos vamos al 88 por ciento de una población de 2.4 millones de personas y que el 80 por ciento son mujeres, y que esto es darle sus derechos, que tengan las mismas prestaciones.

Esto nos lleva a que dentro de las prestaciones que van a tener, de las más importantes que cuenten con un contrato en donde se establece el monto que van a percibir, los días de descanso, las horas extras, que tengan las prestaciones de ley, que tengan seguridad social, que para ellas es muy importante, y también que se proteja a los menores de 18 y mayores de 15 años que trabajan en el hogar.

Y ya lo comentó Patricia Mercado, que todavía nos falta hacer ahí una corrección para que los que sean menores de edad y tengan permiso del papá para trabajar en este tipo de actividades no solamente tengan un lugar seguro, sino que sea de condiciones dignas, como se ha comentado, y que más adelante lo estaremos viendo.

Pero también es importante que no dejemos esta modificación que estamos haciendo a la ley, debido a que existe ahorita un programa piloto que lleva el Seguro Social que alrededor de mil 500 mujeres se han dado de alta para que tengan prestaciones de seguridad social y que esto van a dar cuenta dentro de 18 meses a los congresos para ver cómo se ha implementado el programa del Seguro Social de este programa piloto que acabo de hablar, y que entonces, se va a tener más de seis meses de adecuaciones legislativas, estamos hablando que hasta dentro de dos años se podrá tener que esta ley cumpla al 100 por ciento, y falta mucho para ello.

Entonces, lo que nos va a quedar a nosotros, compañeras Senadoras y Senadores, es que estemos atrás que se cumpla y que esta prueba piloto se lleve a cabo y tener el mayor número de aseguradas para que tengan las prestaciones que quieren. Ahora con estas reformas saldamos una deuda con un sector de la población que se había abandonado durante mucho tiempo.

Hoy este Senado le dice a las mujeres y también a los hombres de nuestro país que todas y todos tenemos los mismos derechos, pero repito, aquí no se ha acabado esto, tenemos que asegurar que los derechos de la ley pasen a ser derechos en la práctica y que el anhelo y la lucha de millones de mujeres trabajadoras del hogar sea una realidad lo antes posible.

Muchas gracias.

Es cuanto, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Nuvia Mayorga.

Le corresponde el turno a la Senadora Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, del grupo parlamentario del PAN.

La Senadora Bertha Xóchitl Gálvez Ruíz: Muy bien.

Bueno, pues antes que nada, este es el guante, es el símbolo de las trabajadoras del hogar, yo les pido que hoy se pongan el guante, en favor de sus derechos.

Y me encantaría que hubiera la ley perfecta, me encantaría que la iniciativa que se preparó por una servidora, en conjunto con las trabajadoras del hogar, hubiera salido sin ningún cambio, pero eso no es posible, no hay manera de tener las leyes perfectas, sino las leyes posibles, y eso es algo que tenemos que entender las y los Senadores porque, miren, no ha sido nada fácil este tema, y ahora entiendo por qué se ha tardado 60 años en legislar en la materia.

Hay muchos intereses en el fondo, muchos personajes que convencen a los funcionarios y les dicen: “no te metas en eso, vas a requerir muchísimo dinero, entonces no va a ser posible implementarlo”. Entonces aquí en este Senado sacamos una minuta bastante consensada, en la cual estaban de acuerdo las propias trabajadoras del Sindicato.

Pero también yo entiendo como oposición, que cuando el propio Seguro Social, con la experiencia de la implementación de la prueba piloto, hace observaciones a la minuta, nosotros tuvimos que negociar esos cambios, son tres cambios fundamentalmente: el que el salario no se estableciera, las del Sindicato querían que fuera mínimo dos salarios mínimos, pero la sugerencia era que no se pusiera el salario, sino que lo determine la Comisión Nacional de los Salarios Minimos.

El otro tema es que no se entre a las casas, yo creo que también es razonable la propuesta que nos hicieron porque era como entrar a la intimidad de las personas, y encontramos la salida de la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, y sobre todo el convencimiento de que los patrones puedan convencerse de dar de alta a sus trabajadoras y no tengamos que irlos a revisar.

Y, obviamente, el tema del contrato era un tema complicado de poderlo tener ante la autoridad. Entonces son tres cambios que se consensaron en aras de construir el consenso con el propio gobierno, ¿porque de qué nos sirve tener una ley ideal que no va a ser implementada o no va a funcionar?

Por eso no fue sencillo sacarla de la Cámara de Diputados, es más, no iba a salir, no estaba programada, y gracias a los buenos oficios del Senador Monreal y del Senador Martí Batres, logramos que esta reforma se desatorara.

Entonces, obviamente, hay un 90 perfecto y hay un 10 que queremos seguir debatiendo y discutiendo. Lo de la entrada en vigor, pues yo he escuchado dos versiones totalmente distintas, y la verdad que yo le hago caso al doctor Garita. Y si el doctor Garita me dice que entra en vigor al tercer día publicada, yo le creo al doctor Garita, porque no en balde tiene años aquí trabajando.

Entonces yo tengo esa confianza de que sí está entrando en vigor con el 3o. del Código Civil Federal, y no tengo ninguna duda que no los mandaría a ningún engaño.

Entonces sí creo que lo que viene, y ojalá de verdad, la experiencia que tengo es que hay que ir a pelearte a la Cámara porque luego le meten cada cambio, o sea, no termina con que aquí aprobemos, la Cámara revisora también quiere meterle sus temas, entonces, pues también los Diputados no son levantadedos.

Entonces es un tema muy complejo, es un tema que no fue sencillo, entonces yo diría que está bien lo que estamos aprobando hoy, que es perfectible, claro que es perfectible.

Que se puede avanzar más, claro, pero tampoco podemos subir a una escalera de un jalón, hay que ir escalón por escalón.

Entonces hoy lo que estamos logrando es como subir cinco escalones de un jalón, ya tienen derechos laborales reconocidos, vacaciones, tienen seguridad social, ¿qué nos falta?

Pues claro que nos falta, el Infonavit, ¿qué nos falta?, meternos a la ley del IMSS. Esto es apenas el comienzo, y también hay que ver cómo funciona el piloto, hay que darle confianza a Germán para que el piloto empiece a funcionar.

Entonces yo quisiera invitarlos, compañeras y compañeros Senadores, que todos ustedes empezaran por dar de alta a sus trabajadoras del hogar, que ese sea el primer paso que demos nosotros, choferes, jardineros, trabajadoras del hogar, y empecemos a poner el ejemplo de que esta ley se puede implementar.

¿Cómo lo pueden hacer?, sacando el número de seguridad social, que lo pueden sacar por una página de Internet en el IMSS y luego darse de alta como patrones y poner el número de días que trabaja la persona con ustedes, e ir probando nosotros si esto funciona e ir sugiriéndole al IMSS en dónde nos atoramos y cómo nos atoramos.

Entonces yo, de verdad, estoy contenta porque sí es un avance importante, y por supuesto que uno quisiera que no le cambiaran nada en la Cámara de Diputados, pero así es el proceso legislativo y así son las mayorías.

Entonces yo los invito a ponerse el guante para apoyar esta reforma y agradecerle a todo el Senado que hoy finalmente, 14 de mayo, quede escrito como un día histórico.

Y le tomo la palabra Senador Napoleón para que hagamos una revisión integral de la Ley Federal del Trabajo, de los temas que en la semana pasada nos quedaron pendientes, y estos dos detalles que quedan en la reforma de trabajadoras del hogar y cerremos el círculo de las reformas laborales de manera integral.

Y mi recomendación, es que un proceso no termina hasta que termina, y hoy este proceso termina ordenándose su publicación en el Diario Oficial de la Federación, y las trabajadoras del hogar, finalmente, van a ser reconocidas en sus derechos laborales.

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Xóchitl Gálvez.

Tiene el uso de la palabra, para el posicionamiento, la Senadora Citlalli Hernández Mora, del grupo parlamentario del Partido Morena.

La Senadora Minerva Citlalli Hernández Mora: Gracias, señora Presidenta.

Pues me sumo a la felicitación, y creo que hoy es un día, sin duda, histórico, como lo decía nuestra compañera Malú Micher, porque esta Legislatura, va a pasar a la historia como una Legislatura en avance en términos de justicia social y derechos para todas las personas, sobre todo para los sectores que naturalmente o que históricamente han sido olvidados, rechazados, discriminados, o sencillamente ignorados.

Y quiero reconocer muchísimo la labor, en esta tribuna ya se ha hablado mucho del tema, pero la labor de todas las Senadoras que estuvieron involucradas, de la Senadora Xóchitl Gálvez, de la Senadora Malú Micher, de la Senadora Patricia Mercado, seguramente me faltan, pero cuando estuvimos en campaña, el ITAM nos invitó a un foro, a un encuentro para hablar justamente de la necesidad de avanzar en temas laborales o en derechos laborales a las y los trabajadores del hogar.

Y en ese foro estábamos entonces candidatas a Senadoras de distintas fuerzas políticas y todas hicimos el compromiso de acompañar, primero, la búsqueda de la ratificación del Convenio de la OIT sobre el tema y, segundo, avanzar en temas legislativos en el tema de derechos laborales para las trabajadoras del hogar.

Y hoy es un hecho, yo reconozco muchísimo que entre esta vorágine legislativa, pues hubo Senadoras que tomaron la batuta en el tema y avanzaron, y creo que hay que reconocer que esta es una lucha como casi todas las lucha que se llevan a la tribuna y al Pleno de los espacios parlamentarios de mujeres y hombres también, pero sobre todo mujeres que están allá afuera y que soñaron alguna vez también con este momento de trabajadoras del hogar que han sido maltratadas, trabajadoras del hogar que armaron el primer sindicato en la ciudad, en el país, de todas esas mujeres que luchan desde la sociedad civil para llevar los temas a tribunas y a espacios tan importantes como estos y dar un avance y dar un pasito.

Hoy está convocada también la sociedad mexicana a modificar el chip, estamos acostumbrados a ver en cualquier medio de comunicación, en una telenovela, en las películas, el estigma tradicional de una trabajadora del hogar.

Y a veces esos estigmas fomentan discriminación en nuestra vida cotidiana, y entonces creemos que quienes nos ayudan en las labores del hogar, justamente están haciendo eso, ayudándonos, y nosotros estamos ayudándoles dándoles un empleo un sueldo, la comida o si les regalamos un kilo de azúcar, un kilo de arroz, pero ahora la sociedad mexicana está convocada a ver, a pensar y a repensar que el trabajo del hogar es eso, es un trabajo que amerita obligaciones patronales y que hoy estarán planteadas a través de esta reforma que vamos a aprobar, en un contrato, donde quede manifiesto los salarios mínimos, las vacaciones, las prestaciones y también rumbo a la seguridad social con el programa que el IMSS ya ha lanzado.

Entonces estamos en un momento histórico en esta Legislatura y en este país, porque cada cosa que aprobamos estamos obligando y llamando al a sociedad mexicana a modificar, a reconstruir nuestro modo de ver el trabajo, de ver a las personas y de convivir entre nosotras y nosotros y este día pasará a la historia en la vida legislativa y parlamentaria, como el día en que reconocemos que el trabajo del hogar es un trabajo, es un acto digno que realizan muchas personas y que lamentablemente han estado a través de la historia discriminadas, olvidadas, ignoradas y hasta maltratadas.

Entonces enhorabuena por esta Legislatura, por la altura de miras también de las distintas fuerzas políticas, porque sin duda este es un gran avance y ahora nuevamente nos toca implementarlo en la vida cotidiana de las y los trabajadores del hogar.

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Citlalli Hernández.

Concluidos los posicionamientos de los grupos parlamentarios, procederemos a la discusión en lo general, y en este sentido, se concede el uso de la palabra al Senador Ovidio Salvador Peralta Suárez, del grupo parlamentario del Partido Morena, para hablar a favor del dictamen.

El Senador Ovidio Salvador Peralta Suárez: Con su permiso, señora Presidenta.

El trabajo del hogar es una de las ocupaciones más desprotegidas y mal remuneradas, con extensas jornadas de trabajo, sin cobertura de seguridad social y con mayor incumplimiento de las normas laborales.

Durante muchos años se ha ignorado a las personas trabajadoras del hogar, ha sido una constante la discriminación que han sufrido, su labor siempre se ha caracterizado por la explotación, prejuicios e informalidad, pues hasta hoy y en pleno siglo XXI, siguen sin contar con los derechos básicos que tiene cualquier trabajador, como es el acceso a la seguridad social, a días de vacaciones, a primas vacacionales o aguinaldo.

Y lamentablemente no estamos hablando de un pequeño grupo de personas, según datos del Inegi, más de 2.2 millones de personas se dedican al trabajo doméstico, de las cuales, 90 por ciento son mujeres y un 10 por ciento son hombres, de ellos 1 de cada 3 pertenece a una comunidad indígena.

Como ciudadanos, como legisladores, debemos preguntarnos, ¿es válido que 2.2 millones de personas que trabajan no tengan estos derechos? Creo que no hay otra respuesta, la respuesta es no, no es válido.

Por eso la importancia del primer paso pues en diciembre del 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró que era inconstitucional que los patrones no estuvieran obligados a inscribir a las trabajadoras del hogar ante el Instituto Mexicano del Seguro Social. Por lo que en marzo del presente año, se inició el programa piloto para la inscripción ante dicho Instituto, hecho que en sí mismo fue un gran avance, pero se necesitaba más.

Es por ello la relevancia del Decreto que reforma la Ley Federal del Trabajo y la del Seguro Social que hoy estamos discutiendo, pues por fin le otorgaremos a este gran número de personas los beneficios a los que cualquier ser humano y cualquier trabajador tiene derecho, a un trabajo digno y bien remunerado.

El día de hoy lo reconocemos como una figura jurídica, como obligaciones, pero también con derechos, los dotaremos de las herramientas que como trabajadores deben de tener para defenderse en caso de que sus derechos les sean violados.

Es importante observar también que se vela por los derechos de las personas trabajadores del hogar, adolescentes, migrantes y embarazadas, en adelante, todas las personas que se dediquen a este oficio, estarán en igualdad de condiciones que cualquier otro trabajador, pues se realizará una puntual inspección de forma periódica por tratarse de grupos vulnerables y que merecen una mayor protección.

El día de hoy, por fin contarán con las prestaciones que todos los trabajadores tenemos, derechos, vacaciones, prima vacacional, pago de días de descanso, acceso obligatorio a la seguridad social y aguinaldo, pero lo más importante de esto es que dichas prestaciones constarán por escrito y con todo el respaldo legal para que realmente sean efectivas, así es que por los derechos laborales para las personas trabajadoras del hogar, el Senado el día de hoy les cumple.

Muchas gracias.

Y los invito a que todos nos sumemos para votar a favor del presente dictamen.

Buenas tardes.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador Ovidio Peralta Suárez.

Tiene la palabra la Senadora Josefina Vázquez Mota, del grupo parlamentario del PAN.

La Senadora Josefina Vázquez Mota: Muy buenas tardesseñora Presidenta, que amable.

¿Qué significa la palabra nana?

La palabra nana significa esta canción suave, que se canta a los niños para arrullarlos, la palabra nana también significa mamá y para muchísimos hogares significa aquella mujer que cuida con amor, aquella mujer que abraza a nuestros hijos o a nuestras hijas como si fuesen propios, aquella mujer gracias a la cual podemos estar aquí y construir muchos de nuestros sueños, es como un decir: conocí a mi nana o tienes una nana, y hablar de una nana es hablar de certeza, es hablar de un abrazo amoroso, es hablar de alguien que nos consuela cuando tal vez nadie más nos consuela, es saber que tenemos una compañía hoy y siempre.

Y hay quienes han tenido el privilegio de tener una nana muchos años, de crecer con ella y después volverla una amiga y compañera de vida.

Y hoy estamos aquí por estos millones de mujeres que muchas veces desde corta edad ingresan a nuestros hogares a desempeñar tareas, labores, trabajo y compromiso.

Hoy estamos aquí por una razón de justicia, estamos aquí porque de acuerdo al Inegi, como han dicho ya quienes me han antecedido, más de dos millones de personas se dedican a este trabajo del hogar, y nueve de cada diez son mujeres.

46 de cada 100 de las trabajadoras encuestadas han declarado a CONAPRED que trabajan más de ocho horas de las establecidas por la ley.

Y 16 por ciento señaló que trabaja no menos de 12 horas al día.

75 por ciento también afirmó que nunca le han aumentado el salario en su actual trabajo.

Y sólo un 57 por ciento recibe algún pago por concepto de aguinaldo.

12 por ciento fue víctima o supo de un acto de acoso a una compañera.

El 10 por ciento fue despedida por un embarazo sin poder tener protección alguna.

El 17 por ciento también fue acusada injustamente por robo o por un delito que no cometió.

El 16 por ciento fue víctima o supo de revisiones físicas a las pertenencias de sus compañeras.

Y el 14 por ciento víctimas de maltrato verbal, de gritos, de humillaciones y de maltrato.

Hablando de niñas y adolescentes que trabajan en esta labor, también celebro que quede prohibida la contratación para el trabajo del hogar de adolescentes, y en el caso que la trabajadora doméstica habite en el domicilio en donde realiza sus actividades y preste sus servicios, deberá garantizarse que el espacio donde ella viva, donde pernocte sea seguro.

Este es un gran paso, lo decía la Senadora Patricia Mercado y algunas y algunos otros Senadores, no tiene que ver con un acto de coacción, sino un acto de justicia al que nos debemos de sumar y convocarnos todas y todos nosotros, y millones de mexicanos también.

En este paso se va a garantizar el acceso a la seguridad social para las personas trabajadoras del hogar, en igualdad de condiciones que el resto de los trabajadores. Tendrán servicios médicos, hospitalarios, farmacéuticos, atención obstétrica, incapacidades, pensión por invalidez y vida, fondo para el retiro y prestaciones sociales.

De eso se trata, entre muchas otras cuestiones un acto de justicia es lo que hoy vamos a aprobar.

Quiero reconocer a las Senadoras y a los Senadores que han hecho posible llegar a este momento. Quiero reconocer su pasión, su trabajo, su generosidad para como bien señalaba la Senadora Xóchitl Gálvez, lograr acuerdos, acuerdos que requieren ceder, pero que hacen posible este dictamen.

Quiero agradecer y reconocer la trayectoria de varias y de varios de ustedes que durante años han luchado para que este momento sea posible.

Hoy queda en cada una y cada uno de nosotros la responsabilidad de hacer cumplir y hacer válida esta ley, en cada hogar y en cada una de nuestras familias.

Y quiero terminar mi intervención como empecé, con este significado de una palabra que se dice con frecuencia, pero de la cual olvidamos muchas veces su contenido y su gran significado.

Estos son dos párrafos de una canción maravillosa que dice: “Mamá te cantaba”.

“Mamá te cantaba la nana más bella, naciste de noche como las estrellas. Te quiero mi niño, mi dulce lucero, tú eres la estrellita más linda del cielo”.

Gracias a todas las nanas, a todas las mujeres que han abrazado con amor a las hijas y los hijos, que no siendo suyos los hacen propios, y que nos han ayudado a muchísimas de nosotras, y a muchos de nosotros a estar hoy aquí, a realizar nuestros sueños y a tener una vida de familia con más calidad, con más tranquilidad y con mayor paz también.

Ahora ha llegado el momento de ustedes, el momento de que ustedes también tengan certeza, también sean abrazadas con justicia y también hay que decirlo, con amor, con cariño, con respeto.

Muchas de nosotras no entenderíamos nuestra vida sin ustedes, sólo es posible haciéndolo juntas.

Enhorabuena.

Muchas felicidades, Senadoras y Senadores.

Buenas tardes, gracias señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Josefina Vázquez Mota.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Claudia Anaya, del grupo parlamentario del PRI.

La Senadora Claudia Edith Anaya Mota: Con su permiso, señora Presidenta.

Primero que nada quiero reconocer a todos y todas, quienes el día de hoy han estado participando de alguna u otra manera, algunos como promoventes, otros como dictaminadores y dictaminadoras, otros como impulsores de vida y de historia, a las organizaciones de la sociedad civil, pero todas y todos con ese gran compromiso de avanzar en temas de la igualdad, en temas de género, en temas de la paridad y en temas de más y mejores derechos para las trabajadoras del hogar.

En especial quiero reconocer a mi compañera Nuvia Mayorga, que estuvo en las dos dictaminaciones, y que estuvo muy pendiente en todo momento para darnos a conocer todos los avances en el grupo parlamentario, y que haya tenido toda esa paciencia, porque llegar a los acuerdos es complejo, y tú has tenido toda esa paciencia, Nuvia.

Gracias, de verdad por tu trabajo.

También quiero agradecerles a mujeres históricas que están el día de hoy con nosotros, y que han sido legisladoras y luchadoras por tanto tiempo, a Beatriz Paredes de mi grupo parlamentario; Josefina Vázquez Mota, del grupo parlamentario del PAN; Ifigenia Martínez y Patricia Mercado.

Gracias, porque mujeres como ustedes nos han abierto la puerta, nos han abierto camino, nos han inspirado y han hecho posible porque ustedes lo lograron y aún no habiendo cuotas, y no habiendo muchas mujeres que lucharan por esos derechos, lograron que hoy estuviéramos todas aquí para que juntas pudiéramos llegar a esta reforma en favor de los derechos de las trabajadoras del hogar.

Lo que no quiero es que alcemos las campanas al vuelo, porque me preocupa.

La semana pasada aprobamos la reforma educativa, y resulta que no hay presupuesto para imprimir los libros de texto.

Esta semana aprobamos aquí la reforma paridad en todo, que es una reforma constitucional, pero los fondos del programa PROEQUIDAD no han salido y no tienen convocatoria.

Los fondos de PAIMEF están recortados, los fondos de Coinversión para la Inclusión y el Bienestar Social ya no salieron este año.

El Programa Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras y sus lineamientos ya no salieron este año, los refugios para mujeres solamente han llegado al 70 por ciento de los refugios.

Entonces, no alcemos las campanas al vuelo. Lo cierto es que derechos sin presupuesto terminan siendo no derechos, y es importante que asumamos la responsabilidad de estar el día de hoy aquí, de ser la mitad, de ser la Legislatura de la paridad y que si en los próximos presupuestos no vuelve PRO EQUIDAD, no está completo el incremento para IMEF, no está de regreso Coinversión Social, no está de regreso el Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras o ver la manera en la que se va a fondear la educación inicial para que las mujeres podamos seguir saliendo a trabajar.

Sino está el presupuesto de Refugio de Mujeres y no está el recurso destinado para que en el Seguro Social se pueda dar la atención médica a todas las mujeres que van a ingresar con este nuevo derecho, que no se vaya a convertir todo en letra muerta. Esa es nuestra responsabilidad y quiero que la asumamos.

Está bien que reconozcamos que el día de hoy se está avanzando, está bien que reconozcamos todas esas batallas que hemos ido ganando poco a poco, pero está mejor todavía que veamos el reto mayúsculo que tenemos enfrente, el presupuesto.

El presupuesto para que todas estas buenas obras, para que todas estas buenas legislaciones se vean concretadas en una realidad, eso es lo que vamos a tener que impulsar desde aquí a la Cámara de Diputados, porque nosotros no vamos a aprobar el Presupuesto de Egresos, pero es bien importante que desde ahorita hagamos el pacto, que desde la Ley de Ingresos vaya implícito todo lo que se va a tener que considerar para que sea vertido en el presupuesto.

No queremos más simulación y no queremos solo buenos deseos en la legislación, queremos la adecuada y la correcta implementación. Con esta reforma, la de hoy en particular, vamos a reducir la rotación de personal que hay en el trabajo doméstico, lo vamos a reducir porque se iban porque no había derechos, no había prestaciones no había obligaciones del patrón para con ellas; si no hay manera de cuidarlas como ellas nos cuidan, ¿cómo esperábamos que se quedaran?

Qué bueno que estamos hoy cimentando las primeras piedras para que se queden, pero no dejemos de lado cuál es la responsabilidad pendiente, el presupuesto será una obligación de acompañamiento para nosotros en Cámara de Diputados.

Muchas gracias, compañeras y compañeros.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senadora Claudia Anaya.

Al no haber más oradoras ni oradores registrados, solicito a la Secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si se encuentra el asunto suficientemente discutido, en lo general.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si el asunto se encuentra suficientemente discutido en lo general. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se encuentra suficientemente discutido en lo general, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: En esa virtud, se abre el registro para reservar artículos o para presentar adiciones.

Informo a la Asamblea que quedaron reservados los siguientes artículos: por el Senador Omar Obed Maceda Luna, el 331 Bis, 331 Ter y el 542, así como los Artículos Transitorios Segundo, Tercero y Cuarto y propone la adición de un Artículo Quinto Transitorio.

En su participación hizo mención al respecto, por lo que para confirmar su dicho, les pido, por favor, sonido al escaño del Senador Obed Maceda Luna.

El Senador Omar Obed Maceda Luna: (Desde su escaño) Gracias, señora Presidenta, Mesa Directiva y compañeros en Pleno.

Efectivamente, en honor a la palabra en mi posicionamiento deseo retirar, para no empantanar esta reforma, retiro los artículos que había reservado para discusión.

Muchas gracias y quiero aprovechar para que no se quede en la foto, que no se quede en la celebración, que no se quede en las redes, en el twitter, en el face, que se vuelva a reunir la Comisión y que afinemos estos pequeños detalles que afuera hacen la diferencia.

Muchas gracias.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Gracias, Senador Maceda Luna.

En virtud de que fueron retiradas las reservadas presentadas, pregunto a ustedes si alguien más desea hacer alguna reserva.

¿Hay alguna Senadora o Senador que quiera presentar alguna reserva al dictamen?

Si no es así ábrase el sistema electrónico para recoger la votación nominal, en lo general y en lo particular, en un solo acto de los artículos 331, 331 Bis, 331 Ter, 332, 335 y 542 de la Ley Federal del Trabajo y, los Artículos Transitorios Segundo, Tercero y Cuarto del proyecto de Decreto en los términos del dictamen.

Háganse los avisos a que se refiere el artículo 38 del Reglamento para informar de la votación. Ábrase el sistema electrónico por tres minutos para recoger la votación nominal en los términos señalados.



La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: ¿Falta algún Senador o Senadora por emitir su voto? Sigue abierto el sistema.

Señor Presidente, conforme al registro electrónico, se emitieron 117 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
MARTÍ BATRES GUADARRAMA

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Senadoras y Senadores, quedan aprobados en lo general y en lo particular los artículos 331, 331 Bis, 331 Ter, 332, 335 y 542 de la Ley Federal del Trabajo; y los Artículos Transitorios Segundo, Tercero y Cuarto del proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Seguro Social, en materia de las personas trabajadoras del hogar en los términos del dictamen.

En consecuencia, queda aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Seguro Social, en materia de las personas trabajadoras del hogar. Se remite al Ejecutivo Federal para los efectos constitucionales.

¡Muchas felicitaciones a todas y todos, Senadoras y Senadores de los distintos grupos parlamentarios!

Ahora quiero solicitar su atención para una cuestión de técnica legislativa importante.

Como ustedes saben, con motivo de la reforma a diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 1° de mayo de 2019, entre ellas modificaciones a los artículos 5o., 49 y 336 del ordenamiento en referencia, que también forman parte del Decreto en materia de personas trabajadoras del hogar, es necesario realizar algunos ajustes de técnica legislativa a los artículos ya mencionados sin alterar en lo más mínimo el contenido aprobado por esta Asamblea.

Dichos ajustes son necesarios por lo siguiente:

Respecto del artículo 5o. debe eliminarse la última línea de puntos suspensivos, en razón de haberse suprimido su segundo párrafo, por la reforma del 1° de mayo.

Asimismo, se debe reflejar en las referencias correspondientes las fracciones XIV y XV también adicionadas por la reforma del 1° de mayo.

En cuanto hace al artículo 49 se debe incorporar al final de su texto dos líneas de puntos suspensivos, para reflejar los párrafos segundo y tercero vigentes, productos también de la reforma del 1° de mayo.

Respecto del artículo 336, derivado de la reforma del pasado 1° de mayo, el segundo párrafo quedó incorporado como la parte final del primer párrafo; sin embargo, el Decreto que se acaba de aprobar mantiene la indicación de ese como segundo párrafo.

Por tanto, el ajuste consiste en suprimir esa indicación y mantener los tres nuevos párrafos que se aprobaron.

Es importante hacer del conocimiento del Pleno que los ajustes anteriores no modifican ni contravienen en lo absoluto el fondo de la reforma del 1° de mayo ni la que se acaba de aprobar. Dichos ajustes solamente son de ubicación o de eliminación de puntos suspensivos necesarios y obligados para hacer compatibles técnicamente ambas reformas.

A su vez tampoco implica modificaciones al proyecto enviado por la Colegisladora que significa una violación al proceso legislativo al tratarse de contenidos que fueron aprobados previamente por ambas Cámaras y recaen únicamente en una cuestión estrictamente de técnica legislativa.

No obstante ser exclusivamente de técnica legislativa, quiero solicitar a la Secretaría que consulte a la Asamblea, en votación económica, si autoriza que estas modificaciones de técnica legislativa, que he descrito, sean aplicadas por esta Mesa Directiva, en el momento en que se proceda a dar el paso siguiente para la entrega al Ejecutivo Federal de la reforma aprobada el día de hoy.

Consulte la Secretaría.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se autoriza las modificaciones de técnica legislativa mencionadas por el Presidente. Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Sí se autoriza, señor Presidente.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Muchas gracias. En consecuencia, de consuno las Secretarías Parlamentarias de ambas Cámaras aplicarán las modificaciones de técnica legislativa referidas al Decreto que debe de ser aprobado por este Pleno, en materia de derechos de personas trabajadoras del hogar, y de esta manera podrá enviarse lo más pronto posible al Ejecutivo Federal.

Honorable Asamblea: Simplemente termino informando que debe destacarse que la reforma que acabamos de aprobar otorgará seguridad jurídica a las personas trabajadoras del hogar, en particular por lo que en esta reforma establece para este grupo de personas como beneficiarias del aseguramiento del régimen obligatorio en materia de seguridad social.

Aunado a lo anterior, se otorga certeza jurídica a la relación de trabajo al incorporarse la obligación de fijarse mediante contrato por escrito dicha relación de trabajo, incluyendo un mínimo de requisitos entre los que se destaca la vigencia del contrato, las horas de trabajo, la remuneración y un conjunto de prestaciones adicionales en beneficio de las personas trabajadoras del hogar.

Asimismo, el reconocimiento de prestaciones como lo son: vacaciones, pago de días de descanso, aguinaldo, alimentación y en general cualquier otra prestación que las partes acuerden.

Finalmente, cabe destacar el reconocimiento para la inspección de trabajo de manera especial para personas trabajadoras del hogar migrantes, las que pertenezcan a algún grupo vulnerable y de menores de 18 años de edad.

Continúe la Secretaría con los asuntos de la agenda.

La Secretaria Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: Se han agotado los asuntos de la agenda.

El Presidente Senador Martí Batres Guadarrama: Senadoras y Senadores, terminamos esta sesión con mucha satisfacción.

Quiero, a nombre de la Mesa Directiva, hacer un amplio reconocimiento a las Senadoras y Senadores de todos los grupos parlamentarios y a quien no pertenece a un grupo parlamentario, por el esfuerzo realizado para llegar a estos consensos que hacen de esta sesión una sesión histórica en la conquista de derechos y en la lucha por la igualdad.

Muchas gracias a todas y todos.






CITA

Se cita a la siguiente sesión extraordinaria a realizarse el día jueves 16 de mayo a las 11:00 horas.

Se levanta la sesión.

(Se levantó la sesión a las 18:32 horas)

Directorio

DIARIO DE LOS DEBATES
de la Cámara de Senadores del Congreso
de los Estados Unidos Mexicanos

Av. Paseo de la Reforma 135,
Colonia Tabacalera, Alcaldía Cuauhtémoc,
Ciudad de México

Teléfonos: 53-45-30-00
Exts. 5405/5406

Internet: http://www.senado.gob.mx

Este Diario de los Debates es preliminar y de carácter informativo, como tal, carece de valor oficial.





 
SUMARIO






PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN DIVERSOS ARTÍCULOS DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, EN MATERIA DE PARIDAD DE GÉNERO

(Dictamen de segunda lectura)

Se le dispensa la segunda lectura y se aprueba el dictamen suscrito por las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; Para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos.

Para presentar el dictamen, intervienen los Senadores Martha Lucía Micher Camarena, a nombre de la Comisión Para la Igualdad de Género; Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, a nombre de la Comisión de Puntos Constitucionales; y Manuel Añorve Baños, a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos.

Para presentar el posicionamiento de su grupo parlamentario, intervienen las Senadoras Sasil De León Villard, del PES; María Leonor Noyola Cervantes, del PRD; Gabriela Benavides Cobos, del PVEM; Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre, del PT; Indira Kempis Martínez, de Movimiento Ciudadano; Nuvia Magdalena Mayorga Delgado, del PRI; Kenia López Rabadán, del PAN; y Bertha Alicia Caraveo Camarena, del Partido Morena.
Para su discusión en lo general, intervienen los Senadores Emilio Álvarez Icaza Longoria, Josefina Vázquez Mota, Verónica Martínez García, Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, Gina Andrea Cruz Blackledge, Rocío Adriana Abreu Artiñano, Freyda Marybel Villegas Canché, Patricia Mercado, Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, Miguel Ángel Mancera Espinosa, Martha Cecilia Márquez Alvarado, Minerva Citlalli Hernández Mora, Nestora Salgado García, Verónica Delgadillo García, José Narro Céspedes, Martha Guerrero Sánchez, Jesús Lucía Trasviña Waldenrath, Verónica Noemí Camino Farjat y Blanca Estela Piña Gudiño.

Los Senadores Ricardo Monreal Ávila, Mauricio Kuri González, Miguel Ángel Osorio Chong, Dante Delgado, Eduardo Enrique Murat Hinojosa y Miguel Ángel Mancera Espinosa, retiran las reservas al proyecto de Decreto. Se insertan las reservas para efecto de referencia histórica de la discusión.

Se aprueba en lo general y en lo particular el proyecto de Decreto por el que se reforman diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de paridad de género. Se remite a la Cámara de Diputados.

DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO Y DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL, EN MATERIA DE PERSONAS TRABAJADORAS DEL HOGAR

(Dictamen de segunda lectura)

Se le dispensa la segunda lectura y se aprueba el dictamen suscrito por las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social; Para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos, Primera.

Para presentar el dictamen, intervienen los Senadores Napoleón Gómez Urrutia, a nombre de la Comisión de Trabajo y Previsión Social; Martha Lucía Micher Camarena, a nombre de la Comisión Para la Igualdad de Género; y Mayuli Latifa Martínez Simón, a nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera.

Para presentar la posición de su grupo parlamentario, intervienen los Senadores Katia Elizabeth Ávila Vázquez, del PES; Omar Obed Maceda Luna, del PRD; Gabriela Benavides Cobos, del PVEM; Miguel Ángel Lucero Olivas, del PT; Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano; Nuvia Magdalena Mayorga Delgado, del PRI; Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, del PAN; y Minerva Citlalli Hernández Mora, del Partido Morena.

Para su discusión en lo general, intervienen los Senadores Ovidio Salvador Peralta Suárez, Josefina Vázquez Mota y Claudia Edith Anaya Mota.

Se aprueba en lo general y en lo particular el Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de la Ley del Seguro Social, en materia de personas trabajadoras del hogar. Se remite al Ejecutivo Federal.

El Presidente de la Mesa Directiva informa a la Asamblea que, con motivo de la aprobación de la reforma a diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 1 de mayo de 2019, de entre ellas los artículos 5o., 49 y 336 del ordenamiento en referencia, que también forman parte del Decreto en materia de personas trabajadoras del hogar, por tanto, es necesario realizar algunos ajustes de técnica legislativa a los artículos mencionados. Se autorizan las modificaciones de técnica legislativa.


Portal de Accesso